Fecha: 29-04-18

*Jose Antonio Meade; SER y dejar de SER..

Por: Juan ANTONIO TORRES
 
 

MEADE

                               El rumor ya dejó de ser tal. Ya pasó a ser un clamor generalizado. Un grito a voces. No sólo entre las hordas del tricolor, sino tambien en las huestes de los azules.

                                   Aunque, José Antonio Meade, se niegue aceptar tan triste y ruda realidad. Pero así son las cosas. En dos días se cumplirá un mes de que iniciaron las hostilidades con encendida aroma electoral y su campaña nomás no levanta, no prende entre el electorado mexicano.

                                 El candidato de la alianza, PRI, Verde y Nueva Alianza, José Antonio Meade, no logra salir del atolladero. Del tercer lugar en donde lo ubican las principales y más serias agencias de consultoría, las mismas que después del debate del pasado 22 de abril en el palacio de Minería, siguen teniendo en el primer lugar al tabasqueño, Andrés Manuel López Obrador, con casi un 40% de las preferencias electorales, en un segundo lugar, el candidato de Por México al Frente, Ricardo Anaya Cortés, y en un lejano tercer lugar, el ex funcionario que ocupará cinco secretarías de Estado, en dos administraciones de diferente signo, JAMK.

RICARDO ANAYA

                                      Una semana antes del citado debate, se escuchaba tal posibilidad, como simples murmuraciones entre los cuartos de guerra del abanderado del PRI, y desde luego, en Los Pinos, donde sigue despachando, el cuestionadísimo, Enrique Peña Nieto, quien se encargó de “destapar” en diciembre pasado, al “candidato ciudadano”, Meade Kuribreña, marginando de esa nominación a otros personajes priistas por convicción , como el propio, ex secretario de Gobernación, el hidalguense, Miguel Osorio Chong.

                                    Pero después del debate, para desgracia de los priistas, su candidato a la Presidencia de la República, sigue atascado. Enclochado, dirían otros.

                                   Era un hecho, que si no mostraba grandes dotes frente a los otros cuatro contrincantes; AMLO, Anaya, Margarita Zavala y Jaime Rodríguez, los electores, lo seguirían ubicando en un tercer lugar.  Para su mala suerte, su estilo acartonado, su lenguaje verbal y corporal, no le dieron para desplazar al queretano del anhelado segundo lugar, del cual no ha podido desplazar al pianista, Ricardo Anaya, El Joven Maravilla, quien lejos de hundirse tras el embate de los negocios mobiliarios y del lavado de dinero, se sostuvo pese al fuego amigo, que le enderezaron la PGR y Peña Nieto.

EPN

                      Ni Meade, ni su coordinador de campaña, Aurelio Nuño, ni el boquiflojo, de Javier Lozano, pudieron contener a los periodistas de lo que se veía venir: la sustitución del candidato tricolor, Meade, por Ricardo Anaya, a quien siguen observando cómo el único candidato que podría derrotar a AMLO, en los comicios del 2018.

                    O sea, una contienda solo de dos, por llegar a Los Pinos.

                     AMLO y Anaya Cortés. Los demás son corifeos del sistema, del régimen en el poder.

                    Y es que gravitan como una pesada lápida, dos factores que en nada ayudan a Meade. Por un lado el desprestigio del régimen de EPN, caracterizado por la corrupción, la impunidad y la violencia. Y un segundo factor, la marca PRI.

                       Del Presidente, de cada diez personas encuestadas en edad de votar, ocho de ellas hablan pestes de EPN. Lo aborrecen. Lo vomitan. Sobran motivos o razones para que genere tanto mal humor social, como lo dijera Peña Nieto.

                      Surge la sombra de la sustitución o la declinación.

                     La experiencia nos ha enseñado que de acuerdo a la tradición de los gobiernos emanados del PRI, cuando los jerarcas de ese instituto o del régimen en el poder, salen a decir a la prensa, “no va a sustituirse a nadie” “no va a declinar” por lo general ocurre lo contrario, es como cuando en la jerga de los equipos de futbol profesional en México, se afirma que equis “entrenador está seguro en su puesto” suele ocurrir todo lo contrario.

                 Así pues, la semana que está terminando, así se la pasó, Meade, reiterando su negativa a declinar. Los reporteros le preguntaron en su gira por Saltillo, Coahuila, si se bajaría de la contienda presidencial, y se pronunciaría por una candidatura única, para enfrentar a López Obrador, y su respuesta fue:

                “Meade, no declina en ningún sentido, pues nosotros estamos en esta contienda para ganar”, aseguró. Al día siguiente en León, Guanajuato, bastión panista desde hace más de 25 años, el todavía líder del CEN del PRI, Enrique Ochoa Reza, El Clavillazo, tuvo que salir a encarar a los medios para subrayar que “no habrá cambio de candidato, ni de estrategia.

                Todavía el viernes, después de participar en el Consejo de Citibanamex, en la Ciudad de México, el abanderado del PRI, le volvieron a hacer la pregunta si declinaría, y respondió fiel a su estilo: “en esta contienda estamos, como he insistido no para declinar, sino para ganar. Seguimos en ese empeño”…..

               Consultado respecto a las declinaciones o sustituciones legales de candidatos, Lorenzo Córdova, en un encuentro a puerta cerrada con con más de 800 consejeros de Citibanamex, de los 20 mayores de fondos de inversión en el mundo, según una información publicada por el diario de izquierda, La Jornada, y ahí reveló que de acuerdo a lo que dice la actual legislatura de que “si en el tiempo que viene un candidato independiente o candidato de un partido político declina y esto ocurre antes del 6 de mayo, justo cuando arranca la impresión de las boletas electorales, eventualmente su postulación no aparecería en las boletas”. Las declinaciones o sustituciones se deben de hacer 30 días antes de los comicios, dado que una alianza ya no sería legal. Sino de facto. Esto significa que si Jaime Rodríguez, El Bronco o Margarita Zavala, optan por declinar a favor de otro abanderado, eso no se traducirá en que votos emitidos por esa opción se transfieran en automático a otra.

             ¿Cómo recomponer el previsible escenario de derrota de Meade?

              Para nadie es un secreto que en los cuartos de guerra del PRI, y desde luego en Los Pinos,  se analiza con pinzas una sustitución del candidato “ciudadano” o una alianza con Anaya Cortés.

         Unos han pedido estirar todavía un poco más la liga; es decir darle tiempo a que Pepe Toño como le dicen sus más íntimos, de un golpe de autoridad y se deslinde de los tecnócratas que lo mantienen en una burbuja, sobre todo los itamitas, y también se corte el cordón umbilical de EPN y compañía, que sin estar físicamente con él, le siguen haciendo mucho daño a la exigua credibilidad con la que ha caminado desde la pre y la campaña formal.

                Meade, no necesita, le urgen operadores políticos avezados, pero no sólo generales, sino tropa, que hagan la tarea, que no simulen, porqué no por nada se encuentra enterrada su oferta política, que además no convence a nada.

              Sino hace una finta, un intento de rompimiento con quien lo ungió candidato, EPN, lo más probable, es que esté destinado a provocarle un tremendo revés no sólo a su jefe político, sino al PRI, y a todo el régimen que cada vez se observa cómo está cavando su tumba política.

                ¿Cuanto más aguantara en este contexto de apremio el abanderado del PRI?

               ¿Se dará el rompimiento entre Meade y Peña Nieto?

                Sino hay declinación del abanderado del PRI, seguirá el encono entre Meade y Anaya?

                Son interrogantes que se hacen ya no sólo los priistas, sino los panistas,  que dan por un hecho que el “ciudadano” Meade, se sume al Joven Maravilla, el de los millonarios negocios mobiliarios, para aspirar a ganar lo que muchos ya vaticinan como una victoria para ya sabes quién….

EN CORTO…EN CORTO.

Morena lleva mano en 6 gubernaturas.

Ya que estamos inmersos en los próximos procesos electorales a desarrollarse en el país, muchos dan por descontado, que de las 9 gubernaturas que se disputen el primero de julio, por lo menos 6 de estas las ganen las huestes de Morena, empezando por la Ciudad de México. Morelos, Puebla, Veracruz, Chiapas y Tabasco. Guanajuato, podría quedar una vez más en manos del PAN, y tal vez, Yucatán estará muy peleada entre PRI y PAN.

   Jalisco, se lo llevara sin duda, Movimiento Ciudadano que encabeza, Enrique Alfaro. De darse estos resultados, a nivel gubernaturas, se da por un hecho, que López Obrador, no tenga problemas para llevarse una victoria inédita, histórica para una fuerza política e nada de la izquierda, lo que nunca habría acontecido en nuestro país.

ALEJANDRO CANO RICAUD

El Yuppie de Alejandro Cano, ni se ve, ni se siente.

Se acuerda usted de aquel pirrurris tricolor que cuando quiso ganar la alcaldía de Chihuahua por tierra, en el el 2007, se topó con pared. Permítame recordar al turbio personaje, llamado Alejandro Cano Ricaud, quien nunca en su vida se imaginó que le llegaria el poder a manos llenas, cuando por la repentina muerte del entonces edil, Jorge Barousse Moreno, registrada un primero de julio del 2001, tuvo que entrar de emergencia a sustituir a quien había sido secretario de obras en el equipo de Patricio Martínez. Pues ya de todos es sabido la humillante derrota que sufrió a manos del ex reportero, Carlos Borruel Baquera en el 2007, cuando las encuestas cuchareadas, pagadas pues de el Heraldo y el Diario, decían que arrasaría.  Cano, con un palmarés de perdedor, es aunque usted no lo crea, el coordinador de la campaña de José Antonio Meade en Chihuahua,  el mismo que anda ubicado en un lejano tercer lugar. De que le servirá al candidato presidencial, un personaje como el yuppie de Cano, quien de plano no sabe ni dónde está parado. Si El Tibio, Reyes Baeza, candidato a senador,  nomás no pela un chango a mordidas. ¿Que cuentas le irá a dar Cano a Aurelio Nuño cuando venga el recuento de los daños de una emin derrota que nadie los salvará.. Si supiera usted lo bueno que es para polvearse las narices….

Enésimo escándalo de la familia de Carlos Borruel.

 Una vez más la familia del ex edil de Chihuahua, Carlos Marcelino Borruel Baquera, se ve envuelto en escándalos que dan mucho de que hablar del también titular del Instituto de la Vivienda de la administración estatal. El hijo mayor del ex alcalde, Carlos, chocó un lujoso auto deportivo McLaren, valuado en casi 6 millones de pesos, cuando circulaba por el periférico de la Juventud con exceso de velocidad y en estado etílico. Por supuesto que la Dirección de Vialidad que encabeza, Carlos Reyes, lo protegieron, diciendo que era otra persona quien lo conducía. ¿En cuantos escándalos más se meterán los Borruel? Ya una de sus hijas también dio mucho que decir cuando la sorprendieron infraganti, en un hotel de la localidad, con otro hombre que no era su esposo, sino el hijo de una notaría. En ese video se observa al ex edil emprendiéndola a golpes con el joven y muchas imprecaciones contra su propia hija. Desde que Borruel ganó de chiripa la alcaldía, se les subió el dinero mal habido a los hijos y al propio Borruel, que como funcionario público ha dejado mucho que desear. No es culpa de los hijos, sino de los padres que les consienten todo… En su pellejo la llevaran.

EL COSTOSO JUGUETE DEL MOZALBETE, CARLOS BORRUEL Jr.

POSDATA.

YA son varias gentes las que me cuestionan si el actual huésped del palacio de gobierno, Javier Corral Jurado, realmente fue periodista cuando joven. Y yo les digo, que una cosa es haber sido editorialista y otra muy distinta ser a mucha honra, reportero, que en los hechos, es quien busca la nota a pie, quemando suela, quemándose las pestañas. Entrevistado gente. Yo que llevo en este hermoso oficio más de 37 años, nunca vi una nota firmada como reportero del ahora mandatario estatal en algún diario de Ciudad Juárez. Si Corral se presume periodista, yo discrepo totalmente de tal antecedente. Entonces yo soy astrólogo también……

   

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio