Fecha: 27-11-16

*Cuestión de días, orden de aprehensión vs César Duarte.

*Jesús Esparza, atesora en dos cajas fuertes de su casa en

 San Francisco Country Club, la fortuna que ha hecho.

Por: Juan ANTONIO TORRES
 
 


 

CESAR HORACIO DUARTE JAQUEZ

Para nadie es un secreto que el ex gobernador de Chihuahua, César Horacio Duarte Jáquez, resultó ser la antítesis de lo que fue en su momento, el indio zapoteco de Guelatao, Oaxaca, Benito Pablo Juárez García, eso está más que claro. Ni duda cabe al respecto.

Definitivamente “la justa medianía” no era parte sustantiva de la filosofía del ex mandatario estatal de la vasta entidad. Todo lo contrario, era robar, atracar, depredar a manos llenas, contra todo y contra todo aquel que se atravesará en su camino.

Su pensamiento “de avanzada” podría circunscribirse a un viejo axioma conocido por la clase política:

 “El que no tranza no avanza”. Y se hizo multimillonario de manera burda, grotesca, sin que nadie le pusiera un coto a sus actos de trapacería y latrocinio. En el tramo de un sexenio.

Eso es del dominio público, de propios y extraños, de priistas y no priistas, de ricos y no pudientes.

Empero, lo que ahora les interesa sobremanera a los chihuahuenses, más allá de su credo político, es cuando podrían salir las primeras órdenes de aprehensión contra el ex mandatario de Chihuahua, César Duarte y sus principales cómplices, a quienes ya se les tiene perfectamente ubicados en su gran mayoría, y cómo se las ingeniaron para hacerse de auténticas fortunas en el curso de seis años, o menos, al amparo de un encargo público, que les entregó el Capo Mayor, quien despachaba desde el palacio de gobierno, o más bien desde el avión que utilizó de forma arbitraria para supervisar sus enormes extensiones de tierras, sobre todo en la parte sur del estado, donde hasta se dio el gusto de levantar también una presa, en el municipio de Balleza, para no quedarse atrás de lo que luego se le descubriría a su colega del vecino estado de Sonora, Guillermo Padrés Elías, quien ya duerme en prisión, desde hace poco menos de 15 días.

De acuerdo a dos fuentes de información, una instalada en la PGR, y una más, en el Cisen, quienes desde luego, solicitaron el anonimato, coincidieron en que antes de que concluya el presente año, o sea dentro de poco menos de 40 días, podrían liberarse las primeras órdenes de captura del ballezano y su gavilla de forajidos que trabajaron hombro con hombro con el ex inquilino del palacio de gobierno, a quien por cierto, parece que se lo hubiera tragado la tierra, pues no ha aparecido en ningún medio de comunicación para desmentir o cuestionar lo mucho que se ha dicho en su contra y obvio, de sus más cercanos colaboradores de la pasada administración.

Los mexicanos por desgracia se han enterado también de las innumerables trapacerías cometidas por el mandatario jarocho con licencia, Javier Duarte de Ochoa, como también de los latrocinios de los exgobernadores de Sonora y Quintana Roo, Guillermo Padrés y Roberto Borge, respectivamente, quienes dejaron las haciendas de sus entidades totalmente devastadas por los malos y perversos manejos tanto a la priista Claudia Pavlovich como al aliancista, Carlos Joaquín González.

Miguel Ángel Yunes, el gobernador electo de Veracruz, ya dijo en días pasados que daría a conocer “una noticia bomba” sobre el estado de cosas que ha recabado antes de que asuma la gubernatura de esa bella entidad por los dos próximos años.

JAVIER CORRAL JURADO

En Chihuahua, Javier Corral Jurado, no ha querido adelantar vísperas de todo el mar de información que ha logrado recopilar, en torno a la corrupción galopante que ha detectado en todas y cada una de las diferentes dependencias que conforman la estructura de gobierno, a poco menos de dos meses desde que asumió las riendas del poder en Chihuahua.

En una entrevista con el periodista, Ciro Gómez Leyva, el gobernador de Chihuahua, dijo que “estamos integrando los expedientes para acusar penalmente al ex gobernador, César Duarte, y no es uno, sino diversos expedientes en torno a diversas irregularidades en la pasada administración, varios expedientes que involucran cientos de millones de pesos, en distintos conceptos, en distintos envíos, irregularidades y también particularmente, responsabilidades del ex gobernador”.

En esa entrevista, dejó entrever Corral Jurado, sobre que delitos se podrían tipificar las malas conductas en las que pudo haber incurrido César Duarte, en el pasado sexenio, como lo son: el enriquecimiento ilícito, peculado, el uso indebido de facultades, el ejercicio ilegal de atribuciones, y las propias que abriremos en Chihuahua, que son del fuero común, diría.

Los ilícitos cometidos por el ex gobernador malhechor, oriundo de Balleza, son por todos conocidos, no solo de los priistas pensantes y críticos sino de toda la clase política, y no se diga de la lupa social.

La sociedad en su conjunto ya está harta de ver tanta impunidad, que por desgracia dimana desde Los Pinos. Ya se sabe de los desfalcos, de los actos de pillería, de los trastupijes que cometen los gobernantes desde que se convierten en virreyes de sus estados, y del manejo patrimonialista de los recursos públicos sin que nada, ni nadie les ponga un alto, un ¡hasta aquí!

Con perdón, de nuestros caros leyentes, para nada y una chin… ha servido la Auditoría Superior de la Federación, que con las más de 270 denuncias que se han interpuesto en contra de malos servidores públicos, ninguna ha procedido para sentar un precedente en este país.

No es un secreto que los chihuahuenses, como los veracruzanos, así como los nativos de Quintana Roo, quieran ver en la cárcel a tanto pillo disfrazado de gobernante, quienes en el tránsito de un sexenio, enseñaron no solo el cobre, sino lo que en realidad eran, unas auténticas ratas peludas, que hoy presuntamente son “perseguidos”  e “investigados” como  son los casos de Javier y César Duarte, cuando en la triste realidad, es que son protegidos desde Los Pinos, porqué hasta allá -se rumora-  tuvieron que repartir lo mucho que se llevaron con la venia, de los que desde el poder, dicen de dientes para afuera; “ nada ni nadie por encima de la ley”  

Aunque sólo sea un compendio de buenas intenciones, o como luego se dice coloquialmente, “puro rollo”

Javier Corral Jurado, sabe que la aprehensión de su predecesor no será fácil, pero tampoco imposible, porqué de que tiene de sobra los elementos jurídicos para proceder los tiene y muchos, de ahí, que en la integración de las averiguaciones penales está buena parte del éxito en lograr su cometido y su más fuerte promesa de campaña, de llevar a la cárcel, al ladrón de César Duarte.

A los casi 14 meses de haber dejado el gobierno de Sonora, Guillermo Padrés, fue remitido al reclusorio Oriente de la Ciudad de México, y eso, porqué creyendo ingenuamente en su abogado el ex procurador panista, Fernando Lozano Gracia, que iría de entrada por salida- se entregaría para “demostrar su inocencia” aunque lo más seguro es que ya se haya arrepentido de su osadía y siga detenido por un buen tiempo, ya que las órdenes de aprehensión se le han multiplicado para su desgracia.

Me gusta elaborar escenarios políticos a futuro, en el mediano plazo, se imagina usted, que César Duarte y sus principales testaferros fueran llevados a la cárcel a finales de noviembre o principios de diciembre del 2017, sería una chuza de varias bandas:

Les daría un tiro de gracia a los priistas de Chihuahua, candidatos y no candidatos, sepultando cualquier posibilidad de victoria para los tricolores en el 2018.

Una segunda carambola, es que les ayudaría enormidades a las huestes panistas para reelegirse en sus encargos- alcaldes y diputados locales- y acabar de acaparar las principales alcaldías de Chihuahua, como serian, la fronteriza, Ciudad Juárez e Hidalgo del Parral, que hoy están en manos de ediles independientes, para tener toda la columna vertebral de municipios que pasan por la carretera Panamericana en su poder, y obvio, buscar en el 2021, repetir en la gubernatura.

Todo depende de cómo se las ingenie Javier Corral para lograr su caro anhelo de llevar ante la justicia a su acérrimo enemigo, César Duarte.

Si lo logra, habrá dado un paso extraordinario en su carrera política, que fortalecería su carrera política por encima de muchos de sus adversarios del PAN.

Pero, sino lo logra, también es pertinente advertir que podría sepultar a los panistas, como lo hizo, Juan Blanco con tanta corrupción que se les descubrió a su paso por la alcaldía de Chihuahua.

Al tiempo.

JESUS ESPARZA FLORES

Ya que estamos inmersos en el bajo mundo de los pillos, o pésimos servidores públicos, déjeme comentarle, que me llegaron varios correos electrónicos, en los cuales me informaban que, el putrefacto Auditor Superior del Estado, Jesús Esparza Flores, quien reside en el lujoso fraccionamiento San Francisco Country Club, que dimos a conocer en ediciones anteriores, concretamente en la calle Francisco de Cuéllar número 5980, gracias a las componendas y a sus brillantes “asesorías” que hizo al amparo de su puesto, en los pasados 6 años con ex ediles, ex funcionarios de las dependencias descentralizadas, así como con los ex directores de oficinas de la pasada administración estatal, hizo tal cantidad de dinero en efectivo, que se vio en la imperiosa y sospechosa necesidad de comprar dos “cajas fuertes” para guardar esos recursos mal habidos, como cheques y documentos diversos, amén de escrituras de terrenos, casas y hasta ranchos, propiedades pues, que difícilmente con el sudor de su frente pudiera comprobar. Esparza Flores, un turbio escudero del ex gobernador de Chihuahua, sabe que el horno no está para bollos, y no quiere que le vayan a descubrir lo abultado de sus cuentas bancarias, que hace seis años, ni en sus mejores quimeras pudiera haberse imaginado, hasta que “le pegó al gordo” Duarte, perdón, se sacó la lotería, y la bonanza le llegó por todos lados. Lo mismo negoció con azules, que, con tricolores, gracias a sus auditores consentidos.

Para que tenga dos cajas fuertes, ya se habrá de imaginar lo que “ha trabajado” de sol a sol, este hijo de la podredumbre, primo de la corrupción y pariente de la inmundicia. Cuando vengan la persecución penal contra Duarte Jáquez, no es dudarse que saldrá más que salpicado esta rata peluda, que cuando pierda el puesto que ahora ostenta se sentirá como una rata en una alcantarilla o en una letrina, donde cualquiera podrá aplastarlo, por los fétidos olores que despide a César Duarte y a estiércol. El jura que no se le nota lo pillo.

POSDATA…

Murió el líder cubano, Fidel Castro Ruz. De quien se han escrito ríos de tinta. Empezara a escribirse a partir de mañana de un hombre leyenda, que dejó muchas más cosas positivas que negativas en esa isla hermosa, llamada Cuba, que podrá presumir que nunca fue doblegada por el bloqueo de los Estados Unidos en más de 50 años...

FIDEL ALEJANDRO CASTRO RUZ

                                           

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016
visivatek

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio