Fecha: 29-04-19

   

*Desangelada la fiesta “fifí” de Loera de la Rosa.

*Carlos Borruel y su alocado “destape” para el 2021.

*Boda en puerta de Maru, con su amasio y “asesor de lujo”  Lázaro Gaytán Aguirre.

Juan Antonio Torres

Juan Carlos Loera de la Rosa

                                             El súper delegado, el vice gobernador, el delegado de los programas sociales del gobierno federal de AMLO, Juan Carlos Loera de la Rosa, logró su cometido, de hacer su fiesta “fifí” de cumpleaños, para celebrar sus 50 años de existencia, acompañado de sus corifeos que le ven patas de jinete para la gubernatura en el 2021.

                                           Aleccionado por sus incondicionales y fieles testaferros de que ya no podría verse famélico, desairado en sus eventos personalísimos, ya no se festejó en la capital del estado, donde pocos, muy pocos lo tragan, perdón, lo quieren, entre ellos, el inquilino del palacio de gobierno, El Talegas, Javier Corral, quien lo utiliza a su gusto, y desde luego, su novia de reciente adquisición, Marianne Quintana, la hija consentida, del cuestionado secretario de Desarrollo Social, el ex izquierdista, Víctor Quintana Silveyra.

                                            Este sábado pues, se festejó en la urbe fronteriza, de Ciudad Juárez, donde quiso ser alcalde en el 2016, y donde le propinó una santa madriza, el hoy edil, Armando Cabada Alvídrez, el ex presentador de noticias del Canal 44, propiedad del frustrado aspirante a diputado por el PRI, Arnoldo de la O.

                                          Habrá que recordar que, de los cuatro ex contendientes a presidente municipal, Juan Carlos, quedó en el cuarto lugar para no dejar dudas, de “como lo querían y lo siguen queriendo sus paisanos” tanto así que hoy es diputado federal por la vía plurinominal, pues no sabe lo que es ganar un cargo de elección popular, por mucho que presuma que es amigo del jefe de la 4T, Andrés Manuel López Obrador.

                                           Algunos medios zalameros, como El Tiempo, propiedad del turbio “Doctor en Derecho”, Felipe Fierro Beltrán, uno de los peones favoritos del ex gobernador hampón, César Duarte, publicó en su portal, que por lo menos habían asistido a dicho evento unas 800 personas que se dieron cita en el Centro Recreativo Las Fuentes.

Resultado de imagen para marianne quintana Resultado de imagen para ariadna montiel
Marianne Quintana Ariadna Montiel

                                        Uno de los invitados que estuvo en dicho convivio,  amigo personal de quién esto escribe, me confesó que no más de 500 personas habían estado presentes en la fiesta a la cual acudieron los escuderos que cobran de la nómina federal, los pocos que ha podido incrustar en el gobierno morenista, Loera de la Rosa, entre ellos, su amiga, muy, pero muy íntima, Ariadna Montiel, la subsecretaria de la Secretaría del Bienestar,  el ex candidato a edil de Juárez, Javier González Mocken, así como los delegados regionales, Óscar Leos Mayagoitia, Marcelino Gómez Brenes.

                                         No podía faltar, el diputado local por la vía plurinominal, Miguel Colunga, a quien ya le llaman “el ajonjolí de todos los moles” porqué a todas las fiestas de “su gallo” Juan Carlos, nunca falta. Hasta se da el gusto de llevarse a “su flor”, que tiene en el edificio del Congreso, como su secretaria. Dicen las lenguas de doble filo, que es “su pedacito” su bizcochito de fin de semana.

                                          No podía quedarse atrás, de las hazañas amatorias de “la primera bragueta” del entramado federal, como lo es, su jefe político y amigo, Juan Carlos, para todos, El Bienamado.

                                         El grisáceo delegado de Prospera, Genaro Vázquez, no podía faltar, lo mismo que el ex diputado local, Pedro Torres. Pero no asistieron, el delegado del ISSSTE, Jorge Esteban Sandoval Ochoa, mucho menos sus homólogos del IMSS, o de la SCT, o de Conaza, porqué llegaron con la bendición del centro y ni en cuenta tomaron a Loera de la Rosa, porqué está pintado nada más como delegado, pero no lo pela nadie.

                                      Para desgracia del vicecónsul, como también le llaman, no pudo llevar a una figura de relevancia nacional, en calidad de secretario de Estado, o un líder cameral, o en su defecto, un capitán del empresariado mexicano. Nada, ninguno.

                                      Los empresarios chihuahuenses, Rafael Espino de la Peña, o Miguel González Lardizabal, tampoco asistieron para hacerle “el caldo gordo” a Juan Carlos, porque ellos ilusamente, creen que también pueden ser candidatos a gobernador en el 2021.

                                       Los asistentes al conbebio, se preguntaron por qué Loera de la Rosa, no se hizo acompañar por su novia oficial, Marianne Quintana, a quien si presume, pero  cuando se entrevista con el inquilino del palacio de gobierno, Javier Corral, su jefe de facto.

                                    A él si, más no a la pipitilla, que siempre lo acompaña.

                                     Acaso para no generar un conflicto de intereses con Ariadna Montiel, su jefa administrativa, con la que también se presume, tiene una gran afinidad sentimental, que los ha llevado a entregarse muy seguido con grande pasión a su labor político-social, que los deja exhaustos, y no precisamente en horas hábiles de trabajo, sino de otra índole.

                                    La pachanga pasó sin pena ni gloria, sin un discurso que valiera la pena por parte del festejado, que como era de esperarse se dejó querer por los que juran lealtad eterna, aunque en los hechos sea por tener una chamba, pero no porqué lo vean como el gran líder que Chihuahua necesita, no para el 2021, sino para ayer.

                                 Loera de la Rosa, jura y perjura que mueve las masas, que, sino pudo ser edil de Ciudad Juárez, en el 2016, fue una prueba que ya superó, que no volverá a fracasar en su intentona de lanzarse por la grande en el 2021…

                                Debe de creer en sus sueños de opio que Maru Campos no es pieza, mucho menos, Gustavo Madero. Ni que decir del edil, Armando Cabada, mucho menos del senador de Morena, Cruz Pérez Cuéllar.

                                 Loera de la Rosa, debe de soñar que, con la venia del tabasqueño, los votos le van a caer del cielo. Que tenga cuidado, porque le puede llover, pero escupitajos y cánticos de culebra, cuando no sea ni candidato alcalde de Juárez, donde ya lo reprobaron, por naco, y por panista, aunque él se diga un moreno puro…….

Imagen relacionada
María Eugenia Campos Galván

BREVES INDISCRETAS….

  No son pocos los que no se explican cómo algunos funcionarios que tienen un pasado turbio, o simple y sencillamente han dejado mucho que desear al frente de la dependencia que sean titulares en la actualidad. Es el caso del director de la Coesvi, el ex edil de Chihuahua, Carlos Marcelino Borruel Baquera, quien ya se calentó y anunció que quiere ser candidato a gobernador en el 2021 y obvio por el PAN. No contento con haber fracasado de manera rotunda en el 2010 frente a César Duarte, hoy, casi 9 años después, quiere figurar como el abanderad de AN, valiéndole una pura y dos con sal, que no tenga el aval de su jefe político, quien lo puso en la dependencia que ahora encabeza, Javier Corral, quien con toda seguridad no lo observa en su baraja “de ases”. La familia de Borruel, ha sido motivo de sonoros escándalos en los que se han visto envueltos sus dos hijos; Mónica, con un asunto de infidelidad marital en contra de su propio cónyuge, un ex funcionario de la presidencia que tuvo que renunciar, tras el show que dieron los dos Carlos;el ex alcalde y el Junior, sobajando y golpeando al joven con quien se sorprendió a Monica en un hotel, y no precisamente leyendo la Biblia, como si le hubieran puesto una pistola en la cabeza a la joven para que cometiera dichas infidelidades. También el hijo mayor de Borruel, Carlos ha sido noticia una y otra vez, y no precisamente por su buen comportamiento, sino por sus excesos con el alcohol y la droga. Son su gusto tomarse fotos con armas de alto poder, como si fuera un narco Junior, y no se diga exhibir sus lujosos autos de carreras. Como también no querer pagar las abultadas cuentas en los antros de esta capital, porque es hijo de papi. Y porqué son sus amigos, el titular de la Comisión Estatal de Policía, Óscar Aparicio Avendaño, y César Peniche. Qué triste que Borruel haya perdido la mesura, la cordura para no enseñar el cobre de él mismo y de su familia. No tiene la mínima posibilidad de lograr su quimera. Si le alcanza para una diputación local o federal se me hace mucho. Si El Talegas Corral, tuviera la suficiente autoridad política y moral- que no las tiene por supuesto- le exigiría la renuncia ipso facto, a su empleado, para que si quiere hacer proselitismo, lo haga fuera del presupuesto de una dependencia. Billetes no le deben de faltar, después de su paso por la alcaldía de Chihuahua, y por lo que le haya dejado la Comisión Estatal de Vivienda, en los poco más de 2 años y siete meses que ya lleva en dicha oficina… Borruel, está perdido.  Sin duda... aunque él crea otra cosa, que lo adoran los chihuahuenses…

Resultado de imagen para borruel

Carlos Borruel Macías y Carlos Borruel Baquera

             

POSDATA.

REZAN las lenguas de doble filo que la alcaldesa de Chihuahua, María Eugenia Campos Galván, la cuasi candidata a la gubernatura de Chihuahua, pronto pudiera anunciar su boda con el ex jefe de la Policía municipal, Lázaro Gaytán Aguirre en los tiempos de Juan Blanco Zaldívar. La relación ya tiene un rato, pero la han guardado con un bajo perfil. Por lo general se ven fuera de Chihuahua, para no ser motivo de los paparazzis locales. Se cuidan de no exhibirse tomados de la mano, mucho menos abrazados. En nuestra edición de TORRE MAYOR, publicamos este domingo una imagen en la cual aparece Maru, y a un lado, Lázaro, con un sombrero tipo Panamá para camuflarse ante las cámaras indiscretas, en la plaza de toros de la Feria de San Marcos, del meritito Aguascalientes.

  Boda en puerta pues de una alcaldesa que sueña con ser gobernadora. Ya tiene a su príncipe azul, aunque otros lo vean como un alfil de los mañosos, como ocurrió cuando fue jefe de la DSPM, ya hace algunos ayeres.  Amenaza con volver, pero con mucho más poder, si a su amada Maru, se le alinean las estrellas en el 2021 y releva a quien la repudia al cien, El Talegas, perdón, Javier Corral Jurado…

Imagen relacionada

Lázaro Gaytán Aguirre

........
 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio