NRIQUE

Por Juan Antonio Torres.
 

12 de Mayo del 2019


*Andrés de la O, escribe: “De esta madera ya quedan pocos”

*Libro por el cual desfilan personajes protagonistas de lucha por las libertades y los grandes ideales del ser humano.

*”Le dan cuello” a Alfonso Villalobos en CS de gobierno del Estado.

Imagen relacionada
Andrés de la O

*Andres de la O, escribe: “De esta madera ya quedan pocos”

*Libro por el cual desfilan personajes protagonistas de lucha por las libertades y los grandes ideales del ser humano.

*”Le dan cuello” a Alfonso Villalobos en CS de gobierno del Estado.

  

La política se hace con emoción, pero se alimenta y se

nutre con emociones.  Andrés de la O Ayala.

          Forjado en la pedagogía, donde ha transitado buena parte de su existencia, pero siempre acucioso del devenir histórico de Chihuahua, así como de los hombres y las mujeres que le han dado a esta tierra, la patria chica un sello único, por su carácter irreductible y brioso, seres humanos que están hechos de una sola pieza, de una sola madera, de los cuales sobresalen no más que un puñado, en poco menos de una centuria, Andrés de la O Ayala, se ocupa en su más reciente libro, De esta madera ya quedan pocos, que en los próximos días lo dará a conocer a la opinión pública, presentamos en esta edición un breve adelanto de lo que podría convertirse con el inexorable paso del tiempo, en un testimonio de vida de lo que han dejado estos personajes variopintos. Algunos que ya pasaron a mejor vida, como otros que siguen cabalgando entre el imaginario colectivo y pensante de esta vasta entidad, extremosa, agreste, el gigante estepario; cuna de revolucionarios y quijotes de corte globalizante en el espectro mexicano…

          Entrevistado, Andrés de la O, sobre su texto próximo a ser presentado antes de los medios de comunicación, la clase política y el tejido social, subraya que la idea de elaborar un libro de corte socio-político, le llevó casi dos años en concluirlo, una narrativa testimonial, que abarca a diez personajes, más allá de su filia partidaria que, desde su óptica, merecen ser reconocidos por su liderazgo natural, por su lucha social, no desde la perspectiva oficialista que tiende a echarlos al baúl de los olvidos.

          Depositarlos en el cofre de la ignominia y la inopia, donde yacen muchos a conveniencia de gobiernos, sean estos azules, tricolores, conservadores o liberales.

          Así pues, por las 242 páginas de las que compone el citado libro editado por MUBIS Producciones, desfilan personajes disímbolos y antagónicos como Socorro Rivera, Isaías Orozco Gómez, Álvaro Ríos Ramírez, Jesús Manuel González Rayzola, Silvino Espino Loya, Luis Urías Balderráin, José Albino López Carrazco, Arnaldo Gutiérrez Hernández, Antonio Becerra Gaytán y Jaime García Chávez, todos y cada uno de ellos, con historias y perfiles que les dan vida propia.

Hombres de carne y hueso. Mortales todos.

.
.
...

          Llama la atención que en el referido libro, no aparece en ninguna de sus páginas, él nombre y el apellido de una sola mujer destacada, sobresaliente, que haya trascendido a su tiempo y a su circunstancia, sobre este detalle, le preguntamos al reconocido mentor, si este texto no se sustenta en una visión misógina o en “club de Tobi” a lo que responde, de manera serena, tranquila, sin perder la ecuanimidad y el sentido común que le ha caracterizado toda su dilatada vida ya casi por ocho décadas.

          - “No, para nada, lo que ocurre, es que nuestro trabajo de investigación, no encontramos lamentablemente la historia de una mujer que reuniera los requisitos de activista, de luchadora social, apartada de los partidos políticos, de las dependencias de gobierno, que hubieran abanderado gestas populares, pero no desde las cúpulas de los gobiernos en turno.

          No encontré historias, biografías de mujeres próceres como en otras latitudes de este México nuestro, como Josefa Ortiz de Domínguez, la misma Leona Vicario, que ofrendaron su vida a causas y movimientos independentistas o revolucionarios. Si cometiera el grave error de citar nombres de mujeres que siempre han vivido del poder, para el poder gubernamental, cometería un error de poca sensibilidad, y de no ser un buen observador de lo que transcurre en nuestro entreno político y social. Citar por ejemplo el nombre de Lucha Castro, degradaría a todos los demás, y perdería credibilidad mi visión de las cosas, asevera, De la O Ayala.

          En un apartado De esta madera ya quedan pocos, el reconocido maestro de muchas generaciones de estudiantes de nivel primaria y media superior, se ocupa de resaltar la topografía de la entidad más extensa de la República Mexicana, dividida en la estepa, el desierto y la sierra para darnos una mejor idea de cómo son  y cuáles son las características de los personajes que dan vida al presente libro.

          Estepa. Se ubica en la zona centro del estado y constituye una amplia faja de territorio cubierta por planicies, pastizales, cactáceas, arbustos, ríos, valles y cuencas acuíferas, haciendo de esta área los centros re mayor concentración humana, cuya actividad principal, son la agricultura, comercio, minería y la ganadería.

          Personalidad. Los habitantes de esta región, son por lo general extrovertidos, amables alegres y festivos, de fácil comunicación, amistosos, confiados y relajados.

          Temperamento. Se muestran optimistas, audaces y propositivos; gustan de la aventura, el placer, la fantasía y la creatividad (música, pintura) son hábiles comerciantes y políticos.

          Carácter. Suelen ser expansivos (social, afectiva y familiarmente) territorialistas, con frecuencia les gana el orgullo patrimonialista y de pertenencia, lo que los lleva a conductas sociales costumbristas, y gazmoñas, son propensos al sedentarismo.

          Desierto. Esta zona del desierto chihuahuense, se ubica al noroeste del estado, iniciándose en el desierto de Samalayuca, continúa por las extensas llanuras hasta llegar a Ojinaga, prolongándose hacia el sur, para llegar a Escalón, pasando por el cerro denominado Las Tetas de Juana, frente a Escalón y Zavalza y de ahí a 70 kilómetros al sureste, se va a encontrar colindando Chihuahua- Durango y Coahuila en un punto denominado “La Zona del Silencio” ya en pleno Bolsón de Mapimi.

          La actividad económica fundamental de sus habitantes es la de comerciantes y distribuidores de diferentes productos, y agricultores temporaleros (ejidos) cultivos de riego (forrajes y huertas, pequeña propiedad).

          Ambos, eventualmente practican la recolección de plantas silvestres (palmilla, qiote, sotol, lechuguilla, candelilla y biznaga).

          Personalidad. Extrovertidos.

          Temperamento. Los habitantes de esta región muestran una excepcional mezcla de optimismo y audacia que los hace aparecer frente a los espejismos del desierto estoicos; son resistentes a la fatiga y el dolor físico, a las variantes inesperadas del clima (altas y bajas temperaturas) incluyendo las prolongadas sequías, y la falta de agua dulce y potable, de ahí que frente a todas esas adversidades hayan desarrollado un recio carácter.

          Carácter. Receptivo, acumulativo, emprendedor, con espíritu de cuerpo, propositivos, siempre están en favor del cambio; saben que los espejismos pasan. Son realistas, no les asalta la angustia, o el temor, se expresan social y familiarmente de manera clara y directa, con frecuencia practican él nomadismo como una forma de romper, con la monotonía de su entorno, afectivamente, son proteccionistas y de fácil convivencia familiar; socialmente son confiables.

          Sierra. Ubicada al noroeste del estado sobre el macizo de la Sierra Madre Occidental, configurada por montañas de casi 4 mil metros de altura (El Pico del Mohinora con 3 mil 992 metros sobre el nivel medio del mar) y por cañadas y barrancas con casi 1 mil 500 metros de profundidad (La Sinforosa, Cañón del Cobre, Cascada de Basaseachi de 300 metros de altura).

          La actividad económica de esta región la constituyen la agricultura de gramíneas como un modo auxiliar de subsistencia (en espacios denominados maguechis) practican la ganadería que se restringe al consumo familiar, ganado caprino, bovino y porcino, incluyendo aves de corral. Otra fuente de ingreso familiar en menor escala, pero no menos importante, es la recolección de frutas silvestres, semillas, plantas medicinales y textiles (la palmilla, el quiote, lechuguilla) la plantación de huertos frutales familiares (parte baja de la montaña). Otra forma de allegarse recursos económicos, son la explotación ejidal del bosque y eventualmente se contratan como obreros de los aserraderos; también practican de forma muy doméstica la pesca y el cultivo de peces.

          Personalidad. Introvertido.

          Temperamento.

          La majestuosidad de la sierra les impone a sus habitantes un espíritu melancólico, contemplativo; su cielo, su altura,el enorme paisaje de pináceas, la profundidad de la barranca, la brisa de sus cascadas y el concierto de sonidos que produce el viento al pasar a través de la cañada y la montaña, despiertan en nuestros personajes, hombres y mujeres, un anhelo de imitar y respetar a su madre, la montaña y a su abuela, la naturaleza. Este concierto de voces internas, lo expresan en su arte, sus ritos, modus danzas y su manera dulce, rítmica, tenue y modulada de comunicarse al hablar, o expresarse en algún sentido.

          Carácter. Contemplativo, receptivo, parcos, directos, conservadores y terminales, supersticiosos, desconfiados, vengativos, celosos, con frecuencia practican el nomadismo; constituyen núcleos familiares, monogámicos, muy fuertes, son solidarios entre sí.

           Andrés de la O, un reconocido y respetable hombre de partido, afiliado al PRI, por convicción por toda una vida, no les escatimó elogios y reconocimientos a los protagonistas centrales de esta obra editorial, la mayoría de ellos identificados con la izquierda, entre los resaltan por supuesto, Antonio Becerra Gaytán y Jaime García Chávez, con los cuales reúne lazos familiares y de amistad por más de 50 años.

          El autor, nativo de “La capital del Mundo” Hidalgo del Parral, con mesura y modestia, no espera competir con el libro de Fernando Jordán, “Chihuahua, Crónica de un País Bárbaro” un texto emblemático, para quien se atreva a hurgar en el origen y la historia del estado más extenso de México.

          -Aspiro a dejar un testimonio del ADN, de los 10 chihuahuenses que me ocupé en investigar por espacio de casi dos años, con esfuerzo y tenacidad que hoy veo fructificados en este libro, que será un orgullo para mí y los míos; es decir mi esposa Emma y mis hijos…

          Desde esta tribuna, le deseamos todo el ÉXITO del mundo, a un ser humano probo, sencillo, solvente, respetable entre propios y extraños, entre tirios y troyanos.

¡Enhorabuena Andrés!!

Resultado de imagen para maria jose valles medina
María José Valles Medina

POSDATA.

              Mire usted, caro leyente cómo andarán las cosas en lo que queda de la Coordinación de Comunicación Social de gobierno del estado, que después del cese de Jesus Antonio Pinedo Cornejo, las grillas y las intrigas están a todo lo que da. Por lo pronto, desde hace unos días, le dieron cuello, a Alfonso Villalobos, un recalcitrante panista, que se presumía “apolítico” aunque todos sabíamos de su filia por los colores del blanquiazul de toda la vida. Ya le dieron las gracias.  Entra en su lugar María José Valles...¿Quien le habrá tendido la cama? para que dejara el hueso que tenía desde hace poco más de dos años. Todos los que ahí laboran cobran bien, saben que, de no hacerlo así, cuando se acabe este régimen de caricatura, los verán como apestados, como leprosos. Y difícilmente se colocarán en algún medio de prensa, por el estigma que los va a perseguir por lo que les quede de vida. Sino pregúntele usted a los que vivieron del presupuesto en los tiempos de César Duarte… Les ponen la Cruz, donde quiera que se presentan…

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio