NRIQUE

Fecha: 17-06-18

        

*Alejandro Domínguez y su utópico plan de gobierno.

Por: Juan ANTONIO TORRES
 
 

ALEJANDRO DOMINGUEZ

                             Se cierran los tiempos de las campañas políticas, y desde luego, implícitas en estas van las promesas y los planes de gobierno de los candidatos a los diferentes cargos de elección popular en Chihuahua.

                                           Hasta mis oficinas llegó- quiero pensar que no fue de manera casual- el Plan de Gobierno del abanderado del PRI a la alcaldía de Chihuahua, Alejandro Domínguez, el mismo que se sustenta en “un gobierno basado en principios” que serán el eje de nuestra administración: orden, rectitud, trabajo y solidaridad.

                                         Reza un sabio refrán, que “el prometer no empobrece, sino el dar es lo que aniquila”.

                                         Pero, además, viniendo estas promesas de un tipo sucio, turbio, muy dado a la opacidad, como es el caso del diputado federal con licencia, Alejandro Domínguez, pues difícilmente pueden tomarse como serias, y si usted me apura, factibles.

                                          Lo que promete en un panfleto que andan repartiendo sus brigadistas, no deja de ser letra muerta. Un compendio de buenos deseos. A lo que bien podría agregarse, siguiendo el tenor de los refranes, que “del dicho al hecho hay un enorme trecho”.

                                        Domínguez, fue en el sexenio pasado, en el cual, tuvimos los chihuahuenses, no un mandatario, sino un virrey, o dictadorzuelo, que al amparo del poder cometió, latrocinios, trastupijes, trapacerías, que por supuesto, no cometió por sí solo, sino valiéndose de sus fieles testaferros, que le permitieron convertirse no en un hombre rico, sino multimillonario, no obstante que antes de llegar como inquilino principal del palacio de gobierno, no tenía, ni la vigésima parte de lo que hoy ostenta tan solo en ranchos, por los diferentes puntos de la geografía de la vasta entidad chihuahuense.

                                      Pues bien, en el sexenio pasado, Alejandro Domínguez, quien no había pasado de ser un político de muy bajo perfil, mediocre que no había trascendido nunca, por qué lo que más había logrado era ser un modesto regidor en el trienio del extinto ex alcalde, Jorge Horacio Barousse Moreno.

                                      No debemos pasar por alto que el hoy candidato del PRI, se hizo de la candidatura una vez que el ex gobernador y ex edil de Chihuahua, Patricio Martínez García, declinó de tal nominación, porque no le cumplieron sus caprichos, acostumbrado a salirse con la suya, cuando fue candidato a la presidencia y luego a la gubernatura del estado.

                                    Pero como no le cumplieron sus condiciones, mejor se hizo a un lado y así con calzador llegó como abanderado Alejandro Domínguez, como dicen los chefs, como un plato de segunda mesa.                      

                                   Pues bien, para su buena suerte, se le apareció su mecenas, en el 2016, César Horacio Duarte Jáquez, quien se convirtió en gobernador de Chihuahua.

CESAR DUARTE

                                   Desde las elecciones de ese año, empezaria la buena estrella para Domínguez, porque fue palomeado por el ballezano, para que fuera candidato a diputado local del PRI, y hay que decirlo, ganó la elección. Pero quien lo ungió fue el entonces gobernador de Chihuahua.

                                    Como legislador local, pasó de noche, con más pena, que gloria. Luego fue erigido como líder del PRI estatal. Y luego, candidato a diputado federal, y por último, jefe de la bancada tricolor en la Cámara de Diputados del grupo de legisladores de Chihuahua, para defender “la obra y cuidar la imagen” de su jefe político, que más adelante saliera de entidad, casi huyendo por los innumerables delitos cometidos en el ejercicio de su mandato constitucional.

                               Domínguez, promete en su propaganda por demás utópica, intitulada por Un Chihuahua, Próspero y Tranquilo, que “bajo un esquema de trabajo de 24 horas al día los 7 días a la semana, (24/7) con tecnología adecuada, administración honesta de los recursos y participación activa de la sociedad en la toma de decisiones, del gobierno municipal buscamos dar solución a los problemas que enfrentamos…

                               “En estos tiempos donde se vive un gran hartazgo e irritabilidad social, es necesario buscar las formas y métodos para aumentar la participación de la sociedad en las acciones de gobierno, dejar de lado la participación social y transparencia simulada para abre paso a un nuevo modelo de gobernabilidad social, en donde el ciudadano tenga una real incidencia en el acceso a la información y toma de decisiones, de la administración municipal”…….

                            Lo que no dice con todas sus letras el abanderado del PRI, es que el hartazgo del que habla en su panfleto, es por culpa del gobierno de Enrique Peña Nieto, tal vez, el peor presidente que hemos tenido los mexicanos en los últimos 30 años, no en balde de cada 10 mexicanos encuestados, 8 NO aprueban su gestión. En buena parte por los escándalos de corrupción en los que se han visto involucrados una buena parte de sus colaboradores del primer nivel de su gabinete, en el caso de Odebrechtt, La Casa Blanca, La Estafa Maestra, El Socavón de Morelos, y pues aunado a la putrefacción del régimen en el poder, va ligada la impunidad.

                                   Y qué decir de la violencia, las ejecuciones, que ha traía consigo el crimen organizado que le quitado a más de 150 mil personas a lo largo de este sexenio, al cual por desgracia todavía le faltan 5 meses para que concluya.

                           Alejandro Domínguez, es un tipo inmoral, pero además es un traidor, que le gusta morder la mano a quien alguna vez se la tendió a pasto. ¿A dónde voy con este comentario?

                         Al hecho de que el ex gobernador, César Duarte, lo empoderó bajo su régimen.

                        Para que después, aprovechando la ausencia del exmandatario, y de que anda huyendo de la justicia, pretenda cortarse el cordón umbilical del ballezano, cuestionándolo, pidiendo hasta su expulsión del PRI, cuando lo pudo haber hecho cuando el ahora ex gobernador despachaba en el palacio de gobierno, ya que todas sus trapaceras, no se empezaron a conocer cuando César ya no estaba en el poder, sino tal vez desde su tercer año de gobierno.

                 Resulta pues, burdo, grotesco, que Domínguez, intente desmarcarse, en tiempos de campaña , por así convenir a sus negros intereses, y querer hacerle creer a los electores, que ya no tiene nada que ver con el ahora prófugo de la justicia.

                   Tan involucrado estuvo con Duarte, y eso lo sabe el tejido social y la clase política,  que no tiene la menor posibilidad de ganar la contienda. De acuerdo a nuestras encuestas de opinión, quedará en el tercer lugar en las elecciones de este primero de julio.

                   Los ciudadanos críticos y pensantes, no son tontos, y por ende no van a votar por candidatos inmorales, que carecen de toda probidad, como es el caso de Alejandro Domínguez.

                 El abanderado del PRI, sin duda morderá el polvo, al igual que la mayoría de los candidatos del PRI, no sólo en Chihuahua, sino en todo el territorio nacional.

                Será una noche de cuchillos largos, donde todos se van a culpar de lo que les pase dentro de 16 días. Bien me lo dijo, un reconocido militante del PRI, un profesor de buena fama pública, como es el caso de Andrés de la O, quien sin pensarla mucho, sin darle muchas vueltas a las cosas, me dijo:

               “Mi Tony, quiero que sepas, que en las elecciones nadie nos quitara la medalla de bronce, es decir, el tercer lugar, que no hemos ganado a pulso, gracias a Meade Kuribreña, y a tanto priista pillo”….

                BREVES INDISCRETAS.

LA próxima semana, si el Altísimo nos da su venía, le daremos a conocer, nuestras encuestas sobre quién va a ganar las elecciones en Chihuahua, entre AMLO, Anaya y Meade. Le adelanto que en ninguno de los municipios que hemos realizado nuestros trabajos de consulta, ha ganado el abanderado del PRI, porqué en todos ha ganado, el ex jefe de gobierne de la Ciudad de México……..*******

Las senadoras con licencia, Lilia Merodio Reza, y Graciela Ortiz, candidatas a diputadas federal por el tercero y noveno distrito, respectivamente, si usted esperaba ingenuamente que la intención del voto en forma mayoritaria, la tendrían estas dos legisladores del tricolor, pues no es así. Están contra las cuerdas. La juarense, quien presumía que sería de las pocas candidatas que haría valer el poder de su senaduría, anda en el tercer lugar de las preferencias, le están ganando la partida, Morena y un independiente. En lo que toca a “la mujer de madera” Graciela Ortiz, en la cabecera distrital, Hidalgo del Parral, está totalmente perdida. La candidata de Morena, María de los Ángeles Gutierrez del PAN, y María Elena Rojo, la superan sin el menor problema. Si la ex secretaria de Gobierno, piensa que el voto verde de los municipios serranos la van a salvar del escollo electoral, se va a llevar un chasco, porqué en aquellas latitudes ha levantado muchas expectativas AMLO, y por ende, el efecto peje, podría sacar adelante a una buena cantidad de abanderados de ese instituto político.

LILIA MERODIO

      La Presidencia de la República, ya tiene dueño.

     La Merodio, a quien se le subió la soberbia a la cabeza, anda que no la calienta ni el sol, porqué una derrota acabaría con su carrera política y con sus aspiraciones de luchar por la alcaldía de Juárez en el 2021. La Ortiz, tiene depositadas todas sus esperanzas en ganar esta elección, cuando con anterioridad todas las ha perdido. Si gana, será la primera vez que lo haga. Si pierde, como muchos esperan, será historia. Y se le bajaran los humos de pelear por la gubernatura – su sueño guajiro- en el 2021.

     La Ortiz, es una hija de…la corrupción, a la que le van a cobrar viejas facturas, muchos priistas a los que nunca atendió en el sexenio de César Duarte, cuando se presumía como la operadora del tristemente célebre ballezano………..*******

GRACIELA ORTIZ

La alcaldía de Cuauhtémoc, que hoy es controlada por Humberto Pérez Holguin, de ascendencia panista, podría cambia de color, pues de acuerdo a nuestras consultas de opinión efectuadas en aquella ciudad, los ciudadanos de la tierra de los menonitas, como que ya se cansaron de la mediocre gestión de edil con licencia que quiere repetir en el encargo, como lo logrará su progenitor, hace ya algunos ayeres.

 El alcalde con licencia, y sus fieles escuderos, no creen, en la posibilidad de que pierdan la contienda, porque desde su óptica, el edil con licencia “tiene todo para ganar”.

 La inseguridad, y la ausencia de un liderazgo fuerte, le puede cobrar factura al alcalde, aunque el jure y perjure, que van a ganar de calle las elecciones, porqué los demás candidatos “no traen nada” aseguran los panistas, quienes juran que Ricki, rickin, canallin, perdón, Ricardo Anaya Cortés, va a ganar los comicios presidenciales, dejando en un segundo lugar a AMLO, y en tercer lugar a Meade………….*********

Sorprende que haya priistas que aseguren que Reyes Baeza va a ganar la senaduría, bajo el pueril argumento de que “es el más conocido”. A lo que yo les reviro, que también es el candidato con la mayor carga negativaen su haber, por cómo dejó la entidad al término de su mandato constitucional.

REYES BAEZA

Cruz Pérez Cuéllar puede darles la sorpresa a El Tibio, y a Gustavo Madero, candidatos que andan con la marca equivocada……..*********

En ese contexto, funcionarios de la alcaldía de Chihuahua, aseguraron que Maru Campos, estaba 40 puntos arriba de su más cercano competidor, o sea del candidato de Morena, Fernando Tiscareño, a quien apodan, el quelite, por grandote y babalucas….Yo les dije, que si así fuera, ya no tendría caso que hiciera campaña Maru, y que en todo caso, que se fuera unos días de vacaciones a Las Vegas, o Hawaii…. La encuesta la hacía, Massive Caller, la empresa consentida de los panistas…..Ridiculos tales pronósticos. Esta bien que cobran de la ubre municipal, pero que no exageren.

Desde nuestra óptica, y sobre todo, previendo la visita de López Obrador, para este lunes, en su cierre de campaña, le va a dar mucho empuje a todos los candidatos de Morena. Si creo que ganará Campos Galván, pero no por más de 15 puntos……ya lo veremos….

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio