Fecha: 30-09-16

*AMLO, exhibido por Wall Street Journal.

*Con los amparos bajo el brazo, Padrés Elías.

Juan ANTONIO TORRES
 
 


 

ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR

El influyente diario estadunidense, The Wall Street Journal, reveló lo que muchos medios mexicanos sabían desde hace un buen rato en torno a la figura del tabasqueño, Andrés Manuel López Obrador.

No le gusta nadita de nada, revelar sus ingresos, mucho menos sus bienes que no ha declarado en su más reciente 3de3.

Bastó que apareciera esta información en el citado rotativo del vecino país, para que el ex jefe de Gobierno de la Ciudad de México, montara en cólera para que arremetiera contra todo y contra todos, una vez que el influyente diario señalara que omitió reportar dos departamentos que supuestamente había heredado a sus hijos, pero que aparecen como suyos en el Registro Público de la Propiedad.

De inmediato su vocero, César Yáñez, lo defendió como siempre lo ha hecho, con los argumentos que siempre esgrime para minimizar los cuestionamientos o las críticas contra el tabasqueño.

THE WALL STREET JOURNAL

 “No le busquen, no hay nota-AMLO- es el hombre más transparente, es el hombre más auscultado, es el hombre que le han querido colgar todos los santos”. Luego bajo esa misma vertiente, trató de ser más explícito, al señalar que “donó los departamentos y que hay juicio testamentario que tendrá que seguir su hijo para que se cambie el nombre del propietario en el Registro Público de la Propiedad, el mismo hijo del cual algunos medios, llegaron a publicar que calzaba tenis Louis  Vuiton y que se movía en lujosos yates en los suburbios de Nueva York.

Se sabe que cuando fungió como jefe de gobierno de la capital del país, compró un departamento, en esto no hay nada ilegal o ilícito, pero no lo declaró en su 3de3.         

El Wall Street Journal, nunca dijo que había sido algo  mal habido, ni nada por el estilo, pero lo que salta a la luz de los hechos, es que falta a la verdad, a la hora de hablar de sus bienes e ingresos.

Entrevistado por Joaquín López Dóriga, en torno a estos señalamientos del diario estadunidense, respondió lo clásico, que lo están calumniando y argumentó una frase que se volverá parte de su anecdotario personal:

 “En el hampa del periodismo, en el mundo, se aplica la máxima de que cuando la calumnia no mancha, tizna”.

Y es que López Obrador, pretende hacerse pasar literalmente como un santo, o como dijera en su columna, Uso de Razón, que escribe, Pablo Hiriart, “AMLO, se nos quiere presentar como un San Francisco de Asís, y no lo es”.

Tengo muy presente que a los pocos días de que tomó posesión como presidente del PRI, Enrique Ochoa Reza, este lo retó a un debate sobre corrupción, y por más extraño que parezca, López Obrador, lo desdeñó, no lo peló en pocas palabras. Tenía todo para haber llevado a las cuerdas, y no solo eso, noquear al líder de un partido que se ahoga en hechos de podredumbre.

Y se rajó AMLO, no quiso subirse al ring y ponerse los guantes con Enrique Ochoa Reza, sin la dialéctica, sin la retórica que le caracteriza al dos veces aspirante presidencial por el PRD.

En resumidas cuentas los dos departamentos que asegura no son de él, si son de él. Ni más, ni menos. Quiere hacerle creer a sus seguidores que no tiene propiedades, que carece de bienes, lo que resulta poco creíble. Le debe de dar miedo  explicar a la opinión pública, de que se ha mantenido durante un poco más de una década, en la cual presuntamente no tuvo ingresos.

López Obrador, llegó a decir que “la gente” le regalaba dinero, y que vivía con 50 mil pesos mensuales, lo que resulta poco creíble, por no decir ridículo, porque con esa cantidad de dinero no le alcanza para alimentar y vestir a toda una familia, pagar todos los servicios normales- luz, agua, celulares, los gastos médicos, y sobre todo las lujosas camionetas Suburban en las cuales se mueve en todas sus giras por todo el país.

¿Cómo le hace para cubrir sus gastos de pasaje por avión, hoteles, comidas, y todos sus traslados que tiene en el interior del país? No son poca cosa.

Es imposible que pueda cubrir todo eso con 50 mil pesos al mes. Por lo que habría que preguntarle, ¿Quién es su patrocinador o padrino, para que tenga este tren de vida de un poco más de una década, desde 2005 al 2015?

En el caso extremo de que no haya tenido un trabajo remunerado en estos diez años, pero si haya vivido de un padrino o mecenas que le aportó 50 mil pesos al mes, ¿dónde están sus declaraciones de impuestos?

Cierto, que AMLO, sigue encabezando todas las encuestas de preferencias electorales, pero estos pequeños detalles, hacen que la ciudadanía se dé cuenta de sus contradicciones. De que falta a la congruencia, tan necesaria e importante para generar credibilidad y confianza, entre el electorado, que pronto, muy pronto lo habrá de ver una vez más en la boleta electoral en los comicios presidenciales del 2018.

Al tiempo.

GUILLERMO PADRES 

POSDATA.

Como andará el miedo del ex gobernador de Sonora, Guillermo Padrés Elías, quien ha interpuesto más de 28 amparos a su favor para protegerse de que lo vayan a entambar, por los diversos delitos de los cuales le acusa directamente la ahora gobernadora de extracción tricolor, Claudia PavlovIch, quien lo quiere ver en la cárcel por los malos manejos de más de 32 mil millones de pesos, que se birlaron en el sexenio pasado, Padres y sus fieles testaferros, de los cuales algunos ya están en presión. Aunque falta el pez más gordo.

CLAUDIA PAVLOVICH ARELLANO

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016
visivatek

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio