best free html templates
Mobirise

25-09-2019


Por culpa del secretario de Educación, Carlos González, el Cobach está colapsado, ante las innumerables corruptelas de Tere Ortuño y el corrupto líder sindical, MBHT.

Juan Antonio TORRES

Mobirise
 

OFICINAS CENTRALES DEL COBACH (CHIH.)

                                     “No tiene culpa el indio, sino quien los hace compadres” reza un sabio proverbio, y éste le queda como anillo al dedo, al flamante secretario de Educación y Cultura, Carlos González, de la administración del Nuevo Amanecer, quien podrá presumir que lo avalan sus múltiples títulos académicos, pero que por desgracia no sirven para maldita la cosa, cuando se trate de meter en cintura a gente rata, nefasta y putrefacta, como la actual directora del Colegio de Bachilleres, la coahuilense, Teresa Ortuño Gurza y el líder sindical, Manuel Bernardo Hernández Torres.

                                       A los dos personajes antes citados, el personal docente y los alumnos los tienen plenamente identificados como “la uña” y “la mugre”, porqué no puede vivir el uno sin el otro. Ahora sí que se juntaron, Pancho con su Rocío, o La Gorda y El Flaco.

                                    Son idénticos, como dos gotas de agua.

                                   Para saber quién es una cosa y quién es la otra, está en chino, tan pillo uno, como la otra.

                                     Gracias a la indolencia y el importamadrismo de la caricatura de secretario de Educación, que hoy tienen los chihuahuenses, el Colegio de Bachilleres, en los casi tres años que lleva la presente administración estatal, se ha derrumbado el nivel académico de los educandos que está por los suelos, a tal grado que por primera vez en la historia del Cobach, faltaron alumnos para los planteles 2, 3 y 21, como nunca había ocurrido, lo que ha generado que esta institución académica, otrora forjadora de buenos estudiantes, hoy, está dejando de ser la primera opción para los jóvenes y obvio para los padres de familia, en lo que se refiere a enseñanza media.

                                     Aunado a lo anterior, habría que agregar los turbios manejos del Sindicato del Colegio de Bachilleres, que encabeza, una rata peluda, quien en su diccionario de vida no existe la palabra moral, mucho menos la palabra, integridad, que tiene nombre y apellido:

                                    Manuel Bernardo Hernández Torres, un auténtico Ali Babá, quien ha hecho de esta agrupación sindical, una cueva de ladrones, a quienes la educación les importa una pura y dos con sal.

                                   Hernández Torres, y su gavilla, se desviven por las prebendas que se brindan conforme a su obtuso criterio, en el que brilla a todas luces, el color metálico.

                                   Y como no va a estar ocurriendo este caos en esta noble institución educativa, fundada hace casi medio siglo, si tanto Tere “Jamones” Ortuño, la todavía titular del Cobach, y su alma gemela, Manuel Bernardo, están denunciados penalmente por sus malos manejos con los millonarios recursos económicos que se manejan anualmente, que son patrimonio de los trabajadores sindicalizados, como de los mismos estudiantes, que se manejan en los 30 planteles a lo largo y ancho de la vasta entidad chihuahuense, que aglutinan a poco más de 46 mil educandos.


Mobirise
 

CARLOS GONZALEZ HERRERA

                                    Ha sido tan burda, la coahuilense, que cuando la agarraron con las manos en la masa, en sus turbios enjuagues, que tuvo que admitir ante el fallido ex secretario de Educación y Cultura, Pablo Cuarón Galindo, como si hubiera cometido una gracia, al decir textualmente : “si tomé los dineros, o los recursos económicos, fiscales y sociales de los trabajadores, pero fue para una causa noble, porqué pagamos a los proveedores, completamos la nómina y las prestaciones, pero cuando tengamos los recursos suficientes, devolveremos dichos dineros, dijo a la prensa, una mujer perversa, corrupta, visceral y despiadada quien no se tocó el corazón además para despedir sin más ni más, a más de cien trabajadores, dejando sin sustento para vivir a igual numero de familias al inicio del actual régimen de gobierno,, para, como era de esperarse, acomodar a puros incondicionales, en su gran mayoría gente identificada con el PAN y de paso darle gusto a su mecenas, el inquilino del palacio de gobierno, Javier El Talegas Corral.

                             A los que desde el olfato de Ortuño Gurza, olían a priistas, los puso en la calle ipso facto.

                             Le valió madre, poner en la calle a cuatro trabajadoras del Cobach, quienes no obstante su estado de gestación, las corrió, quitándoles el servicio médico, al que tenían derecho por ley. Les demostró que no tendría piedad para ellas, y lo cumplió al cien.

                          Así como no tuvo el menor remordimiento para tomar de manera corrupta recursos que no le correspondían, así también, no la pensó para darle gusto a su sed de desquite político. Así se las gasta la hojalateada mujer.

                           Ahí no paro su sed de venganza, pues más adelante despidió de la Dirección General del Cobach, al hijo de José Acuña Peralta, quien tenía once años de antigüedad en dicha institución educativa, pero le valió madre, por la demanda penal, que le había interpuesto, el ex líder sindical del Cobach, quien había catalogado públicamente en varios desplegados en la prensa local, a la Ortuño, literalmente como una DELINCUENTE con charola de “servidora pública”.

                            Sin deberla ni temerla, ejerció su vendetta política, contra el consanguíneo de Acuña Peralta, quien no tenía nada que ver en esta confrontación entre la “Jamones” y el pillastre del ex líder sindical, quien yace en la inopia, desde que dejó el cargo.

                             No obstante que Teresa Ortuño carece de una carrera académica, porque no cuenta con su titulo profesional, que exige la Ley Orgánica del propio Cobach, la impuso el INEPTO, inquilino del palacio de gobierno, Javier “El Talegas” Corral, quien al incurrir en este nombramiento se pasó por el arco del triunfo, privilegiar la educación, la cultura, los valores y principios que deben de regir a una institución como lo es el Colegio de Bachilleres desde que fue fundado con la venia del extinto ex gobernador, Óscar Ornelas Kuchle, en 1973.

                                La Ortuño, perteneciente a la extrema derecha del Yunque, es muy dada a bailar muy repegada a los alumnos del Cobach, para hacerles “sentir” que se preocupa por ellos, a los que ve como un manjar que para su desgracia no se puede comer, porqué lo más seguro es que los jóvenes estudiantes la vean con repulsión.

                                La ex senadora por la vía plurinominal, es muy dada a acudir a la iglesia cada domingo para darse golpes de pecho, pero sin descuidar los pesos de los millonarios recursos que se manejan en dicha institución, antaño, educativa, hoy solamente recaudadora de recursos, para sus muy personales intereses económicos y políticos.


Mobirise
 

TERESA ORTUÑO GURZA

                                Es un estuche de raterías, perdón de monerías, la nativa de Coahuila.

                                Pero que le podría decir del ratón de Manuel Bernardo Hernández Torres, quien, ha atracado a diestra y siniestra todo lo que se puede y se mueve hacia el interior del Sindicato del Cobach en el tiempo que tiene al frente del Cobach.

                               Ya los trabajadores sindicalizados y el personal docente, lo apodan Manuel Bernardo “Paseos” porque es muy dado a los viajes o los paseos por el interior del estado y del país, a expensas claro está, del erario del Cobach.

                                  Como lo denunciamos hace unos meses en este mismo espacio, Hernández Torres, quien es un delincuente confeso, en sus primeros 5 meses de “gestión” se auto regaló un “bono de rendimiento y buen desempeño” por el orden de los 61 mil pesos mensuales, es decir, 305 mil pesos, de los cuales se vio obligado a devolver 105 mil, cuando le descubrieron la transa, la maroma pues, como si hubiera sido un “préstamo” al propio sindicato, desde luego sin intereses.

                             La misma pillería que había cometido la Ortuño, la replicó, el líder sindical, para “reparar el daño” a la institución que tanto ha saqueado desde que llegó con una mano por delante y la otra por detrás, hace poco más de un año y meses.

                              Manuel Bernardo es un costal de mañas, les miente con todos los dientes a sus sindicalizados, y desde luego a los secretarios generales delegacionales, haciéndoles creer que tiene las facultades legales para que le autoricen el consabido bono y los abundantes víaticos que se da a manos llenas para ir y venir a Ciudad Juárez, donde reside, pero se abstiene de entregarles, un documento oficial que le de sustento a las burdas mentiras que les cuenta. Lo peor, es que se las creen. Así también se las juega en las reuniones sindicales.

                                 Padece de un infantilismo político, que se le nota a leguas.

                                Es un perfecto ignorante, que no sabe de los estatutos, ni las condiciones generales de trabajo del Sindicato del Colegio de Bachilleres. Carece de la más mínima experiencia política, y no se diga sindical, ya que firma documentos a lo tonto, a tal punto, que la titular del Cobach, lo batea, muy seguido.

                                 La Tere Jamones, lo maneja a su total antojo. Al son que le toquen, Manuel Bernardo baila y brinca, como rana.

                                  Dicen las lenguas de doble filo, que Manuel Bernardo, pertenece a la cofradia de la mano caída, hoy tan de moda estos sujetos que se salieron del closet y se exhiben ante el mundo sin el menor rubor de vergüenza. Los que lo conocen de atrás tiempo, rumoran que además, usa pañal desechable, ya que en cada reunión sindical que se lleva a cabo, les gusta acompañarse por lo menos por. cuatro secretarios generales delegacionales, para que lo pongan como palo de gallinero, todo lleno de excremento.

                              Que no le falte pues, su sacrosanto mantenimiento personal.

                              Para el turbio líder sindical de lo que queda del Cobach, ya no hay chile que le raspe, el anda sobre el billete, y las canonjías, de ahí en fuera que ruede el mundo.

                                 También tiene para su uso personal a dos profesorsillos, que le sirven como sus porristas o aplaudidores oficiosos como lo son, José Luis Fernández y Mariano Vázquez.

                                 Lo que no deja de pasar inadvertido entre los trabajadores sindicalizados del Cobach, es la actitud tibia y timorata del secretario de Educación, Carlos González Herrera, para no retirarle o cancelarle de tajo al citado sindicato las prebendas, mal llamadas, “comisiones” en las cuales el gobierno del estado gasta aproximadamente, 700 mil pesos mensuales en sueldos y prestaciones para una organización sindical que no le sirve de nada a los miles de agremiados, que en este gobierno del Nuevo Amanecer, se han convertido en solo problemas y vergüenzas para propios y extraños.


Mobirise
 

MANUEL BERNARDO HERNANDEZ TORRES

                               Es un hecho que estos recursos se deberían de invertir o utilizarse en becas para estudiantes de extrema pobreza, que desde luego y por desgracia los hay o en mejoras que le urgen al Cobach, como es el caso concreto de poner en funcionamiento la alberca Vértiz del plantel número 1, y no para mantener a un grupúsculo de ladrones que han hecho del Cobach, un auténtico botín o mina de oro.

                               Para que vean mis cuatro lectores, como se las masca, Hernández Torres, para comprar el silencio o la complicidad de los secretarios generales delegacionales del STAACOBACH, recientemente fueron llevados a pasear por las ruinas de Paquimé, ubicadas en el municipio de Casas Grandes, viajando en camiones de lujo y comiendo en buenos restaurantes, gracias a los dineros que se manejan del citado sindicato, sin que nadie les ponga un alto a tanta opacidad.

                               No debe de ser sorpresa para nadie que hoy en día, el Colegio de Bachilleres, sea hoy un triste referente de opacidad, de dispendio, un espacio educativo que se está asfixiando en su propia podredumbre generada, qué paradoja, por las propias autoridades, que no quieren ver o enterarse de lo que ahí por desgracia acontece.

                                 Si el propio jefe del ejecutivo estatal, Javier El Talegas Corral, anda con la brújula perdida desde que llegó al anhelado poder, porqué se ha convertido en el peor gobernador que hayan tenido los chihuahuenses en ¡los últimos 50 años!

                                  Que se podría esperar de una putrefacta funcionaría como Teresa Ortuño Gurza, la titular del Cobach, quien lejos de andar pensando en sus cirugías plásticas para quitarse los muchos kilos que le sobraban de su obesa humanidad por comer con tanta manteca, debería de privilegiar subir los estándares de la calidad educativa que ahí se imparte, darle sustento a la transparencia y a la rendición de cuentas y por supuesto poner en su lugar a vivales como Manuel Bernardo Hernández Torres, quien cobra, pero muy bien, de líder sindical, un encargo que para nadie es un secreto le que ha quedado demasiado grande.

                 Pero como lo va a lograr, si la misma directora del Cobach, trae una enorme cola de corrupción que no puede ocultar. Podrá presumir que ya no tiene las piernas de paquidermo que antes tenía, ni los pechos de siete kilos en cada bubi que le colgaban de su tórax, o del prominente abdomen que se botaba cuando caminaba, como cuando se sentaba en su curul de diputada o de senadora. Hoy parece una avestruz disecada con todos los pellejos colgantes, por tanto bisturí que le han metido a su otrora voluminosa humanidad con tal de no verse tan repulsiva.

           Ella piensa que se ve hasta sexi, lo suficiente para contemplar la posibilidad de buscar un puesto de elección popular en las elecciones del 2021, ya no digamos de gobernador, pero no descarta la posibilidad de contender por la presidencia municipal del Chihuahua, o ya de perdis, por una diputación federal o local.

            Su guardadito, ya lo está haciendo gracias a los abundantes recursos que se manejan en el Cobach, bajo su total discrecionaludad.

              La filosofía de vida de la oriunda de Coahuila, siempre ha sido: “a mí no den, póngame donde hay” y el Eterno se lo ha concedido.

                    Si quería lodo, en el Cobach, tiene para que se atasque a manos llenas…


Mobirise
 

VICENTE FOX QUESADA

POSDATA

Que lastimoso ver al expresidente, Vicente Fox, tratando de levantar desde los escombros a lo que queda del PAN, en el 80 aniversario de la fundación de dicho instituto político. Pero que se le puede pedir al michoacano, Marko Cortés, el dirigente nacional de este instituto político, quien adolece de un liderazgo que no se ve por ningún lado, que es muy seguro va a terminar desbarrancando al blanquiazul en los comicios del 2021, cuando estén en juego 15 gubernaturas y la puja por la Cámara de Diputados.

  Fox, será el sepulturero del PAN, y lo más trágico es que AMLO, lo volverá a derrotar…

Domicilio

Calle Berlín #2204,
Col. Mirador C.P. 31250
Chihuahua, Chih.
México

Contacto:

Email: contacto@dossier.com.mx
WhatsApp: +52 (614) 178-9473