Fecha: 15-09-17

¿Es inevitable la derrota del PRI en el 2018?

Por: Juan ANTONIO TORRES
 
 

¿EL PRI SERA REPROBADO PARA EL 2018?

                                      Estamos a poco más de 9 meses de los comicios presidenciales del 1 de julio del 2018, y no son pocos los que se preguntan, si ¿es inevitable la derrota del otrora partidazo-PRI- en las elecciones presidenciales del 2018?

                                      El declive del partido fundado por Elías Calles, es evidente. Como ha perdido votos del 2016 al 2017. Poco más de 2 millones.

                                      En el 2016, le fue como en feria, pues de las 12 gubernaturas que estaban en la puja electoral, perdieron 7, cuando creían que mínimo perderían 3, y eso lo dijo triunfalista en varias ocasiones y en diferentes fotos de opinión, el ex líder del CEN del PRI, Manlio Fabio Beltrones Rivera.

                                      Este año, en el cual hubo comicios para gobernador en el Estado de México, Coahuila y Nayarit, el todavía dirigente de este instituto político, el michoacano, Enrique Ochoa Reza, presumía que obtendrían “carro completo” es decir que de los 3 estados en la disputa, los 3 seguirán siendo de extracción tricolor.

                                       Y ¡oh sorpresa! Ganan con muchas marrullerías el Estado de México, por un margen de votación que por supuesto no tenían presupuestada. Ganando, perdieron por qué fue más que obvio en que distritos- los más marginales de la entidad mexiquense, llevaron a votar a miles de ciudadanos el día de la elección.

                                          En la tierra de Peña Nieto, no se podía perder la elección y mucho menos que contra Delfina Gómez, la abanderada de Morena, pues hubiera sido catapultar en las elecciones presidenciales al tabasqueño, Andrés Manuel López Obrador.

                                          En Coahuila, donde nunca ha perdido una elección para gobernador el PRI, Ochoa Reza, presumía que en la tierra del sarape, nomas los chicharrones del tricolor tronarían, daban por asentado que Miguel Ángel Riquelme, sería el sucesor del mandatario de extracción tricolor, Rubén Moreira, y que se quedaría en la orilla, el panista, Guillermo Anaya. Y no se midieron en los gastos de campaña los del PRI, y todavía el Tribunal del Poder Judicial de la Federación, no ha decidido si se anularán los comicios, lo que se da como un hecho en los próximos días.

RICARDO ANAYA CORTEZ

                               En Nayarit, el gobernador priista, Roberto Sandoval- amigo y socio del innombrable, ex mandatario de Chihuahua, daba como un hecho que el senador con licencia, Manuel Cota Jiménez, no tendría problema alguno par a derrotar al candidato del PAN, Antonio Echavarría, quien 6 años atrás se había quedado en la orilla de lograr su objetivo.

                                Con lo que no contaban, era que ex el fiscal de Nayarit, Edgar Veytia, sería detenido por las autoridades de la DEA de la Unión Americana, al mismo que ya sabían que era gente clave del crimen organizado del Cartel del Pacífico, y que se había aprovechado de su encargo para “hacer y dejar pasar” a la gente de El Chapo Guzman. 

                                 Dicha detención dio al traste las expectativas de triunfo del PRI.

ENRIQUE PEÑA NIETO

                                  Total, que de las 3 entidades que esperaba, Ochoa Reza, entregarle en charola de plata a su jefe político, EPN, muy apenas, logró rescatar “la joya de la Corona”, el Estado de México, por un margen exiguo, reducido. Y eso por que todos los secretarios del staff de Peña Nieto, fueron obligados a visitar dicha entidad por lo menos una vez por semana para apoyar en todo al candidato del PRI, Alfredo del Mazo Maza, quien por cierto toma posesión del gobierno este 15 de septiembre, al concluir su mandato, el ex edil de Ecatepec, Eruviel Avila Villegas.

                               No es un secreto que Enrique Peña Nieto, tiene un margen de aceptación muy pobre que no rebasa los 20 puntos. Y que su partido está en el tercer lugar de las preferirías electorales, atrás de MORENA, y del PAN.

                                 Entonces, tiene el PRI, alguna posibilidad de revertir esta tendencia ominosa, o en su defecto, que López Obrador, sea derrotado por tercera ocasión.

                                 El sistema, es decir el gobierno federal, buscará por todos los medios, desbancar al PAN, más allá de quién sea su candidato, Ricardo Anaya, Margarita Zavala o Rafael Moreno Valle, porqué de otra forma será sumamente complicado darles alcance ya no digamos al abanderado del blanquiazul, sino a López Obrador, quien hasta hoy, sigue punteando las preferencias en todas las encuestas que se han efectuado.

ANDRES MANUEL LOPEZ OBRADOR

                  Anaya, se ha fortalecido, después de que paralizó la Cámara de Diputados y echó para abajo, el “pase automático” del “fiscal carnal” y ha logrado que el Frente Democrático Ciudadano, conformado por el PAN, PRD, y Movimiento Ciudadano, ya sea una realidad, que ya les puso los pelos de punta, no sólo a los del PRI, sino al propio, AMLO, quien si llega a perder los próximos comicios se arrepentirá de haber bateado a los del PRD, cuando le ofrecieron que fueran en alianza por el Edomex, y en segundo lugar, haber humillado a su compañero de mil batallas, el zacatecano, Ricardo Monreal Ávila, quien estaba más que apuntado para ser el candidato a gobernador de Morena en la Ciudad de México, pero una encuesta más que amañada y cuchareada, le dio el triunfo a la delegada de Tlalpan, Claudia Sheinbaum Pardo.

                                     Monreal, tiene más de medio cuerpo fuera de Morena.

ALFREDO DEL MAZO MAZA

                                     Estos traspiés, o yerros de AMLO, le pueden dar la posibilidad de ganar una vez más. Pues si Monreal, se llegara a convertir en el abanderado de una coalición de partidos, podría ganarle el bastión más importante a Morena, como es la Ciudad de México, que ya lo contaban en la bolsa de López Obrador.

                                    Pero, quien del PRI podría levantar la posibilidad de que vuelva a ganar el PRI. Acaso, el secretario de Hacienda, José Antonio Meade, o tal vez, el titular de Educación, Aurelio Nuño, a quien los de la Coordinadora del SNTE, le quieren poner piedritas en su aspiración presidencial, ahora con la lamentable reconstrucción de Oaxaca y Chiapas.

                  Tal vez, el secretario de Salud, José Narro Robles, sea la solución para darle pelea a AMLO y a quien sea candidato del Frente Amplio Ciudadano, Claudio X González.

                 Y Anaya, ¿se quedará chiflando en la loma?

                  ¿El PRI estará más que muerto?

                  Como lo está en Chihuahua, donde la detención de César Duarte, que vuelvo a insistir se habrá de dar principios del año próximo, como un trofeo de guerra, que exhibirá principalmente, el mismo personaje que lo impulsó y lo hizo candidato, Enrique Peña Nieto, calificado en su momento como un candidato de la nueva generación, donde ubico también a Javier Duarte, Roberto Borge, quienes hoy, ya están en la cárcel.  

                  Esperando ambos pacientemente al ballezano, que hoy, hoy se pitorrea de lo lindo de su sucesor, Javier Corral, quien jura y perjura que lo va a llevar ante la justicia…

                   Estos sucesos, que se esperan se den en el corto plazo, serán clavos en el ataúd del tricolor en los comicios del 1 de julio del 2018……

POSDATA.

¿Cuantos candidatos en Chihuahua podría presumir el PRI, para ser candidatos al Senado de la República que puedan ganar las elecciones?  Si le digo que me sobran dedos de una mano para nombrarlos no se me hace una exageración. Que tengan un perfil no de salir a competir, sino de ganar. La caballada no esta flaca, está muy jodida. Perdón, por la expresión….

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio