Fecha: 24-10-18

 *César Duarte, extraditado por AMLO, lectura incierta.

Por: Juan ANTONIO TORRES
 
 

AMLO

                     La visita del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador a Chihuahua, dejó varias lecturas que desde luego, calaron hondo en los diferentes ámbitos del poder.

                    En principio, se constató que el tabasqueño, sigue teniendo un gran arrastre, ya no sólo entre sus huestes, sino en buena parte del imaginario colectivo. No obstante las inclemencias del tiempo, los más 3 mil 500 ciudadanos que acudieron a la plaza de la Revolución, aguantaron a bayoneta calada la pertinaz lluvia y el aire frío que se dejó sentir antes y durante el evento, con el cual el ex jefe de gobierno de la Ciudad de México, les vino agradecer el apoyo que le brindaron con su voto mayoritario, en los comicios del primero de julio, que le permitieron arrollar a los otros candidatos.

              Obvio, que el mitin, fue el corolario de la gira de López Obrador, el mismo que antes tuvo que reunirse con el mandatario estatal, Javier Corral Jurado, así como con una buena cantidad de presidentes municipales, diputados locales, diputados federales, así como con funcionarios de la nueva administración federal que tendrán como trinchera, la vasta entidad de Chihuahua.

JAVIER CORRAL

              En su discurso, planteó apoyos del gobierno federal por el orden de los 10 mil millones de pesos a partir del 2019. Anunció la construcción de dos nuevas universidades en los municipios serranos de Urique y Guadalupe y Calvo, lo que levantó el aplauso de la concurrencia ahí reunida.

             En ese mismo contexto, AMLO, detalló que como parte del programa, “Jóvenes Construyendo el Futuro” 46 mil 602 personas habrán de ser contratadas como aprendices en empresas y recibirán un pago de 3 mil 600 pesos al mes. Para aterrizar este programa, se destinarán cerca de 2 mil millones de pesos.

             Destacó que, un total de 3 mil jóvenes recibirán 2 mil 400 pesos al mes cada uno, para que puedan estudiar en nivel universitario, con un monto a invertir de 936 millones de pesos.

            Por si fuera poco lo anterior, señaló que 110 mil estudiantes de educación media superior tendrán una beca mensual de 800 pesos, lo que representa una bolsa de mil 56 millones de pesos. Aunado a lo anterior, citó apoyos por el orden de los 3 mil 680 millones de pesos para beneficiar a 240 mil adultos mayores que tendrán una pensión mensual de mil 274 pesos.

               Por supuesto que tales apoyos anunciados por el futuro presidente de México, a partir del primero de diciembre, han generado una gran expectativa entre la población en general, que ha observado con tristeza, el alejamiento del actual jefe del Ejecutivo federal, Enrique Peña Nieto, quien ya lleva más de dos años de no visitar esta entidad, como resultado de la abierta confrontación que ha tenido con el inquilino del palacio de gobierno, Javier Corral, quien desde que asumió el poder, ha intentado por todos los medios llevar ante la justicia a su antecesor, César Duarte, sobre el cual pesan 15 órdenes de aprehensión; 14 del fuero común y una del federal.

CESAR DUARTE

                        En relación a el trámite de la extradición del ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, el ahora prófugo de la justicia, asunto sobre el que versaron en privado el gobernador Corral y el presidente electo por espacio de media hora, López Obrador, fue por demás cauteloso, no se tiró a matar en torno a la captura del parralense y con pinzas se refirió al tema, al precisar que “dicho trámite se hará a través de la Cancillería que a partir del 1 de diciembre, será encabezada por Marcelo Ebrard…

 Y agregaría..”hablamos de ese tema, me explico- Corral- que el trámite de extradición, está en la Secretaria de Relaciones Exteriores; hicimos el compromiso de que una vez que lleguemos a la Presidencia, se va a instruir al secretario de Relaciones Exteriores, para que se proceda de acuerdo a la ley”…

             Si Corral Jurado, esperaba que López Obrador, se fuera de la lengua, si se me permite la expresión, en relación a ese tema, no lo logró. Abordó el tema, porqué es un hecho, que la lupa social, no vería con malos ojos, la aprehensión del gobernador más corrupto que hemos tenido los chihuahuenses.

MARCELO EBRARD

            El presidente electo, debe saber que el electorado de Chihuahua, castigó al PRI y a sus abanderados a los diferentes puestos de elección popular, por solapar los múltiples hechos de corrupción en los que fue evidenciado el ex gobernador, César Duarte, y su camarilla de funcionarios..

           Así pues, el tabasqueño, lo dijo muy claro y en voz fuerte en la parte central de su discurso, antes de retirarse del mitin en la plaza de la Revolución :

        “No va a ser más de lo mismo, no voy a fallarles, vamos a cambiar este régimen de corrupción, injusticias y privilegios, lo vamos a lograr entre todos, ya comenzó esta transformación, porqué esto va a significar un cambio verdadero, piensan que fue un discurso de corrupción, no, es en serio, vamos a acabar con la corrupción, me canso ganso”

      Si el futuro presidente de México, le da largas a la “papa caliente” del caso de César Duarte, y no se atiende como debe ser, así como otros graves asuntos de corrupción en los que están involucrados y exhibidos funcionarios del equipo de EPN, como son los casos del ex director de Pemex, Emilio Lozoya Austin, de Comunicaciones y Obras Públicas, Gerardo Ruiz Esparza; de la ex titular de SEDESOL, Rosario Robles y el del ex secretario de Hacienda, Luis Videgaray, Andrés Manuel López Obrador, perdería toda la fuerza y la credibilidad con la que llegará sin lugar a dudas a palacio nacional dentro de 40 días.

       No sólo el pueblo de Chihuahua, sino la Nación entera, espera que el futuro Primer Mandatario de la Nación, pase de los dichos a los hechos, de las palabras a los acciones concretas.

    “Obras son amores, y no bellas razones” reza un viejo adagio popular, al cual no le falta, ni le sobra un gramo de sustancia…

Breves indiscretas….

Da risa que el periódico el Heraldo de Chihuahua, en su sesuda y osada columna, Ráfagas, se atreva a decir, que él diputado local pluri, Omar Bazán Flores, la putrefacta, Graciela Ortiz González, Alejandro Cano Ricaud, puedan ser precandidatos a la gubernatura de Chihuahua en el 2021 por lo que queda del PRI. Debió sonar como una ofensa que un tipo como Omar Bazán, quien nunca ha ganado una sola elección por tierra, o que Graciela, una mujer nacida para perder, para transar, y para ablandar el box spring, con cuánto incauto quiera intimar con ella, sino pregúntenle al hampón de Rodolfo, Fito Torres Medina, por cuanto tiempo, le estuvo dando calor- o Alejandro Cano Ricaud, el ex coordinador de campaña de José Antonio Meade,a quien apodan, “el caballo negro” que también nunca ha ganado una sola elección.

Cano fue muy bueno en sus años mozos para quemarle los pies a Judas, con pura colita de borrego, en eso era campeón, pero para ganar elecciones fue pésimo. Le ganó el huarachudo de Carlos Borruel. Se imagina que puede traer en los nudillos este tipo. Lo que no sabe él columnista del Heraldo, es que Lilia Merodio Reza, la ex senadora, del PRI, que presumía de los muchos millones de pesos que había gestionado para varios municipios de la entidad chihuahuense, y que la soberbia fue por desgracia para ella, su carta de presentación, antes que la humildad, fuera su pasaporte de identidad con los suyos, por “los que se sacrificaba”  , ya anda haciendo gestiones para instalarse en la nueva administración del gobierno de AMLO. Quiere ser subsecretaria. No menos. Perdedora y se pone sus moños. Se imagina si hubiera ganado, se sentiría intocable. Como una diva. Ojalá y la derrota la ubique y no pierda el piso. Por eso Dios, no le da alas a los alacranes…..

Posdata.

Juan Carlos Loera de la Rosa, recibió un espaldarazo contundente de AMLO, que tapó bocas de muchos detractores que ya le estaban cantando las golondrinas. Adelantando su despedida. Silenció críticas de los que ya lo veían fuera del espectro de Chihuahua, ya  nada más en calidad de diputado federal. Por algo fue el único orador que habló en el evento central durante el mitin del tabasqueño. Así es de que pésele a quien le pese, será el vice-gobernador a partir del uno de diciembre. De él y de su equipo más cercano dependerá hasta donde llegará en sus futuras aspiraciones que para nadie son un secreto, que se insertan en las elecciones del 2021.

JUAN CARLOS LOERA

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio