free responsive web templates
Mobirise

30-09-2019


*Javier Corral Jurado: 3 años después, Chihuahua un lastre, una involución, un retroceso sin precedente.
*Yeidckol Polevnsky y sus amistades turbias.
*¿En qué posición quedara Marco Quezada en las encuestas? 

Juan Antonio TORRES

Mobirise
 

JAVIER CORRAL JURADO

                                        “Como pasa el tiempo”….diría el clásico.

                                         Y no es más que la pura verdad. El inexorable paso del tiempo, que nada, ni nadie lo detiene.

                                        Este jueves 3 de octubre, el gobernador de ascendencia panista, Javier Corral Jurado, cumplirá 3 años en el ejercicio de su mandato constitucional como titular del Ejecutivo estatal. Que hay que subrayarlo con todas sus letras, ganó de manera legítima, contunde y transparente en los comicios constitucionales del 2016.

                                        El segundo mandatario de ascendencia blanquiazul, en la historia de Chihuahua, después de Francisco Javier Barrio Terrazas, dentro de cuatro días, debería de estar rindiendo su tercer o firme de labores, frente a sus conciudadanos que le confiaron mayoritariamente su sufragio, hartos del putrefacto régimen de su antecesor, el priista, oriundo de Hidalgo del Parral, César Horacio Duarte Jáquez, quien aprovechándose de su privilegiado encargo amasó una fortuna, en complicidad con muchos de sus ex colaboradores de primer nivel, que le provocarían que se levantaran en su contra hasta hoy, más de 15 averiguaciones penales por delitos del fuero común y federal.

                                             Javier Corral, hoy apodado El Talegas, dados sus gustos y sus hobbies, por la frivolidad y la bohemia, prometió el oro y el cielo.

                                             Por principio, prometió hasta decir ;basta! Que su predecesor-César Duarte- a quien bautizaría como “un vulgar ladrón” lo llevaría ante la justicia, una vez que tuviera las tiendas del poder en sus manos. Lo dijo cientos de veces, en cuanto lugar y evento se pudo. Lo mismo en los más variados puntos de la geografía de la vasta entidad, que en otras latitudes del territorio nacional, para darse “baños de un paladín justiciero” y que lo observarán propios y extraños como un virtual precandidato presidencial que no se detendría ante ningún ex funcionario corrupto.

                                              Por supuesto del PRI.

                                              A los de su administración, en el devenir de su gobierno por supuesto, que protegería con la reconocida cobija de la impunidad.

                                              Cayó en una verborrea grotesca, que sus conciudadanos ya no sólo sus correligionarios, sino los militantes y los simpatizantes de otros credos políticos, terminaron por hartarse de tanta palabrería sin ningún sustento apegado a la realidad.

                                              Dijo en su toma de protesta, que sería muy respetuoso de la división de poderes, que no caería en los evidentes excesos de su antecesor, en las otras instancias del poder, y no sólo se entrometió en los otros espacios de autoridad, sino que rebasó lo que había hecho Duarte, en el Congreso del Estado, en el Instituto Chihuahuense de Transparencia y Acceso a la Información- Ichitaip- en la Auditotia Superior del Estado de Chihuahua, no se diga en el Supremo Tribunal de Justicia en el Estado, y en su principal, apéndice, la Judicatura, donde se voló literalmente la barda, imponiendo a un figura tan cuestionada, tan truculenta, como Luz Estela Castro, identificada por muchos, como Lucha Castro, con antecedentes tan negros, como los de muchos delincuentes del crimen organizado.

Mobirise
 

CESAR HORACIO DUARTE JAQUEZ

                                Ofreció, en su toma de posesión, que la violencia y la inseguridad, no volverían a ser un tema preocupante, mucho menos un flagelo en contra de los chihuahuenses. No sólo no cumplió con su promesa, sino que estamos quizás como en los peores tiempos del sexenio del priista, José Reyes Baeza.

                               Pero, si en el neurálgico tema de la inseguridad, las ejecuciones y los levanta o es no ha cumplido, mucho menos lo ha hecho, en rubros tan sentidos como la educación, la salud y en el rubro de la obra pública.

                                Está más que reprobado, en la mayoría de los rubros medulares de la actual administración estatal, a tal punto que está ubicado entre los 6 peores gobernadores del país, como Silvano Aureoles de Michoacán; Héctor Astudillo de Guerrero; Alfredo del Mazo, del Edomex; Francisco Vega de la Madrid de Baja California y Jaime Rodríguez, El Bronco de Nuevo León, y obvio, nuestro ínclito, Javier Corral, aunque haya agencias de consultoría como Massive Caller, que digan, lo contrario, y que lo ubiquen como un gobernante ejemplar.

                                   Prometió que sería muy respetuoso de los medios de comunicación, y desde luego de los periodistas, a los que más temprano que tarde, los etiquetó en su gran mayoría como duartistas, porqué lo habían atacado incesantemente cuando era candidato al gobierno de Chihuahua, siguiendo la línea que se les marcaba desde el palacio de gobierno, en el régimen de Duarte Jáquez.

                                  Pero, todavía no aparecía su verdadera personalidad en lo que tiene que ver con sus fobias con los medios y los reporteros o periodistas. Hasta hace apenas unos dos meses, cuando empezó a amenaza a los medios críticos, como el portal, La Opción, del colega, Osbaldo Salvador Ang, y apenas hace unos días, a la cadena de los Diarios, de Osvaldo Rodriguez Borunda, con demandarlos penalmente, exhibiendo una visceralidad que no se le vio a César Duarte, ni a Reyes Baeza, en sus respectivos ejercicios de gobierno.

                               El Talegas, quien se presumió como “el primer periodista” que asumía tan privilegiado puesto, cuando en los hechos, nunca fungió como tal, porqué siempre fue un simple editorialista, y no un reportero que cubriera las fuentes policiacas, o del gobierno, o de los partidos políticos, como lo tuvimos que hacer los que así iniciamos en esta maravillosa profesión.

                               Tan malo ha sido su gobierno, que no pocos, se atreven a ubicarlo como el peor de todos, en los últimos 50 años.

                               A César Duarte, se le puede identificar como el más ladrón de todos, sin duda, pero al de su sucesor, no hay la menor duda que se le ubique como el régimen de un gobernante INEPTO, quien creyó que ser gobernador era nada más meter a su predecesor a la cárcel, “y ya” porqué a sus más íntimos- no confundirlos con sus perros y sus gatos- les ha dicho, con todas sus letras; a mi este jale no me gusta” salvo viajar a diestra y siniestra a la capital del país, utilizando las aeronaves que había jurado las vendería, para darle credibilidad a su plan de autoridad, que solo se quedo en la narrativa palaciega. Una burda mentira, de El Talegas.


Mobirise
 

YEIDCKOL POLEVNSKYGURWITZ

                          No debemos dejar de puntualizar que el equipo de colaboradores del que se hizo acompañar, antes de llegar a cumplir los dos años, les tuvo que pedir la renuncia por qué nomas nunca pudieron con la responsabilidad de logra buenos resultados.

                          Prueba de ello, es que en su primer examen electoral, en la selecciones federales del 2018, el voto de castigo por parte de los ciudadanos no se hizo esperar y la derrota electoral fue demoledora tanto así que perdió literalmente todo, salvo la capital del estado por qué la alcaldesa de Chihuahua, María Eugenia Campos, logró la reelección, al igual que la mayoría de los candidatos diputados locales y federales por la capital del país.

                         Empero, el resto de los candidatos identificados con El Nuevo Amanecer de Corral Jurado, morderían el polvo, para no levantarse de la derrota, como fueron los casos concretos de Gustavo “Tavo Moches” Madero y Rocío Reza Gallegos, ambos aspirantes al Senado de la República.

                             Hoy, para nadie es una novedad o una sorpresa la escalada de violencia que se respira en la mayor parte de la entidad, en buena medida, por la infiltración del hampa organizada en la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, no se diga de sus titulares, César Augusto Peniche Espejel y su lugarteniente, Óscar Alberto Aparicio Avendaño,

                            Chihuahua, es hoy un lastre, un estado fallido, que además no ha podido revertir el grave problema de la deuda Püblica, que ya rebasa los 54 mil millones de pesos, la misma que cuando Duarte terminó su gobierno, oscilaba en los 48 mil millones de pesos.

                                Lo único que han hecho, Corral y su operador financiero, un grisáceo funcionario, responsable de la Secretaria de Hacienda, es trasladar la deuda a las futuras administraciones, sin reducir nada, el tamaño de la misma en lo más mínimo.

                                 Los chihuahuenses, ya no quieren queso, sino salir de esta ratonera corralista, porqué estamos peor, que en el pasado sexenio.

                                         Bien lo sintetizo un abogado amigo:

                                       “Cuando estábamos peor, estábamos mejor”….

                                         Y no le falta razón a su oración……

BREVES INDISCRETAS...

Algunos morenistas de estas latitudes les ha llamado un mucho la atención, como en la dos recientes giras que ha tenido por acá, la todavía líder de Morena, Yeidckol Polevnsky, se le ha visto muy cercano a esta, el ex tesorero en tiempos de Javier Garfio, Ricardo Mejía Borja, y también en los pocos meses que duró, el turbio empresario, Eugenio Baeza Fares. Mejía Borja salió por la puerta de atrás, por sus malos manejos.

   Pero, además, termino siendo el representante de César Duarte, en el Distrito Federal en la recta final del régimen duartista, cuando se estaba cayendo a pedazos por tanta podredumbre de la mayoría de sus colaboradores, uno de ellos,,por supuesto, el mismo, Mejía Borja.

       Dice un dicho: “dime con quién te juntas y te diré a que te dedicas”…


Mobirise
 

MARCO ADÁN QUEZADA MARTINEZ

POSDATA.

PARA nadie será una novedad decir que el pillo ex edil de Chihuahua, Marco Adán Quezada, buscará ser candidato a la alcaldía de Chihuahua, solo que como abanderado independiente porque ya en el PRI, ya no tiene cabida, y mucho menos, cuando su compadre, el ex gobernador de Chihuahua, José Reyes Baeza, terminó a su paso por el Fovissste y el ISSSTE, más achicharrado que un cartucho de sicario.

   Será muy bochornoso para el nativo de Cuauhtémoc, que una vez que se revelan las primeras encuestas de preferencias, se entere que está muy debajo de sus demás competidores del PAN, o de MORENA y por ende que sus expectativas de triunfo, sean mínimas o nulas, por muy independiente que se declare.

     Es una fichita, Quezada, que candidato si podrá ser, pero jamás edil por una segunda ocasión. Al tiempo...


Domicilio

Calle Berlín #2204,
Col. Mirador C.P. 31250
Chihuahua, Chih.
México

Contacto:

Email: contacto@dossier.com.mx
WhatsApp: +52 (614) 178-9473