Fecha: 27-08-17

*Ricardo Monreal, ¿abanderado del Frente Amplio Opositor en la CDM?.

Por: Juan ANTONIO TORRES
 
 


 

Ricardo Monreal Ávila

                                               Justamente 20 años después, el ex gobernador de Zacatecas, Ricardo Monreal, se ubica en una segunda encrucijada de romper con el partido que ha militado en sus últimas dos décadas, o ser tapadera de una disque encuesta que no sólo  estuvo “cuchareada” sino que puso en evidencia la opacidad con la que se opero que Claudia Sheinbaum Pardo, fuera ungida en calidad de coordinadora de Morena, o sea, candidata de ese partido a la gubernatura de la Ciudad de México en las elecciones del 2018.

Claudia Sheinbaum Pardo

                                              No son pocos los que recuerdan que en 1997, Monreal Ávila, que el ahora jefe delegacional de la Cuauhtémoc, sufría la misma disyuntiva, de que lo estaban echando fuera de su partido, por una decisión vertical, o sea un dedazo más que burdo, para no dejarle la posibilidad de ser abanderado del PRI a la gubernatura de Zacatecas, por qué no era el preferido del entonces presidente de México, Ernesto Zedillo Ponce de León, y así se lo había informado el entonces líder del CEN del PRI, Mariano Palacios Alcocer.

                                            Hoy, hoy, parafraseando al hombre de las botas, Vicente Fox Quesada, la vida, las circunstancias de la política, lo vuelven a poner en una tesitura difícil. áspera, de la cual tendrá que tomar una decisión bien pensaba, sensata e inteligente, porqué de lo que haga depende su futuro político.

                                ¿Todos se preguntan con Morena o sin Morena?

                                ¿Ricardo Monreal Ávila, se convertirá en el candidato del Frente Amplio Opositor de la Ciudad de México?    

                         Lo que son las cosas, el Mesías Tropical, o sea, Andrés Manuel López Obrador, quien en ese tiempo-1997- era el líder nacional del PRD, le abría las puertas de ese instituto político, para que se alzara con la candidatura del Sol Azteca, y le dijera adiós al partido en el cual había sido diputado local, diputado federal y senador de la República.

                                          Meses más tarde, lograba lo que el imaginario pensante sabia: que Monreal Ávila, ganaría de calle los comicios constitucionales al PRI, que hay que decirlo, nunca había perdido.

                                           Y es que la mascarada de “encuesta” que maniobró desde la oscuridad, el ex jefe de gobierno de la Ciudad de México, fue toda una rudeza innecesaria en contra de un personaje como Ricardo Monreal, quien hay que decirlo con sus letras encabezaba todos los sondeos de opinión que habían llevado a cabo más de 20 agencias de consultoría  en aquella metrópoli, para determinar quién era el personaje dentro de las filas de MORENA, mejor posicionado, y en la gran mayoría aparecía en primer lugar el zacatecano, luego Claudia Sheinbaum, después Marti Batres, y en último lugar, el senador, Mario Delgado,  a quien metieron de última hora en calidad de relleno.

                                                               Pero, pero, en las supuestas 1400 encuestas que mandó elaborar el alto mando de MORENA, desde las cuales nunca se supo nada, mucho menos quien las había elaborado, aparecía en primer lugar, la candidata de los afectos de López Obrador,  la candidata del dedazo, Claudia Sheinbaum, luego Batres, después, Mario Delgado, y en último lugar, por increíble que parezca, ¡Ricardo Monreal!

Andrés Manuel López Obrador

           Más que sintomáticas luego de conocerse el resultado de este dedazo, fueron las declaraciones que hizo, Monreal, al ser entrevistado por la prensa que lo esperaba a las afueras del hotel Benidorm, al sur de la capital del país, donde se habían reunido los cuatro aspirantes con la Comisión de Elecciones de Morena, quien se dijo estar “sereno y tranquilo” empero advirtió que “será difícil luchar contra la nomenclatura” de su partido. ¿Rompimiento en puerta?          La ausencia de Monreal, un día después en la rueda de prensa que dieron a conocer “los tres mosqueteros” encabezados por la ya coordinadora de Morena, futura candidata al gobierno de la Ciudad de México, Marti Batres y Mario Delgado, los preferidos de López Obrador, avivó la posibilidad de que Monreal, en el mediano plazo sea tentado por diferentes fuerzas políticas como el propio PRD, el PAN, Movimiento Ciudadano, el PVEM y Encuentro Ciudadano, para que enarbole dicho Frente Amplio Opositor, con muchas posibilidades no sólo de enfrentar, sino pelear al tú por tú con Morena, palmo a palmo, voto a voto, en las elecciones del primero de julio del 2018.

                                    Es sabido que la Ciudad de México, representa el bastión más importante en términos electorales para las expectativas de AMLO de ganar los comicios presidenciales del 2018, de ahí la importancia saber la decisión que tome en los próximos días, Monreal Ávila. La simulación de consulta que se aplicó en contra del zacatecano, y en favor de los otros tres personajes lopezobradoristas, reavivó la posibilidad de que los líderes de otras fuerzas políticas se acerquen al delegado de la Cuauhtémoc, y le ofrezcan ser su candidato, sabedores y conscientes que para que la cuña apriete tiene que ser del mismo palo, dicen los clásicos.

                                       Lo que es un hecho es que si Monreal se va de MORENA, no es que se quisiera ir, sino que literalmente lo están echando fuera, de darse en los hechos está ruptura, Andrés Manuel López Obrador, estaría ligando un segundo error, cuyas consecuencias todavía no se han valorado o medido en su justa dimensión. El primero no haber aceptado una alianza con él PRD, en el Estado de México, no obstante que se la pusieron en charola de plata, aunque, Marti Batres, diga lo contrario. Una coalición con el Sol Azteca, habría acabado con toda posibilidad de triunfo del PRI en las tierras de EPN.

                                         El segundo traspié, sin duda, habrá sido, que sí Monreal decide irse de Morena, no sólo estará en grave riesgo la Ciudad de México, bastión imprescindible para la carrera presidencial de AMLO, sino también Zacatecas, donde el monrealismo tiene una fuerte presencia, que sin dudarlo seguirá al todavía jefe delegacional en la Cuauhtémoc.

Enrique Peña Nieto

                                           Por lo que ocurra en los próximos días, y antes de que lo cuestione la prensa con lo ocurrido en torno a la asunción de la Sheinbaum y tal vez, el destierro de Monreal, López Obrador, puso tierra de por medio en Los Ángeles, California, donde presentará su libro, Oye Trump. Propuestas y Acciones en Defensa de los Migrantes en los Estados Unidos. La gira le servirá para estar lejos del jaloneo que se desató por la imposición de la favorita de sus filias, Claudia Sheinbaum, cuando el mejor apuntalado en todas las encuestas era Ricardo Monreal, quien entre muchas cosas tendrá el tiempo para deshojar la margarita y decidir si se va... o se queda…..Por lo pronto, Monreal,  ya dijo que no quiere ser senador, mucho menos encabezar una Secretaria de Estado en el supuesto de que su todavía jefe político y ¿amigo? Gane las elecciones del 2018. Lo que es un hecho es que Monreal no le levantara la mano a la Sheinbaum, la delegada de Tlalpan. como si lo hicieron los otros tres alegres compadres…

Breves Indiscretas…..Desde el pasado viernes inició la difusión de spots en torno al Quinto Informe de Gobierno del priista, Enrique Peña Nieto, y llama la atención que en sus primeros promocionales aparece el mexiquense vestido a la usanza vaquera, en un campo mexicano pletórico de ganado de alto registro, en el cual por supuesto que no existen ni las balaceras, ni extorsiones a los productores del campo. En este contexto más que idílico, será el tono de lo que será el penúltimo informe del huésped de Los Pinos, que habrá de dirigir el 1 de septiembre al vasto imaginario pensante de México, que está harto de los casos de corrupción, aderezada de la impunidad, en los que sobresalen los casos de la Casa Blanca, Odebrecht, asi como de toda la podredumbre que dejaron a su paso los delincuentes que además fungieron  como“la nueva generación de priistas, los ex gobernadores de Veracruz, Javier Duarte, Quintana Roo, Roberto Borge Ángulo, Nuevo León, Rodrigo Medina de la Cruz, sin olvidar a Chihuahua y el impresentable hampón, César Duarte Jáquez. La raza ya le puso nombre a esta campaña publicitaria del marido de La Gaviota: Peñalandia...

Arturo Fuentes Vélez

Por si usted no lo sabía, pero aquí se lo informamos, sabe usted cómo le apodaban al ex delegado de la SEDESOL, Arturo Fuentes Vélez, hoy flamante, responsable de la Secretaria de Hacienda del gobierno del estado, nada más, pero nada menos, que Bob Esponja, y no necesariamente porqué caiga muy bien, o por el color amarillo, o porqué tenga las patas igual de flacas que el singular personaje de las caricaturas, o porque tenga los brazos muy largos, sino porque es un tipo por demás cuadrado. Le vale una pura y dos con sal, que la política se maneje en un tenor muy diferente al cual él está acostumbrado a manejar las finanzas estatales. Por si usted no lo sabía, su profesión, no es la de un contador público, o un experto en finanzas, o en administración, no hombre , que va, es ingeniero agrónomo como su antecesor, Jaime Herrera Corral, el cómplice número uno del ballezano, hoy prófugo de la justicia, César Duarte. No le gusta pagar a quien no está en su ánimo, salvo que se lo ordene su amo, Javier Corral. A todos los demás funcionarios los manda por un tubo, aunque estén más que justificados los gastos hechos, no se diga a los medios de prensa, porqué desde su óptica todos son duartistas, aunque no sea así, háganle como le hagan. Aunque no tenga la más mínima posibilidad de ganar un encargo de elección popular en los comicios del 2018, le encanta que la prensa zalamera, lisonjera lo ubique como uno de los nombres que se baraja para el Senado de la República. Se imagina usted a este sujeto por demás obtuso, cerrado, cómo va a operar la reestructuración de la monstruosa deuda de la administración estatal que ya frisa en los 50 mil millones de pesos. El Bob Esponja se presume una dama de la caridad, que no agarra ni un peso, y que su familia, no abuse del encargo que hoy tiene Fuentes Vélez…Lo mismo decían todos los ex colaboradores de Duarte, y mire como muchos de ellos andan amparados y con la cola entre las patas...

Maurilio Ochoa Millán

Maurilio Ochoa Millán, el hampón, que fungía como secretario de Desarrollo Urbano, casi en la parte final del sexenio de César Duarte, ya se anda pavoneando como uno de los precandidatos a la alcaldía de Chihuahua, aunque usted no lo crea. Claro que los medios y los colegas que lo manejan en este tenor, son los mismos que le entregaron las posaderas y la conciencia Duarte. Jura y perjura, Ochoa, el putrefacto ex funcionario que si le dan otra oportunidad de jugarla, le ganará a quien le pongan enfrente del PAN. Se le olvida el pequeño detalle al “hombre que vendía huevos” porqué no lo distinguen precisamente las agallas, que en las elecciones del 2016 no ganó en ninguna de las casillas por el distrito XV, en el que compitió, porqué los electores sabían de los latrocinios, de las millonarias trácalas, que se aventó, por su puesto con la venia del capo mayor, oriundo de Balleza. Le fue como en feria a Ochoa Millán, pues además de que perdió las elecciones, también su ex esposa, le puso el cuerno, con quien era su instructor personal de fitness. Si algo le sobra a Maurilio son billetes, pero le falta lo más importante, solvencia moral, rectitud….. ¿Será cierto que también porque le encanta polvearse las narices, dejaron a Ochoa Millán?.....*****

Un personaje quien es el reverso de la moneda, es sin duda, el titular de la Dirección de Servicios Interinstitucionales del Congreso del Estado, Hugo Gutiérrez Dávila, que se empieza a barajar su nombre como uno de los posibles candidatos a una diputación local o federal. Gutiérrez Dávila, no es para nada ningún improvisado en las lides de la política. Por si no lo recuerda, el ahora jefe de asesores de la bancada panista de la actual legislatura, en los comicios federales del 2000, justamente cuando echaron fuera de Los Pinos a los del PRI, Hugo quien fue candidato a diputado federal por el sexto distrito de la capital del estado, le dio una soberana paliza a su contendiente del tricolor, Humberto Tena Estrada. El panista obtuvo en esa elección 81,550 sufragios frente a los 53,675 que registró el del PRI. Hasta ahora es la diferencia más grande que se ha registrado entre uno y otro candidato. Hugo, un hombre íntegro, serio, que se distingue por su fino trato con todos, fue en el sexenio de Francisco Barrio, director de Gobernación y ex secretario de Gobierno, en sustitución del frustrado aspirante a gobernador, Eduardo Romero Ramos, mismo que fue derrotado por el cholo, Ramón Galindo Noriega, en la elección interna que llevó a cabo el PAN, quedándose en la orilla el delfín de Barrio Terrazas. El perfil de Hugo, no puede ni debe de pasarse por alto para las elecciones del 2018, porqué es un hecho que las circunstancias del año próximo serán muy diferentes a las del 2016, cuando la lupa social estaba harta de todo lo que oliera no sólo a PRI, sino a Duarte Jáquez. El PAN de Corral va a la baja, ni quien lo dude, el principal responsable, no es Ricardo Anaya, con su enriquecimiento más que inexplicable, sino el huésped del palacio de gobierno, que ha perdido la brújula y no ha cumplido lo que prometió a sus conciudadanos: meter a la cárcel a su acérrimo rival, CDJ….A Gutiérrez no hay que perderlo de vista…

Hugo Gutiérrez Dávila

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio