Fecha: 30-10-16

*El Entramado de César Duarte Jáquez.

*Nadia Chávez, pide bajar su foto.

*Otra burda lambisconería de El Heraldo.

*Las ejecuciones laceran gobierno de Corral.

Por: Juan ANTONIO TORRES
 
 


 

El ex gobernador de Chihuahua, César Horacio Duarte Jáquez, por fortuna, ya no está en el ejercicio del poder, desde el cual hizo mucho daño a los chihuahuenses. ¿Pero cómo le hizo para poder robar a manos llenas, como ninguno de sus predecesores lo había hecho?

Hábil, manipulador, mitómano, ególatra, se tuvo que valer de gente sin escrúpulos que comulgaran con su filosofía de “acabar con todo lo que se les pusiera enfrente” No dejar títere con cabeza.

Más allá, de que fueran sus paisanos, lo importante es que anduvieran como los fenicios, con una mano adelante, y la otra atrás. Es decir, que estuvieran con la ingente necesidad, no de servir a los demás, sino servirse con la cuchara grande. De pegarle al presupuesto, con todos los dientes, y con todos los parientes.

Duarte, quien mucho antes de volverse un hombre rico, vivió mucho tiempo “de grapa” en las instalaciones de lo que fue la CNC, por qué no tenía para pagar la renta de una casa, o un departamento; el mismo que tuvo que vender carros para subsistir en Ciudad Juárez, y quien vivió en unión libre, en aquella frontera, en amasiato, con un extinto colega-, Gabriel Villanueva Jurado, también parralense-, quien presuntamente murió de sida, antes de casarse con Berthita.

Cuando fue ungido jefe del Ejecutivo estatal en el 2010, diseñó un entramado de por lo menos 40 testaferros, entre familiares, de él, y de su esposa, amigos, para desfalcar a Chihuahua, a tal grado de heredarle una monstruosa deuda pública que hoy rebasa los 50 mil millones de pesos, hipotecar las finanzas estatales por varias generaciones, empero, paradójicamente, su riqueza se volvió grosera, un insulto, al igual que la de sus principales compinches, quienes no hallaban como sacudirse la polilla, hasta que se sacaron “la lotería, pegándosele “al Gordo”

Así pues, se hizo de los servicios de hombres y mujeres, que fueran acorde con “su perfil”, que no tuvieran escrúpulos para atracar el erario estatal. Los hombres de preferencia, menores de 40 años, y carismáticos, “para cuando la hormona del ex inquilino del palacio se alocará”. No todos, por supuesto. Los efebos, eran pocos, pero seleccionados por “César el Pomadoso”

De esa monumental deuda, ¿cuantos miles de millones de pesos, fueron a parar a sus cuentas personales, que le permitieron hacerse de un sinnúmero de ranchos, que Duarte, llamó “potreros”. Amén de propiedades por doquier. Lo mismo en Parral, que en Balleza, Ciudad Juárez, la Ciudad de México, Cancún, etc.

La esposa del ex gobernador, Bertha Gómez, quien vendía dulces en las calles empedradas de Parral, antes de desposarse con Duarte Jáquez, tuvo también una participación definitiva en los turbios negocios de su esposo, en el entramado que tejió a lo largo de seis años, para tener una red de corrupción, y lavado de dinero, con recursos provenientes del narco, en el que están involucrados muchos ex funcionarios del gobierno del estado, y hasta periodistas, que hoy en día, son “prestanombres” del ballezano, entre los que sobresalen, los ex  secretarios, de Finanzas, Jaime Herrera Corral, el ex secretario de Gobierno, Raymundo Romero, el ex titular de la Fiscalía, Jorge González Nicolás; Pedro Hernández Flores, ex titular de la Secretaria de Salud, de Obras Públicas, Eduardo Esperón,  de Desarrollo Urbano, Maurilio Ocho Millán, de Educación, Ricardo Yáñez Herrera, el ex director de Administración, Gerardo Villegas; el ex secretario de Economía, Manuel Russek; el ex secretario particular del despacho del gobernador, Rafael Servando Portillo; el todavía titular de la Auditoria Superior del Estado, Jesús Esparza Flores; el ex secretario de Desarrollo Rural, Lionel de la Rosa, el ex coordinador de la fracción priista en el Congreso, Rodrigo de la Rosa; los ex presidentes municipales de Juárez, Enrique Serrano, Javier Garfio, de Chihuahua, sin olvidar a sus hermanos, “el académico”,  Crescenciano, Chanín; Ricardo, el  todavía rector de la Universidad Autónoma de Ciudad Juárez; los primos hermanos, Horacio y Sergio Jurado, Joel Sandoval Tarín, así como sus sobrinos, el cocainómano, Antonio Tarín; Alonso Duarte, el diputado federal, Carlos Gerardo Hermosillo Arteaga, y la legisladora local, Karina Velázquez, entre otros.

Los anteriores nombres no son todos. Si no hay por lo menos otros 25 turbios personeros que se hicieron de muchos billetes a lo largo de seis años, o menos, que, por ahora, andan como los avestruces, con la cabeza en la tierra, para que no se les vaya a mochar, la administración panista, de Javier Corral, que los trae en “la mira”, por todo lo que se robaron.

¿Cuántos de los funcionarios de primer nivel y segundo nivel que estuvieron con César Duarte, irán a parar en la cárcel? Como ocurrió con los casos de otros ex gobernadores pillos, como fueron los casos de Humberto Moreira, de Coahuila; Luis Armando Reynoso Femat, de Aguascalientes; de Guillermo Padrés, de Sonora y de Javier Duarte de Ochoa, de Veracruz.

César Duarte, quien enfrenta denuncias penales diversas, por peculado, por malversación de fondos, por sus nexos con el crimen organizado, de donde se sabe, hizo su mayor fortuna, aseguraba pocos días antes de abandonar el cargo de gobernador que “sus adversarios políticos no lo verían en la cárcel” pese a que es un clamor generalizado, a lo largo y ancho del vasto territorio chihuahuense.

También presumía, que su conciencia, “estaba más que tranquila”, y una prueba de ello, es que se iría a vivir a Parral, donde invitaría a sus paisanos a tomarse una taza de café”. Lo cierto es que apenas, se terminó su mandato, voló a la capital del país, para enterarse de su asunto y cabildear que, “no lo vayan a entambar” por todos los delitos que le acusa. Que no son pocos.

ENRIQUE OCHOA REZA

Han transcurrido 26 días desde que dejó la gubernatura, Duarte, y el propio líder del CEN del PRI, Enrique Ochoa Reza, se comprometió a que a que la Comisión Nacional de Justicia Partidaria, resolverá antes de que concluya el año, los casos de los ex gobernadores de Chihuahua, César Duarte y de Roberto Borge, de Quintana Roo, como ocurrió con, Javier Duarte de Ochoa.

Lo cierto es que el ex mandatario de Chihuahua, se sabe que se mantiene en la capital del país, en la expectativa de que arrecie el aguacero en su contra, una vez que la administración panista de Javier Corral le saque sus trapitos al sol, este próximo 4 de noviembre, según lo han anunciado a la prensa.

La PGR, que hoy encabeza el ex senador, Raúl Cervantes Andrade, deberá de dar una respuesta más que contundente a todas las acusaciones que se han levantado en contra del ex gobernador y de sus principales ex colaboradores, que han hecho mutis, sin exhibirse mucho.

Ex funcionarios del primer círculo del ex mandatario estatal, se sabe que se mantienen en contacto con Duarte, en espera de “instrucciones” una vez que “el fuego amigo” de los panistas lo empiece a cuestionar, por lo que hizo, y por lo que no hizo. Una fuente, que pidió no dar a conocer su identidad, nos reveló que el ballezano ha intentado por todos los medios un acercamiento con “su amigo” Enrique Peña Nieto, para que “no lo dejen morir” ahora que ya no es nadie, más que un cuestionadísimo ex gobernador, pero para su desgracia, no lo ha logrado.

Al ex gobernador se le vino la noche, o se le apagó su estrella, pues primero entregó la gubernatura el pasado 5 de junio ante su acérrimo enemigo, Javier Corral del PAN, y luego, dos meses y medio después, se le murió, su adorado, “Divo de Juárez”, Juan Gabriel, con quien se sabía, vivía “una intensa relación, y no necesariamente como amigos, sino como algo más”. Se querían de verdad, así le pesara a su esposa, Bertha Olga Gómez Fong, de quien se sabe, ya viven “una relación de apariencia”. Pero nada más.

Debe resultar muy pesado, para un personaje tan lúgubre como César Duarte, transitar ya sin poder. Sin lograr ser un funcionario del equipo de Peña Nieto, cuando presumía, que una vez concluida su gestión, se integraría en una secretaría de Estado, en la que apuntaba directamente, la Secretaria de Gobernación, donde todavía hoy despacha, su enemigo, Miguel Osorio Chong. Y otras más, dada “la cercanía del entonces gobernador con el ex gobernador del Estado de México.

¿Cuándo empezaran a tenderle el cerco de vigilancia al ex mandatario de Chihuahua, para que no huya, como ya lo hicieron, sus ex colegas, Javier Duarte y Guillermo Padrés, ex mandatarios de Veracruz y Sonora, respectivamente?

Las tropelías, los latrocinios, los trastupijes cometidos por Duarte y sus cómplices son demasiados como para dejarlos en la total impunidad. Los casos con pelos y señales, desde esta columna los hemos señalando. Amén del desplegado que publicamos el 1 de octubre del 2014, en el periódico El Universal, a plana completa. Independientemente de lo que ha hecho por su lado, el respetado activista, Jaime García Chávez, y desde luego, Javier Corral, primero como senador, y luego ya al frente del Ejecutivo del estado.

Yo si lo veo en la cárcel. Creo que muchos comparten mi visión.

Obvio que otros colegas, como Antonio Payán- uno de los prestanombres favoritos del ex gobernador- no comparten mi opinión, como tampoco lo harán, Felipe Fierro, Osvaldo Salvador, Edgar Prado, César Cruz, por citar algunos.

¿Serán todos los nombres que hemos citado?, o ¿Se nos escapan algunos? Es probable, pues la podredumbre y la corrupción brotaba de todos lados.

Como luego se dice, “al más pelón, le arrastraba el copete” sin alusión a la calvicie de los Duarte, más que visible desde cualquier ángulo que se les viera.

El imaginario pensante, clama ¡Justicia! Ante tanto atraco de los Duarte. El inquilino de Los Pinos, Enrique Peña Nieto, quien impuso al ex gobernador, tiene la palabra. De él, depende, que el PRI, enderece el barco o no.

Pero esto lo logrará si clava en Puente Grande, o en El Altiplano, a sus ex amigos, que le salieron más pillos, que un asaltante de la alta escuela.... Al tiempo.

POSDATA.

Apunte, usted el siguiente dato: Los priistas de Chihuahua, no le permitirán a Enrique Ochoa, que César Duarte pretenda dejar al frente del tricolor estatal a ningún duartista. Que quien sustituya a Guillermo Dowell, sea de cualquier otro grupo, pero menos del equipo del ballezano. Pues ya no soportan los fétidos olores que despiden los adoradores del ex mandatario de Chihuahua. Ya están hartos de tanta putrefacción que emana de CDJ.

JAVIER HORACIO CONTRERAS OROZCO

Para que vea usted, hasta donde está de entregado, de servil, El Heraldo de Chihuahua, por la causa de su gran mecenas, el ex gobernador, César Duarte Jáquez, la columna Ráfagas del pasado viernes 28 del presente mes, nos da una muestra más del entreguismo grotesco, burdo que, exhiben los que editan este matutino, que desde luego que no es de gratis, sino a cambio de muchos millones de pesos que les repartió el delincuente más grande que hemos tenido los chihuahuenses, en el sexenio pasado.

Dice la columna en su encabezado:

“Duarte, con “abogado” en la PGR.

El texto, muestra de cuerpo entero, como se las gasta, el Doctor, Javier Contreras Orozco, con tal de quedar bien con el indiciado ex mandatario de Chihuahua, César Duarte.

ABOGADO. “La cercanía del ex gobernador, con el recién nombrado procurador general de la República, Raúl Cervantes Andrade, extraído del Senado de la República, igual que su antecesora, Arely Gómez, cayó de perlas, a quienes no dudan que el ballezano, aun tiene vida política por delante, y no esta como creen algunos todavía, con un pie en la prisión, tal como lo prometió su sucesor panista, Javier Corral Jurado.

ABOGADO I. La denuncia del activista, Jaime García Chávez, del 23 de septiembre del 2014, ante la PGR, dicen, estaba a un paso de ser archivada y con la llegada de Cervantes, todo apunta a que le dará el empujón que le falta, pues para quedarse en el cajón. Los duartistas, dirán por improcedente, los demás que es debido a que la PGR, es parte de la corrupción política que denuncia.

CERCANÍA. Pero lo que estale plenamente confirmado, es que el senador con licencia, ahora titular de la PGR, tuvo conocimiento de la denuncia por el propio Duarte Jáquez, cuando este era gobernador y lo veía en el Senado. Pero además conoció la denuncia como abogado a través de otro litigante, Ricardo Sánchez Reyes Retana, según el propio, García Chávez, quien ayer dijo que Cervantes, pudo ser asesor del mismo acusado y ahora sería juez y parte”.

Hasta ahí, la cita de la columna.

Mueve a muchas cosas, lo que se escribe mi estimado colega, David Piñón, Balderrama, jefe de información del citado matutino y encargado de la citada columna. Pero no a credibilidad. Eso es definitivo.

Es un hecho, que Raúl Cervantes, el flamante abogado de los mexicanos por los próximos 9 años, si algo tendrá que generar hacia el imaginario pensante es independencia del poder del Ejecutivo Federal, con más razón hacia los ex gobernadores que hoy están en la picota, como los Sonora, Guillermo Padrés; de Veracruz, Javier Duarte; Quintana Roo, Roberto Borge, y sin olvidar a nuestro querido hampón, César Duarte.

Qué fácil, es dar por sentadas las cosas. Suena absurdo, que el abogado, Raúl Cervantes, quien fue vetado en su intentona de convertirse en Magistrado de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, hoy ponga en tela de duda su llegada a la PGR, y salga presuntamente a defender lo indefendible.

Yo hasta ahora no he sabido de que Cervantes Andrade vaya a decir todo lo contrario a lo que piensan, saben y claman los chihuahuenses bien nacidos, más allá de su color partidario:

La cárcel para el ballezano y sus compinches.

Obvio, que “los duartistas puros” entre los cuales la mayoría laboran en el periódico propiedad de los Vázquez Raña, hacen votos, y le rezan a San Judas Tadeo, para que César Duarte, evada la acción justiciera, por todas las tropelías cometidas en el ejercicio del poder, en el cual para nadie. es un secreto que se excedió, como nadie antes lo había hecho.

El encarcelamiento de varios de los ex gobernadores, es uno de los factores importantes para que el priista, Enrique Peña Nieto, logre algo de credibilidad entre el electorado mexicano, que ve hoy, sino no con los mejores ojos, la posibilidad de que Andrés Manuel López Obrador, sea el próximo presidente de este país, antes que cualquier otro priista, así sea, Miguel Osorio Chong, o José Antonio Meade.

Raúl Cervantes, sabe que tendrá presiones, muchas presiones para que no proceda, no solo contra César Duarte, sino contra otros más, que andan ya en calidad de prófugos de la justicia. Pronto, Duarte Jáquez, y sus secuaces, andarán a salto de mata, después de todo lo que atracaron, no con una mano, sino con las dos....

¿Sabrá, el “laureado” Doctor, Javier Contreras Orozco, que El Heraldo de Chihuahua, acusa un severo desprestigio por su lambisconería, y que si de algo carece es de credibilidad, y que, si lo compran los lectores, es por costumbre y por el aviso clasificado, pero no necesariamente por ser un medio serio y respetable?

Salvo que yo sea un perfecto ignorante, de lo que veo, lo que escucho y lo que sé… y lo que he aprendido.

NADIA CHAVEZ MANUEL RUSSEK

Nadia Chávez, la amasia del ex secretario de Economía, Manuel Enrique Russek Valles, utilizó a un colega periodista de Ciudad Juárez, Manuel del Castillo, quien se tomó la molestia de marcarme de su celular- 656- 215- 0157- el pasado miércoles, para pedirnos que bajáramos de nuestra página su imagen, donde aparece por demás sonriente. Con tono amable, Del Castillo, me solicitó que, si podía quitar la foto de Nadia, por petición de la aludida. Le respondí que no lo podía hacer, porqué de inmediato se prestaría a que era una mentira lo que había publicado, que tuve miedo, o simplemente a que llegué a un acuerdo económico. Le dije que, si quería desmentirme, lo hiciera ella, o él mismo. “No hay nada que refutar a lo escrito”, respondió. Pero me adelantó que me quería ver este viernes, o sea ayer. No ocurrió nada. Lamentable, que esta dama oriunda del municipio serrano de Madera, primero ande entregando las posaderas, por no llamarle de otra forma, y luego, no quiera que trasciendan las cosas, cuando era un secreto, como ella y su hermano, César, hacían lo que querían en la citada dependencia, porque simple y llanamente, Manuelito, su sacrosanto jefe, padre de su criatura, Manuel Elías Russek Chávez, nunca la pudo poner en su lugar. Por cierto, luego de que dimos a conocer los líos de faldas de Russek, de inmediato, al día siguiente, el perfil de Facebook de Nadia Chávez, desapareció. Se lo tragó la tierra. Aun así, estamos reuniendo más datos para dar a conocer la bragueta suelta de Manuel Russek y su amorcito serranito. Por lo pronto, los tres vástagos del matrimonio del tricolor, Manuel Russek y la panista, Adriana Mesta, ya tienen un nuevo hermanito. Si lo sabe El Altísimo, que lo sepa el mundo. Además ¿qué culpa tiene esta criatura de las calenturas de sus progenitores?

Si algún arcángel tiene en su cabecera, el indiciado, César Duarte, es Emilio Gamboa Patrón, el coordinador de la bancada priista en el Senado de la República, quien se sabe de buena fuente, presionó hasta donde pudo, para que la ex procuradora de la PGR, Arely Gómez, le diera carpetazo al voluminoso y negro expediente del ex gobernador de Chihuahua. Y es que, por si usted caro leyente no lo sabía, si alguien está metido hasta el tuétano en el asunto de las medicinas de Chihuahua, es justamente, el yucateco, quien contaba como aliados al hampón de Pedro Hernández Flores, ex secretario de Salud de la pasada administración, y desde luego al ex inquilino del palacio de gobierno. Una putrefacta sociedad de la cual pronto se darán a conocer muchas cosas. Al tiempo.

El contexto de violencia, ejecuciones, levantones, asaltos a mano armada, que están asolando una vez más, no solo a las urbes más importantes de la entidad- Ciudad Juárez y Chihuahua- sino a los municipios medianos, pequeños, y no se diga, los de la sierra, que están dando a conocer los medios de comunicación;  impresos, radio, televisión, páginas digitales, como sus notas más destacadas en las portadas o para abrir sus espacios noticiosos, le están generando una pésima imagen al gobierno del panista, Javier Corral. Lo mediático se lo está llevando la inseguridad. Y eso va a gravitar en serio en contra del nuevo régimen. Peor todavía, cuando los nuevos encargados de velar por la tranquilidad de los chihuahuenses, no tienen los conocimientos, mucho menos el oficio para saber capotear el temporal, que, por desgracia, amenaza con arreciar. El Fiscal, César Augusto Peniche, se ve novato, bisoño. No se le ve el empaque de un policía duro, un investigador ducho.

CESAR AUGUSTO PENICHE

Su lenguaje corporal no genera buenas lecturas. En el caso de Javier Benavides, jefe de la policía operativa, de entrada, ha sido duramente cuestionado, por sus antecedentes de arbitrario, y no nada más de eso, sino de estar enchufado con los malosos. Difícil que Corral Jurado, vaya a revertir la percepción social que, se empieza a generar bajo el firmamento de Chihuahua. Ominoso se ve el futuro de la lupa social, de seguir las cosas como van. Pues los chihuahuenses dejarán de clamar cárcel para el ex mandatario estatal, César Duarte y le exigirán a su sucesor, sosiego, paz, tranquilidad al nuevo gobierno. Paradójico, pero el mejor aliado de César Duarte, es la violencia, es el factor inseguridad…

JAVIER BENAVIDES

Que, para desgracia, aflora hoy, con toda su virulencia, ahora que los medios de comunicación no están “atendidos” por los recursos millonarios del gobierno del Estado... A ver cuánto aguanta con esta forma de hacer política, Corral Jurado. Así como se están dando las cosas, no se necesita ser adivino para pronosticar que le puede ocurrir lo que a Francisco Barrio. Que llegó a la gubernatura, pero ya después ya no ganó nada. Fue flor de un día. Debut y despedida. Los priistas le apuestan a que la violencia acabe con el enorme capital político de Javier en el menor tiempo posible. Lo que los votos no pudieron darle al tricolor.

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016
visivatek

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio