Fecha: 23-10-18

 

*Se apaga la era de corrupción e impunidad del hampón

 Del cacique petrolero, Carlos Romero Deschamps.

Por: Juan ANTONIO TORRES
 
 

CARLOS ROMERO DESCHAMPS

                     “No hay mal que dure cien años”, reza un viejo adagio popular, y éste le queda como anillo al ex senador del PRI, y sempiterno líder del Sindicato de Trabajadores Petroleros de la República Mexicana, (STPRM) Carlos Romero Deschamps, quien es un hecho que tiene los días contados al frente de dicho sindicato, una vez que el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, dio la orden tronante de que la elección de las 36 secciones sea mediante voto libre y secreto, ya no más, “a mano alzada” como se había gestado siempre de forma gansgteril,  durante más de 24 años.

                             Y como las órdenes, no se discuten, sino se acatan, las futuras secretarías de Gobernación, Olga Sánchez Cordero y Rocío Nahle, de Energía, informaron que la Secretaria del Trabajo, le hizo saber al cuestionado cacique petrolero, que el proceso de renovación sindical para el período 2019-2021 se efectuaría con los votos depositados en las urnas de manera democrática, no al estilo de antes, “a la antiguita”.

                                 Esto se dio luego de que trabajadores petroleros de la Sección Uno, hicieron la denuncia del lanzamiento de “una convocatoria amañada” para la renovación de todas sus secciones con el claro y avieso propósito de llevar una elección abierta.

                                 Alertados sobre el albazo que se pretendía dar, integrantes del equipo de transición, de inmediato pararon antenas para parar en seco la jugada que maquinaba soterrada mente el putrefacto, Romero Deschamps.

                                Una vez que López Obrador, dio la orden de que las cosas se harían muy diferentes hoy en tiempos de la Cuarta Transformación, a como se “cocinaban” en los regímenes del PRIAN, el mismo secretario del Trabajo, Roberto Campa, le tuvo que dar la “mala nueva” al hampón del todavía líder sindical, de que ya no se efectuaría la renovación de todas las secciones “a mano alzada” para asegurar su permanencia.

AMLO

                 Sino mediante “el voto libre y secreto”. Y oh, surprise, sin chistar, ni hacer gestos, mucho menos ponerse a las patadas con Sansón, en este caso, con el nuevo residente de Palacio Nacional, o sea, Andrés Manuel López Obrador, dijo “adelante” .

                  “Al cabo, que ya me voy, antes de que me lleven y no necesariamente a mis fastuosas residencias” debió pensar para sus adentros el  varias veces senador de extracción priista, quien todavía aspiraba en reelegirse hasta el 2024, como sino fuera suficiente lo que ya lleva en sus alforjas, que desde luego es mal habido y son muchos, millones de dólares y propiedades que difícilmente con su sueldo pudiera justificar.

                   Así pues,desde este día, se convocó a elecciones abiertas de cada una de las 36 secciones sindicales del país, una vez que AMLO anticipó elecciones democráticas, no sólo en el sindicato más poderoso de América Latina, como es el de PEMEX, sino en el propio SNTE, no se diga en el Sindicato Único de Trabajadores Electricistas, donde también hace aire en lo que se refiere a los malos manejos de sus líderes charros, más que millonarios.

                  Para darnos cuenta hasta donde permea la corrupción de Carlos Romero, basta leer lo que se ha publicado en la prensa en días pasados, en relación al número de aviadores, que se tienen detectados en la Dirección de Pemex, presuntamente son más de 1478 “comisionados” entre los que destacan, María Esther, una hermana del gangster de Romero Deschamps, su cuñado, Álvaro Durán, que le cuestan al erario de esa paraestatal ¡mil millones al año!

OLGA SANCHEZ

                 Lo cierto es que este mal endémico, denominado gangsterismo sindical, está viviendo sus horas finales, ya lo decíamos líneas arriba, no hay mal que dure toda una vida, ni enfermo que viva para aguantarlos. Es muy probable, que si los comicios del pasado uno de julio, los hubiera ganado el PRI o el mismo PAN, no hubiera ocurrido nada.

                  ¿Que hicieron Fox, Calderón y Peña Nieto, por acabar con tanta podredumbre en los últimos tres sexenios? Absolutamente nada. Les valió una pura y dos con sal.

                   ¿Cuánto dinero  salió de PEMEX para financiar las campañas del PRI, no sólo en las pasadas del 2018, sino en las del 2012, cuando Peña Nieto, fue candidato presidencial?

                   ¡Todo el que usted pudiera imaginarse, todo!

                    Por el pronto, el hampón de Carlos Romero Deschamps ya empieza a escuchar las golondrinas, por qué ya se va a su casa a cuidar a sus nietos. O se va, o se lo llevan directamente a Almoloya con los pillos más peligrosos de este país.

                    Una blanca paloma no es.

ROCIO NAHLE

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio