Fecha: 22-09-17

Carta al soldado desconocido…. de carne y hueso.

Por: Juan ANTONIO TORRES
 
 

Imagen relacionada
UN HÉROE DESCONOCIDO SE ROMPE A LLORAR

                       Lo que han logrado las redes sociales, hoy en día. Lo que puede hacer un mensaje, acompañado de una imagen o una foto.

                      Esto viene a colación porqué en días pasados, el fotógrafo, Marco Gil Vela publicó en el ciberespacio, un mensaje, que desde luego, se espera que haya leído el soldado desconocido-hasta ahora- de carne y hueso- que se quebró y rompió en llanto, luego de rescatar los cuerpos ya sin vida, de su mujer y su hija, entre los escombros que dejó el sismo, que devastó el empobrecido municipio de Jojutla, Morelos.

                       “Gracias, porqué sin saberlo, me regalaste la oportunidad de mi esposa y de mi hija, gracias, porqué sin dudarlo arriesgaste tu vida, bajo los escombros, y junto con los demás, diste hasta el último esfuerzo para rescatarlos. Supe que cuando viste su bracito bajo aquel escombro ese 19 de septiembre gritaste con un dolor palpable e insoportable, desgarraste tu garganta y tus lágrimas brotaron como si hubiese sido tu propia sangre, la que hallabas sin vida”.

                          Y así pues, pidió a la comunidad digital, su valiosa ayuda, para dar con el paradero de aquel valiente milite.

                          Para poder estrechar su corazón que, aunque destrozado le estaré agradecido toda la vida.

                         La foto, fue captada por el tío de Marco, Salvador Kellerman, quien nunca se imaginó que se hiciera viral, y que hasta ahora la han visto cerca de 500 mil cibernautas.

                         No socia decir, que lo deseable sería que el valiente Ejército Mexicano, cumpla a cabalidad ese hermoso gesto y también reconozca la nobleza del civil.

POSDATA.

EDY, EL HÉROE RESCATISTA EN SILLA DE RUEDAS

YA que en esta ocasión, no me ocuparé de asuntos de políticos corruptos o malos funcionarios que se hacen llamar “servidores públicos” sino de héroes anónimos que por fortuna hay y muchos en este país, le dedicaré este espacio a un joven de nombre, Eduardo Zárate, que con toda y su discapacidad, pues anda en silla de ruedas, se tomó la determinación de trasladarse de Morelia, Michoacán a la Ciudad de México, al enterarse que su amigo, Fernando, había quedado sepultado debajo de los escombros en una de las muchas edificaciones colapsadas en la colonia del Valle.

JOVEN EDUARDO ZARATE

 “Simplemente somos mexicanos y el país, requiere de todos en este momento y pues bueno para ir a cerciorarme que estuviera con vida mi amigo, Fernando” al ser entrevistado por los medios de comunicación, una vez que se percataron de lo que estaba haciendo. Al llegar, y ser aceptado como voluntario por las autoridades de Protección Civil, Edy, como lo llaman sus amigos, trabajo sin reparo durante 24 horas, recogiendo piedras y basura, sin descanso, hasta que su cuerpo no dio para más. Reposó unas horas, y luego se reincorporó a su misión, la cual fue recompensada cuando vio a su amigo con vida. Ahí quedan estos dos hechos que enmarcan que retratan al mexicano bien nacido, solidario, valiente, que sin pensarla arriesga la vida, por salvar la de otros.

¡Bravo, carajo, Bravo!

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio