NRIQUE

Por Juan Antonio Torres.
 

14 de Abril del 2019


*La Guardia Nacional, ¿la panacea a la ola de inseguridad o la última esperanza de los mexicanos?

*El Talegas Corral, no pudo imponer a su candidata en CEDH.

NUEVOS DIRIGENTES DE LA GUARDIA NACIONAL

                                        La Guardia Nacional ya es una realidad.

                                        No solo eso, sino que ya tiene nombres y apellidos de los responsables que habrán de encabezar este cuerpo castrense que intente revertir la espiral de violencia e inseguridad que ya azota a la mayor parte del territorio mexicano.

                                        Este jueves el Presidente, Andrés Manuel López Obrador, presentó en Palacio Nacional, al general de brigada, Diplomado de Estado Mayor ((DEM) Luis Rodríguez Bucio, quien se encuentra en proceso de retiro, el mismo que estará al frente de la nueva corporación.

                                      No solo a este militar de alto rango, sino también a los que lo acompañarán en la Coordinación Operativa Institucional (COI) Xicoténcatl de Azolohua Núñez Márquez, general de brigada de DEM, quien será el representante de la Secretaria de la Defensa Nacional; Gabriel García Chávez, contralmirante de Infantería de Marina DEM retirado, por parte de la Secretaria de Marina, y Patricia Rosalinda Trujillo Mariel, comisaría general, quien representará a la Policía Federal.

Andrés Manuel López Obrador

                                     Los mexicanos ya saben pues, a quien le exigirán resultados concretos, una vez que la GN, entre en funciones en un plazo no mayor a los tres meses y no menor a un mes.

                                      Con señalamientos a favor y en contra, la Guardia Nacional,,va a enfrentar una grave y ominosa realidad, los mexicanos del norte, del centro y los del sur del territorio nacional, esperan que esta instancia de seguridad, de resultados concretos, no a mediano, ni largo plazo, los exigen pronto, porqué el país, ya no aguanta más este flagelo social que hizo crisis como nunca antes había ocurrido en el régimen del priista, Enrique Peña Nieto.

                                     El gobierno de López Obrador, establece que a través de la GN, vigilará las zonas fronterizas, estará presente en las garitas o puntos de revisión carreteros, así como en las carreteras, donde revisará las entradas y salidas de mercancías y personas, también verificará que los extranjeros residentes en el territorio mexicano cumplan con las obligaciones que establece la Ley de Migración, pero también apoyará el aseguramiento de migrantes que realice el INM.

                                     De acuerdo con la propuesta, los militares integrantes de la GN, conservarán la disciplina, identidad, y espíritu de cuerpo de la Fuerza Armada, a la que pertenecen, así como el grado, carrera, prestaciones de seguridad social, pero sobre todo, seguirán sujetos a la normativa castrense.

                                     Pero más allá de estas consideraciones, jurídicas y legales, lo que los mexicanos quieren es que de una vez por todas, la ola de ejecuciones en puntos álgidos como Guanajuato, Guerrero, Baja California, Chihuahua, Tamaulipas, Sinaloa, donde el crimen organizado se ha adueñado de territorios completos y por supuesto de vidas y patrimonios, pasando por encima de autoridades civiles y policiacas.

                                Según la revista Proceso de circulación nacional, los mandos militares antinarco, que desde este jueves encabezarán la GN, son militares reciclados que le sirvieron en su momento al ex presidente emanado del PAN, Felipe Calderón Hinojosa, que ocuparon posiciones clave en la guerra contra el narco a los pocos días que asumió el poder, en diciembre del 2006.

                              Y que a la luz de los hechos no dieron los resultados que se esperaban.

Luis Rodriguez Bucio

                             Luis Rodríguez Bucio, fue el hombre de confianza del entonces secretario de la Defensa Nacional, el general ahora retirado, Guillermo Galván Galván, quien encabezó la planeación y operación de la estrategia anti- drogas de dicha institución en el sexenio de Calderón Hinojosa. En teoría, la Guardia Nacional, dependerá de la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana, que encabeza, el sonorense, Alfonso Durazo Montaño, pero en los hechos, solo militares de carrera, serán las cabezas principales.

                               Lo que muchos chihuahuenses esperan no solo de las zonas serranas donde el hampa organizada es un poder fáctico, sino de las urbes importantes como Chihuahua y Ciudad Juárez, es si realmente la GN, podrá revertir la espiral de violencia que lejos de bajar, sube y sube, a tal grado, que parece que estamos en los tiempos del priista, José Reyes Baeza Terrazas, quien fue un fiasco de gobierno, como lo está resultando ser el régimen del panista, Javier Corral Jurado.

                               Lo más grave de la ola de ejecuciones, es que es un secreto a voces que la Fiscalía General del Estado de Chihuahua, que encabeza, César Augusto Peniche Espejel, y su lugarteniente, Óscar Alberto Aparicio Avendaño, están infiltrados hasta la médula por la presencia del crimen organizado, que tiene a comunidades serranas bajo su total control como Gómez Farías, Ignacio Zaragoza, Bocoyna, Guadalupe y Calvo, donde la presencia del gobierno del estado, no solo es nula, sino todo lo contrario, protege y encubre a los que dice combatir.

                             ¿Dará un golpe de autoridad la GN en Chihuahua? ¿Arrestará y capturará a efectivos de la Policía Estatal, que estén involucrados con el hampa organizada?

                              ¿Por donde empezará a dar golpes de timón, Luis Rodríguez Bucio y Alfonso Durazo Montaño?

Alfonso Durazo Montaño

                                Tendrán información de los muchos billetes verdes que están recibiendo mes tras mes los de la Fiscalía del Estado, aunque el inquilino del palacio de gobierno, jure y perjure que él no ha hecho compromisos o  componendas con la maña.

                                 No será una novedad, sino simplemente se acreditara en los hechos, lo que  es un secreto a voces.

                 .               Al tiempo.

Néstor Manuel Armendáriz Loya

POSDATA.

EL INQUILINO del palacio de gobierno, El Talegas, Javier Corral, no pudo meter mano negra en la designación del nuevo titular de la Comisión Estatal de Derechos Humanos, y se le cayó su candidata, Irma Villanueva, la candidata totalmente palacio. No solo perdió la partida, Corral, sino su lugarteniente, Luz Lucha Castro, la que mueve los hilos del poder en la Judicatura del Poder Judicial. El coordinador de la bancada panista en el Congreso del Estado, Fernando Álvarez Monje, no pudo operar dicha asunción  a favor de Villanueva, porque las huestes de Morena y el PRI, unieron fuerzas para enfrentar a una bancada panista dividida. A tal grado que Miguel Latorre, de plano se ausentó a la hora de la votación para darnos una idea de como no quiere nadita de nada a Corral. Así pues, el gato al agua se lo llevó, Néstor Armendariz, quien de plano, dijo a la prensa, “soy sincero, no conozco a Corral”. Así se le van a caer todas sus jugadas a un mandatario que ya nadie traga. Ni los mismos azules. Ya me imagino el año próximo, para estas fechas, como negaran a Corral, hasta los mismos corralistas duros…

                              

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio