TORRE MAYOR

Fecha: 29-05-16

 

*Lucia Chavira, una derechohumanista a la alcaldía de Chihuahua.
*Los independientes darán la sorpresa el próximo domingo....




 
Juan ANTONIO TORRES
 





 
 


 
LUCIA CHAVIRA  


Los ciudadanos del municipio de Chihuahua, cansados, tal vez, hastiados de los gobiernos encabezados por varones, podrían darse el gusto, la satisfacción de que con su voto inteligente, critico, pensante y visionario de poner al frente de la Comuna, a una dama en toda la extensión de la palabra, que lleva por nombre, Lucia Dennise Chavira Acosta, y que tiene como virtudes o fortalezas principales, su inteligencia y sensibilidad, que la distingue del resto de los aspirantes a llevar las tiendas de las capital del estado.
                                                     Más allá del grupo al que pertenezca, o al instituto político en el que milite, más allá de quien sea su marido, Lucia, tiene su brillo propio. Su propio camino que ha tejido por más de dos décadas en la administración pública.
                                                     Lucia, como madre de familia, ha sido ejemplar, Como esposa ha sido la roca de la cual se han tenido que asir sus hijos y su mismo marido, cuando el barco de esa familia estuvo al borde del precipicio.
                                                     Lucia, es la piedra de toque, que puede darle otro rumbo, otro destino a Chihuahua, pues está visto que las cuatro últimas administraciones han transitado con mas pena que gloria, con más oscuros que claros, salvo la del nativo de Delicias, José Reyes Baeza, a tal grado que desde ese espacio de poder, se catapultó a la gubernatura de Chihuahua en el 2010.
.                                                     Lucia Chavira, es una mujer que no le gusta hablar por hablar, prometer lo que no se puede. No se caracteriza por la confrontación con sus contrarios. Es un ser humano de sonrisa fácil, que brinda calidez a las demás personas en sus saludos, en sus abrazos, no lo hace por la pose, por las fotos.
.                                                    Cuando usted observa el caminar y la sonrisa a flor de labio de Lucia, de inmediato se percibe, que es una dama auténtica, espontánea, segura de sus decires, firme en sus convicciones. Clara en sus conceptos, aunque estos no coincidan con los de otros personajes empoderados por muy privilegiados espacios que estos tengan en el gobierno.
                                                     Lucia, no es una mujer improvisada. Lucia, es una mujer preparada en términos de educación y cultura. Lucia, tiene sus sello unipersonal.
                                                    Porque hago esta aseveración, por una sencilla razón:
                                                    Lucia es una persona que cuenta con una maestría en Derechos Humanos. O sea, una derecho-humanista, que sabe de las violaciones a las garantías individuales, los atropellos que se cometen un día sí y otro también en contra de ciudadanos honestos y limpios, que son sobajados por las autoridades, más allá de su esfera de competencia. Que decir, de las corporaciones policiacas o de seguridad.
                                                     Congruencia, es una palabra que identifica a la perfección a la aspirante a presidenta municipal de Chihuahua. Sabe que las palabras tienen que estar muy articuladas a las acciones, para no caer en la retórica hueca, estéril, que no deja nada, más que palabras que se lleva el viento.
                                         En días pasados, Lucia, presentó ante la opinión pública, su proyecto de Programa de Gobierno, sustentado en una administración sensible y eficiente. Pero sobre todo que tenga como característica primordial, la honestidad y la transparencia, que por desgracia no ha distinguido a la actual y a pasadas administraciones. Nombres salen sobrando.



 
REYES BAEZA  




.                                           Pero ¿porqué un gobierno sencillo y eficiente?
                                            Porque la sensibilidad que debe tener un gobierno, más allá del color que sea, o al partido que pertenezca, tiene que ver con escuchar las demandas más sentidas de la lupa social, y por ende, propiciar los apoyos a los grupos vulnerables, como becas escolares, el fomento al deporte y a la cultura.
                                             Es un hecho que el imaginario pensante estará siguiendo con lupa a la abanderada del PRI, una vez que se instale en la alcaldía, porqué los ciudadanos quieren que todas las acciones de gobierno, las políticas públicas estén impregnadas de la honradez de ella misma y de sus propios coequiperos.
                                             Lucia, sabe a la perfección de que hablamos en el párrafo anterior. No puede, ni debe cometer errores en la confirmación de su equipo de colaboradores. Bien reza un viejo adagio, que dice; “Dime con quien andas y te diré quien eres” . En uno de sus apartados de su plan de gobierno, se compromete a que sus futuros colaboradores, una vez que el sufragio la favorezca, es que sus funcionarios de primer nivel, no deben de traer carros oficiales en sus casas, ni celulares, ni gasolina que se pague con los recursos del erario municipal. Mucho menos, los grotescos escoltas , que, solo alejan a la gente de sus autoridades.
                                             Claramente lo dice:
                                            “No mas funcionarios con privilegios” .
                                             Hoy, Lucia, esta mas que consciente que el ejemplo arrastra mas que las palabras, por muy bonitas que estas se digan, si estas no van acompañadas de las acciones, de los hechos. Por ello, no es difícil acceder a ella, porqué no le gustan los ostentosos dispositivos de seguridad,
                                            Le gusta el contacto con la gente. Con la realidad que le plantean de cerca sus futuros electores, sus futuros gobernados. Es enemiga acérrima de las burbujas que se les crean a los funcionarios dizque para cuidarlos o protegerlos, cuando lo hacen para cuidar los intereses de los colaboradores que viven en la opacidad y que a través de la zalamería quieren ganarse la confianza de la autoridad.        
                                           Lucia, esta a una semana de que emerja como la primera mujer que escriba su nombre con letras grandes, al instalarse al frente del vetusto edificio, que solo ha albergado a puros caballeros, que transitaron con más turbiedad que probidad, con más ambición de enriquecerse grotescamente, que de servir a su “patria chica”.
.                                          Lucia, no solo puede, sino que debe escribir su propia historia, sustentada, en la solvencia de su gobierno, en la rectitud de sus acciones. En la firmeza que debe imponerle a sus políticas públicas, ser ejemplo, que sea imitado  por las futuras generaciones.






 

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2011

 

 

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio