Fecha: 18-12-16

*Marco Quezada y su corriente “renovadora”.

*Los Aguilera enchufados con la podredumbre duartista.

*Los Duarte, sacan ganado a escondidas por Matamoros.

*El Heraldo de Chihuahua, y su estratégica metamorfosis

Por: Juan ANTONIO TORRES
 
 


 

MARCO ADAN QUEZADA MARTINEZ

¿Que de veras los priistas de Chihuahua, estarán tan jodidos? no tendrán vergüenza o remedio como para andar enarbolando la candidatura del ex edil de Chihuahua, Marco Adán Quezada Martínez, a la dirigencia estatal del tricolor, donde ya estuvo al frente de ese instituto político en los tiempos cuando su idolatrado compadre, José Reyes Baeza, despachaba en el palacio de gobierno.

A mí en lo particular me da risa que el ex edil de la capital del estado, ande promoviendo su nombre- por cierto, por demás desgastado y exhibido- en torno a lograr quedarse como líder del otrora partidazo en esta entidad, cuando apenas siete meses atrás, su muy respetable esposa, Lucia Chavira Acosta, perdió las elecciones por la alcaldía de Chihuahua, en contra de la hoy, jefa de la Comuna, María Eugenia Campos Galván.

Para nadie será un secreto, mucho menos una sorpresa, subrayar que Lucia, sucumbió de fea forma por dos pequeños detalles, la pésima imagen de su todavía marido, Marco Quezada, por sus grotescos escándalos de corrupción y malos manejos, en los que desde luego tuvo mucho que ver, el ex alcalde.

Y no es para menos, pues su hombre fuerte, era nada más y nada menos, que Ildefonso Sepúlveda Márquez, a quien por estrategia lo ubicó en la Oficialía Mayor y luego en la Tesorería. Sobran decir las razones por las cuales lo impuso en esos espacios, que tienen que ver con los manejos de dinero, y de un mundo de proveedores. El encargado pues, de recoger “el diezmo”.

En la policía municipal, tuvo a Heliodoro Araiza, un grisáceo abogado quien desde luego no tenía el perfil de policía, pero era de todas “las confianzas” del edil, como para entenderse con los malandros, a quienes se les llama pomposamente, “empresarios exitosos” aunque en los hechos, sean narcos.

Los mismos, que mes con mes, se ponían con “su cuerno” en billetes en efe, para el director de Seguridad Pública, quien desde luego no se quedaban con todo, sino que repartía más arriba, justamente donde se “sacrificaba” por los capitalinos, Marco Quezada.

Dice un sabio refrán:

“Dime con quien te juntas o con quién andas, y te diré a qué te dedicas”. Y esto le queda como anillo al dedo al Chapo de Cuauhtémoc, porqué también en esta banda, figuran, dos de sus compinches, Eloy García Tarín, y la ex diputada local, Teporaka Romero del Hierro, esposa del siniestro ex panista, Fernando Ramírez Reyes, alias “El Púas” e hija del putrefacto, Raymundo Romero Maldonado, ex secretario de Gobierno, en el pasado sexenio del ahora indiciado, César Duarte, apodado por el mundo de los gay, como “La Colorina”.

Algo le deben de saber.

Pero además, de acuerdo a varias fotos que me hicieron llegar, en la pasada reunión que sostuvo Quezada con sus simpatizantes, en el salón, Los Arcos, propiedad del pillo de Jorge Esteban Sandoval Ochoa, ex delegado del ISSSTE, me fui para atrás, cuando a su siniestra, aparece, el frustrado aspirante a diputado local, Maurilio Ochoa Millán, quien después de todo lo que se hartó de billetes en la Junta de Aguas, y en la Secretaria de Desarrollo Urbano, además de venderle huevos podridos al DIF, todavía quiere seguir figurando como si los priistas lo quisieran mucho.

Que acaso la desastrosa derrota que obtuvo el pasado 5 de junio, no le dijo con toda claridad que el tejido social y la clase política, lo tenía ubicado como un funcionario transa, ratero.

Si viviera el extraordinario cronista deportivo, Don Fernando Marco, bien podría haber sintetizado el perfil de este ex “servidor público” en dos simples palabras que dicen mucho:

Marrano y trompudo. Ni más ni menos.

A Ochoa Millán, de quien se presume que le pega con regular alegría a “los polvos mágicos” también se le sabe, que anda en trámites de divorcio, porque su todavía esposa le puso el cuerno- quien fue amasia muchos años atrás, por un tiempo, del ex secretario de Gobernación, Santiago Creel Miranda, con quien procreó una hija, media hermana de la hija de la actriz, Edith González.

Maurilio Ochoa, donde ha estado, no ha dejado buenos recuerdos, sino una negra e indeleble huella de sus trapacerías.

Por cierto, en esta columna, en ediciones anteriores, mis fieles cuatro lectores, no me dejaran mentir de la movida que se aventaron el padre de Maurilio, desde luego que, con la complicidad de él mismo, y desde luego que, con la venia de los ex secretarios de Hacienda, Jaime Herrera y de Economía, Manuel Russek Valles. A los que me temo que muy pronto los van a traer, pero bien agarrados de donde termina la espalda...para que suelten la sopa de todo lo que se comieron en complicidad con “El César de todos los Césares”.

Con este tipo de “operadores políticos”, al director del ISSSTE, José Reyes Baeza, le ayudan muy poco en su anhelado proyecto de ganar la contienda por la Senaduría de la República, en el cada vez más cercano 2018.

Por sí solo, Marco Quezada, tiene un negro historial tanto por lo que se ganó en el rubro de “obra pública” como por las 9 personas que perdieron la vida en el Auto Show, justamente cuando le faltaban escasos días para terminar su trienio. Que lo hayan exonerado las autoridades fue por una mera cuestión política, una vez que su mujer aceptó la nominación por la alcaldía de Chihuahua, y que su esposo no se aventó el tiro de lanzarse como candidato “independiente”, a la gubernatura de Chihuahua. Claro que para esto hubiera ocurrido, se necesitaban muchos, pero muchos cojones, que por supuesto no tiene el marido de Lucia. Ni los tendrá, Marquito.

¿Que no habrá otros perfiles más limpios, menos quemados, para encabezar ja dirigencia del PRI estatal? ¿Tan amolados están los priistas para no ver para otros lados y seleccionar un mejor cuadro político?

Si Marco Quezada logra su objetivo de hacerse “líder” de las cenizas que quedan del PRI, mal le seguirá yendo a las huestes del tricolor como para intentar ganarle a un engallado panismo, las principales alcaldías de la entidad, así como devolverle el control de la mayoría al Congreso del Estado, que al menos por los próximos 5 años, no lo dude lo tendrá el PAN.

Si Marco Adán Quezada representa la corriente “renovadora” entonces ¿su archirrival, César Duarte Jáquez, debe representar por hoy, la “Corriente Anticorrupción y Cero Impunidad”? ¿O no?

Dice un viejo adagio, que “no hay peor ciego, que el que no quiere ver”. Justamente lo que le está pasando al tristemente célebre, ex alcalde de Chihuahua.

No nada más lo que huele a César Duarte, huele a podredumbre, y lo que representa, Marco Adán Quezada Martínez, ¿a qué olerá?

¿Acaso a azufre? O ¿Estiércol?

Pobre PRI, si lo va a encabezar el corrupto ex alcalde de Chihuahua......

Los Aguilera enchufados al sobrino corrupto de la ex primera dama, Bertha Olga Gómez Fong...

LIZ AGUILERA GONZALO AGUILERA

En un asunto por demás lleno de truculencia que tiene que ver con la podredumbre duartista, en el cual está inundado, Jaime Agustín Fong Ríos, un sobrino “incómodo” de la ex primera dama, Bertha Olga Gómez Fong, también están llenos de suciedad, los Aguilera, es decir varios parientes del ex director del Colegio de Bachilleres, Gonzalo Alberto Aguilera Gutiérrez y su hija, Liz Aguilera, la ex contralora, y ex recaudadora de rentas y ex secretaria general del PRI estatal.

Se lo explico. De acuerdo a una denuncia que dio a conocer Denisse Maerker, en su programa....A las diez con Denisse, el noticiero estelar de Televisa, una empresa que fue creada en el 2012 denominada, Grupo Fritag S.A. de C.V, propiedad de Jaime Agustín Fong Ríos, sobrino de la esposa del exgobernador, César Duarte, habría recibido más de 500 millones de pesos como proveedor de todo tipo de artículos entre los que figuraban desde equipos de cómputo, consumibles electrónicos, hasta papelería de oficina para la Ciudad Judicial, parquímetros para Ciudad Juárez, y pasteles para el municipio de Chihuahua. De acuerdo a lo que hemos investigado en torno a este asunto, Juan Manuel Aguilera Gutiérrez, quien es el socio del sobrino de la ex primera dama, es hermano de Gonzalo, el ex mandamás del Cobach. Según lo que se sabe, Juan Manuel, hace varios años era un simple laboratorista en el plantel 1de esa institución académica en los tiempos cuando era el coordinador general del Cobach, el pillo de Sergio Martínez Garza, y Raúl Medrano, era director del plantel 2. Cobraba sin trabajar en el plantel 1…

JAIME AGUSTIN FONG RIOS BERTHA OLGA GOMEZ FONG

Literalmente de aviador pues. No tenía ni en que caerse muerto, como luego se dice, estamos hablando de los años 70s. Para enterarnos en estos tiempos, que, en el tránsito de un simple sexenio, gracias a sus familiares, Gonzalo y su hija Liz, pudo asociarse con un mozalbete empoderado con la gente en el poder. concretamente, con Berthita, y un sobrino, muy avispado. Es un hecho que para que se diera esta sociedad influyó Liz Aguilera, cuando fue diputada local y ex contralora del Gobierno del Estado. Por si usted ni lo sabía, el senil de Gonzalo Aguilera, posee 5 residencias, una de estas en el San Francisco Country Club, una más en granjas Universidad. Lo que llama la atención, es que, Jaime Agustín, un chaval que no pasa de los 30 años de edad, aprovechó el apellido de su tía, para codearse con figuras de talla nacional, como el propio, secretario de Gobernación, Miguel Osorio Chong, así como César Camacho Quiroz, líder de la bancada tricolor en la Cámara de Diputados, del palacio de San Lázaro.

En esta empresa a todas luces, “fantasma” que inició sus operaciones con un capital social de apenas 50 mil pesos, en el 2012, teniendo como socios capitalistas principales a Jaime Agustín Fong Ríos, como presidente de la misma, y Juan Manuel Aguilera Gutiérrez, como secretario, hermano menor de Gonzalo.

Nació en la calle Del Ángel, casi espina con Heroico Colegio Militar, de esta ciudad. Pronto abrió espacios en otras latitudes como Guadalajara y la Ciudad de México. Para su desgracia, cuando el dueño del PRI, Cesar Duarte y su gato, Enrique Serrano, pierden las elecciones el pasado 5 de junio, se cierran las oficinas de aquí, y solo dejan “abiertas” las foráneas. Para darnos cuenta de tan enchufado estaba el secretario de Hacienda con las trácalas de su jefe, el ex gobernador de Chihuahua, basta enterarnos que el ultimo cobro que le hicieron al gobierno del estado, fue el 5 de julio del año en curso, por 655 mil pesos, 408 pesos en siete folios, a los que le dieron trámite en menos de ¡5 minutos!

Fue la única “empresa” a la que no se le quedó a deber ni un peso.  Jaime Herrera, sabia de quien se trataba y no iba a darle de patadas al pesebre de su mecenas, César Duarte, mucho menos a la esposa del “gober precioso”. Se birló más de 500 millones de pesos, que, con toda seguridad, en su inmensa mayoría fueron a parar a las cuentas de Berthita y su viejo el “gober precioso”.  Y obvio utilizaron a Jaime Agustín y a Juan Manuel Aguilera, a los que, desde luego, los debieron salpicar porqué se prestaron a este millonario cochupo... uno de tantos…

El ex gobernador, César Duarte, saca a escondidas su ganado fino por Matamoros...

Me informaron varios ganaderos de la región de Balleza, y puntos circunvecinos, que gentes por demás cercanas al ex mandatario de Chihuahua, César Horacio Duarte Jáquez, de una semana a la fecha han estado sacando por la caseta de Villa Matamoros, que comunica con las Nieves, Durango, por lo menos, 10 tráileres- jaulas algo así como unas 800 cabezas de ganado, con rumbo al vecino estado, donde naciera Pancho Villa, Durango, donde fuera gobernador hasta hace unos meses atrás, el priista, Jorge Herrera, amigo cercano, a Duarte. Ojalá y el secretario de Desarrollo Rural, Rubén Chávez Villagrán, ponga a sus gentes muy atentas del pase de ganado, para saber de cuál de los muchos ranchos es dicho ganado y hacia dónde se dirige. Es un hecho, que lo van a querer sacar todo, por aquello de que fue adquirido con recursos mal habidos del erario público, o bien del crimen organizado, que por desgracia pulula en aquella región. El miedo ya lo traen a todo lo que da, los Duarte.

RUBEN CHAVEZ VILLAGRAN

Pues no que eran “intocables” y que los panistas les iban a hacer lo que el viento le hizo a Juárez, porqué Peña Nieto, era el gran amigo del ballezano...

Se sabe que el ex gobernador, debe de tener por lo menos, 8 mil cabezas de ganado en todos los potreros” perdón, ranchos que posee en Balleza....

Aguas, pues Don Rubén con sus gentes más leales, por qué es muy probable que estén repartiendo billetes en mordidas, los testaferros de Duarte a los que están en la caseta de inspección Fito- Sanitaria....

POSDATA....

Por si usted querido leyente no se ha percatado, de unos 15 días a la fecha, o un poco más, el periódico matutino, El Heraldo de Chihuahua, que encabeza el prestigiado “Doctor” Javier Horacio Contreras Orozco, le ha dado un cambio radical a su línea editorial que antes era totalmente de lambisconería y zalamería a favor del ex inquilino del palacio de gobierno, César Duarte Jáquez. Antes no le pegaban a los principales testaferros del ballezano, fueran estos, “el doctor” Pedro Hernández, ex titular de la Secretaria de Salud, no se diga, el diputado federal, Carlos Hermosillo Arteaga. Se les sabían a ambos ex funcionarios vida y milagros, pero no se decía nada. Pagaba más la aquiescencia, la complicidad, el encubrimiento, que los señalamientos directos. No se decía nada del “enriquecimiento inexplicable” del ballezano, ni que decir del grotesco nepotismo. Mucho menos algo que tuviera que ver con la ex primera dama de Chihuahua, Bertha Olga Gómez Fong y sus “familiares incómodos”. Sin embargo, como este rotativo está más que exhibido de entregado y vendido al duartismo, claro que, a cambio de muchos millones de pesos, casi 600 en seis años, no le quedó otra alternativa más que “pegarle” a los principales escuderos del ex mandatario estatal. Pero, además, saben los heraldistas, que, si no cambian, aunque sea de “dientes para afuera” su línea periodística, porque César Duarte, sigue teniendo picaporte con los Vázquez Raña, en muy poco tiempo van a andar dando lástima, porque ya nadie les cree lo que dicen en su columna Ráfagas, donde se publicaban puras loas y fanfarrias al hampón de César Duarte.

El “laureado y premiado”, Javier Contreras, imbécil no es, tranza y vendido, desde luego que sí lo es. Si ya logró una notaría pública a favor de su esposa, Mónica Esnayra, ex secretaria del extinto, Miguel Etzel Maldonado, en el sexenio de Patricio Martínez, que no habrá logrado con los favores del “licenciado” César Duarte. Ya le daremos cuenta en el libro que pronto daremos a conocer sobre la biografía negra de César Duarte y sus principales corifeos, entre los que se “destacan” muchos colegas que le vendieron el alma y algo más.

Resulta pues, más que obvia la metamorfosis de El Heraldo de Chihuahua.

No se necesita ser un sabio para intuir que, las componendas o los pactos negros no escritos, le dejaban más al Heraldo de Chihuahua, que una línea crítica, de investigación periodística, que brilló, pero por su ausencia en los pasados 6 años en torno a César Duarte, sus incondicionales y sus familiares “incómodos”.

 
JAVIER HORACIO CONTRERAS OROZCO

 

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016
visivatek

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio