Fecha: 08-07-19

  • La Guardia Nacional, catapulta a la Presidencia, o tumba política, para Alfonso Durazo Montaño.

Juan Antonio Torres

Resultado de imagen para AMLO

ANDRÉS MANUEL LÓPEZ OBRADOR

.

                                    La maquinaria de la Guardia Nacional, implementada por Andrés Manuel López Obrador, empezó su marcha rumbo a la gran asignatura pendiente del actual régimen:

                                    La pacificación del país, es el gran desafío que tiene en los próximos 5 años y cinco meses que le restan al mandato constitucional del primer gobierno emanado de Morena, un instituto político diferente a los dos partidos tradicionales que siempre habían gobernado a este país; el PRI por 71 años y el PAN, por 12.

                                    Casi una centuria.

                                    No es una novedad, subrayar que la violencia golpea con toda su virulencia la tranquilidad, el sosiego de la mayoría de los mexicanos.

                                    Los del norte, los de centro y los del sureste. El flagelo social de la inseguridad a todos por igual les ha cobrado su carta de identidad.

.
Resultado de imagen para Alfonso Durazo

FRANCISCO ALFONSO DURAZO MONTAÑO

.

                                     A los pudientes, o los de las élites y los desarrapados, o los de a pie.

                                     Casi en forma paralela a la celebración del primer años del gran triunfo de AMLO, conseguido el 1 de julio del 2018, la administración federal de la Cuarta Transformación, empezó a escribir su propia historia la Guardia Nacional, con los primeros 70 mil efectivos que se distribuirán en 150 regiones clave, para afrontar el monstruo de mil cabezas, denominado crimen organizado que le cobró la vida a más de 125 mil personas en el sexenio del panista, Felipe Calderón Hinojosa, y unas 200 mil al gobierno del priista, Enrique Peña Nieto.

                                 Cifras y números de horror, de espanto, de atrocidad. Sin duda.

                                 Que han convertido en un gigantesco camposanto este país, donde el luto, la sangre y el dolor, son los rostros y las imágenes que le han dado la vuelta al mundo.

                                 En ese mismo contexto, en los primeros 7 meses del gobierno de López Obrador, las estadísticas de violencia del propio gobierno, por desgracia marcan una ominosa tendencia al alza, que parece no tener fin, desde que torpemente, Felipe Calderón, le declarara la güera a los cárteles de la droga a los pocos días de que asumiera la Primera Magistratura de este país en diciembre del 2006…

..
Resultado de imagen para secretario de la defensa nacional

LUIS CRESENCIO SANDOVAL GONZALEZ

 SANDOVAL...

                                 Debe de puntualizarse que el baño de sangre o la descomposición por la violencia que sufre México, desde hace casi 13 años no se inició en el actual gobierno de AMLO, pero para su suerte, le toca resolver este gravísimo problema, con el que no han podido ni el panista, Felipe Calderón, mucho menos, el tricolor, el priista, Enrique Peña Nieto.

                                 Para darnos una idea de la magnitud del problema, basta saber que tan solo el 2018 dejo poco más de 30 mil crímenes dolosos, los que se denominan, de alto impacto social.

                                Más los 17 mil y fracción del primer semestre del 2019. Y para no variar en esta vertiente, se han incrementado los secuestros, hoy denominados levantones, en más de un 28%, según se desprenden datos duros del Sistema Nacional de Seguridad Pública.

                               Más aterrador no se puede observar el devenir de nuestra patria, llamada México.

                               El propio Presidente de México, durante la celebración del primer año de su resonante triunfo electoral, este 1 de julio, no tuvo más que reconocer lo que ya es una “normalidad” en este país, que la crisis de inseguridad nomás no cede, no baja.

                             Inédito, que el jefe del Estado Mexicano, haya admitido que no se haya logrado revertir esta tendencia de alta criminalidad, detalle que nunca se les vio a los antecesores del tabasqueño, ni al panista, Felipe Calderón, como tampoco al priista, Peña Nieto. Vaya pues.

                           En el Campo Marte, el domingo pasado ante la presencia de los secretarios de la Defensa Nacional, de La Marina, de Seguridad Pública, Luis Cresencio Sandoval, José Rafael Ojeda Durán y Alfonso Durazo Montaño, respectivamente, cuando se puso en marcha la GN, no le quedó de otra, más que aceptar que lo que se ha hecho en materia de combate a la inseguridad hasta la fecha, es insuficiente.

...
Resultado de imagen para José Rafael Ojeda

JOSÉ RAFAEL OJEDA DURÁN

...

                         Así de claro, así de demoledora la triste realidad.

                       Tan grave es la espiral de violencia que los mismos capitalinos de la Ciudad de México, quienes nunca creyeron que sufrirían los estragos de la inseguridad, como la observaban en otras latitudes tales como Sinaloa, Tamaulipas, Nuevo León, Chihuahua, Baja California, tuvieron que hacerse a la idea que en 8 de las 16 alcaldías de las que se conforma dicha urbe, tendrá la presencia de las fuerzas armadas para enfrentar las células del hampa organizada que ya tienen copado al naciente gobierno morenista, de Claudia Sheinbaum Pardo, quien ya no siente lo duro, sino lo tupido.

                           No debe sonar a exageración que, si la tarea de la GN fracasa en los próximos 3 años, período que se marcó como fecha fatal, no sólo para que se revierta, sino se detenga la ola de violencia, en voz del sonorense, Alfonso Durazo Montaño, sería sin duda la tumba política para el ex secretario particular de Vicente Fox, y del malogrado candidato tricolor a la Presidencia de la República, Luis Donaldo Colosio Murrieta, el nativo de Magdalena de Kino.

                         Es muy probable que antes del 2021, se terminaría su encomienda dentro del primer círculo del poder de AMLO, y como consolación podría enviarlo como candidato a gobernador por Sonora en los comicios del 2021- cuando se disputen 15 gubernaturas- en la tierra que hoy lleva mano, Claudia Pavlovich, de extracción priista y hechura del turbio, Manlio Fabio Beltrones Rivera.

                      Los riesgos que implica la labor del oriundo de Babispe, Sonora, son muchos. Porqué es una dura realidad que las estrategias que hasta ahora se han vertebrado desde el 2006 han resultado a todas luces fallidas, a tal grado que la presencia de la delincuencia organizada lejos de disminuir se ha crecido en muchos puntos del espectro mexicano.

                       A guisa de ejemplos ahí están los casos de Guanajuato, Colima, Baja California Sur, que eran entidades por demás tranquilas, hoy el sosiego, la armonía, se han evaporado de dichos lares.                       Los cárteles de la droga no se van a cruzar de brazos, esperando que capturen a los cabecillas de estas bandas criminales, van a afrontar a sangre y fuego lo que les ponga enfrente el gobierno federal.

...

                     La cuota de sangre en contra de los regímenes panistas ahí está.

                    Primero bajaron de su avión a Ramón Martín Huera, ex secretario de Seguridad en tiempos de Fox, y luego en la administración de Calderón, como terminaron trágicamente sus existencias, Juan Camilo Mouriño y después, Francisco Blake Mora, ambos ex secretarios de Gobernación.

                   Los mensajes del titular de la GN, el general, Luis Rodríguez Bucio, nos debe dar idea de lo que está en juego, pues precisaba:

                  “Pretendemos que esta institución que hoy arranca su encomienda, sea histórica, y que la sociedad mexicana vea cumplido su anhelo de vivir en una nación con paz y seguridad”

                 López Obrador, no podía quedarse atrás en lo que se espera de la cruzada de la GN:

               “Del trabajo de ustedes va a depender que llevemos a cabo la Cuarta Transformación de la vida pública de México”, puntualizaría el jefe máximo de las instituciones en nuestro país.

                Lo que está en juego en los próximos 5 años y cinco meses, es pacificar a México.

                La patria está en juego.

                Ojalá y de una vez por todas tenga éxito esta estrategia, no es por AMLO, o por Alfonso Durazo, es por México.

               Por ello, no puede, no debe fallar. Y si así ocurre, estaremos en grave peligro como una nación soberana y libre…

...

.......
 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2019

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio