TORRE MAYOR

Fecha: 07-08-16

 

*¿Quién debe ser el fiscal con Javier Corral Jurado?
*Maru Campos se enchincha por que le dicen Maria Campos.
*Intocable, Delia Rita Soto, sigue atracando en Prospera...
*Martinez Garza, ya tiene una plaza comercial...




 
Juan ANTONIO TORRES
 




 
JAVIER CORRAL  


                                              SI en alguna asignatura los gobernadores que han transitado al frente de la Primera Magistratura han fallado estrepitosamente en los últimos 30 años ha sido en la Procuraduría de Justicia, hoy, Fiscalía General del Estado.
                                             De ahí que muchos, más allá de su filiación partidaria, se preguntan a menos de dos meses de que asuma su enorme responsabilidad el panista, Javier Corral Jurado, ¿quien será el responsable de velar por la seguridad, la tranquilidad y la justicia de los chihuahuenses? Valores que han sido trastocados como nunca antes, no solo en este régimen duartista, al borde su extinción a ¡Dios Gracias! sino en los últimos cinco sexenios.
                                         ¿Un militar? ¿Un civil? ¿Hombre? ¿Mujer?
.                                        Lo primero que podríamos responder a esta cuestión, es que debe  tener toda la confianza del futuro titular del Ejecutivo estatal, Javier Corral.
                                         Ser de su máxima confianza. Nada más, pero nada menos.
.                                        Por desgracia la historia, o mejor dicho los resultados que han dejado no solo los hombres, sino las mujeres, que han estado al frente de esa dependencia- la mas caliente de todas- han tenido muchos oscuros antes que claros, han estado salpicados sus gestiones de mucha opacidad, corrupción, de infiltración por parte del crimen organizado y por supuesto, del enriquecimiento hasta lo inverosímil de sus finanzas personales que destilan aroma a drogas- marihuana, cocaina, heroína- , lavado de dinero, desaparición de personas, por citar solo algunos vicios por demás arraigados de los funcionarios que por ahí han transitado. Sean tricolores o panistas.



 
FRANCISCO BARRIO  





                                             Los perfiles de los titulares de esa dependencia, han sido variopintos, y los resultados han dejado mucho que desear. Han terminado con más turbiedad que transparencia. Si nos remontamos a los tiempos del priista, Fernando Baeza Meléndez, quien fue gobernador de 1986 a 1992, los logros o éxitos en materia de seguridad fueron exiguos, raquíticos pues. Durante su mandato tuvo tres personajes encargados de la Procuraduría de Justicia; empezó con Marco Antonio Rodríguez Leggi, luego le siguió, José R. Miller Hermosillo, y terminó con Miguel Etzel Maldonado. Los tres ya extintos.Lo mismo ocurrió en el sexenio de su sucesor, el panista, Francisco Javier Barrio Terrazas, quien tuvo como responsable de la PGJE a un abogado gris, con mucho gusto por “el chupe” como Francisco Javier Molina Ruiz, quien se auto nombraría ,“El Incorruptible” pero nomas de membrete, de dientes para afuera,  porque les pasó el sombrero a “los malosos” de esa época, para repartir esos ingresos –sin factura y sin recibo- más arriba., donde despachaban, Eduardo Romero Ramos, como “número dos” y obvio, el “bárbaro del Norte” como seria bautizado por los priistas de aquella época, el mandatario chihuahuense. Terminó en el puesto, Arturo Chávez Chávez, ninguno de los dos habían tenido ninguna experiencia en ese campo, pero aún así, los impuso con pésimos resultados.
                                         Al asumir la gubernatura, Patricio Martínez García, tuvo la ocurrencia de imponer a un abogado corporativo, que tenía todo el perfil de un buen hombre, no de un policía con título como Arturo González Rascón. “El abuelo” quien tenía ganada su fama de un buen abogado laboral, pero nada más. Su falta de experiencia para capotear las broncas terminaron por hacerlo renunciar. Le sucedería, el truculento, José de Jesus Solís Silva, “Chito Capone” quien reunía el perfil de un matón, para cobrar “el derecho de piso” a los “empresarios exitosos” que andaban metidos en negocios de muy alta rentabilidad. El nativo de Camargo, llegó después del frustrado intento de asesinato de Patricio a manos de la ex policía, Cruz Victoria Loya Montejano, el 19 de febrero del 2001.
                                                         Cuando llegó José Reyes Baeza Terrazas, le dio la citada responsabilidad, a su ex compañera de la facultad de Derecho, Patricia González Rodriguez, quien sufriría el acoso,  como quizás nunca antes lo había vivido del crimen organizado, de dos bandas rivales, El Cartel de Juárez, comandando por Vicente Carrillo Fuentes, y por el Cartel de Sinaloa, dirigido por Joaquin Archibaldo, “El Chapo” Guzmán,
                                                          Culminó su gestión, en el ojo del huracán, de su propia tragedia familiar, al ser torturado y ejecutado su hermano menor, Mario en la recta final del sexenio reyesbaecista, sucesos que cimbraron el gobierno del nativo de Delicias.
                                                         Patricia, Master en Ciencias Penales, ni en su peor pesadilla se imaginaria que terminaría el sexenio junto con su jefe político y amigo, en calidad de “rehenes del crimen” precisamente, porqué González Rodriguez, nunca tuvo el perfil para enfrentar un flagelos de violencia e inseguridad que, convirtió en la mayor parte del sexenio a Ciudad Juárez, en la urbe más violenta del mundo, superando incluso a Irak. Por si fuera poco, José Raúl Grajeda Dominguez, quien fue instalado en forma paralela como el súper secretario de Seguridad Pública, quien nunca se llevó  bien con la procuradora, además de enfrentar al narco instalado en toda la vasta entidad, se vio envuelto en serios problemas de fármaco-dependencia.




 
MARU CAMPOS  






                                                       La peor parte de la narco-violencia, indudablemente le tocó a Baeza Terrazas, un gobernador sin el carácter y las agallas para lidiar con ese lacerante problema que conculcó la tranquilidad y la armonía del tejido social, lo mismo en las urbes, que en las ciudades medias y en la serranía no se diga.
                                                      Luego, al arribo de César Duarte, se hizo acompañar por Carlos Manuel Salas, un personaje que,  como principal mérito, figuraba el detalle de que había participado en la captura de Joaquin Hernández Galicia, “La Quina” siguiendo las instrucciones precisas de Carlos Salinas de Gortari, de acabar con el líder petrolero que había financiado a Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano. No tenía el encuadre para enfrentar el monstruo de mil tentáculos, pero aún así, realizó un mejor papel que sus antecesores. No terminó y se fue cuando apenas empezaba la segunda mitad del sexenio, siendo sustituido por una caricatura de abogado, Jorge González Nicolás, que no habrá hechos grandes cosas contra los mañosos que pululan por todo el entorno chihuahuense, aunque él minimice la presencia del hampa organizada en buena parte de la Sierra, donde se ha convertido en un poder de facto, que instala ”filtros” para saber que tipo de gente circula por sus dominios. Son “la autoridad” donde fiscales, y elementos del Ejército, están más que enchufados con ellos, claro que de gratis no, sino a cambio de muchos, pero muchos miles de dólares, que tienen un destino en común...las máximas autoridades en el plano estatal, y en la esfera federal.
                            En esta breve cronología de administraciones estatales, desde Fernando Baeza, hasta César Duarte, y de funcionarios al frente de la Procuraduría, hoy denominada Fiscalía, si algo han tenido en común es que han quedado a deber en el ámbito de su competencia. De una dura, áspera e ingrata encomienda.
                           Quién será pues, el valiente que se enfrente al flagelo de la inseguridad, de la violencia, de las ejecuciones que, por desgracia, están despuntando en la fronteriza, Ciudad Juárez, donde tan solo en el mes de julio se contabilizaron 51, y en lo que va de agosto ya superan los 10 crímenes de alto impacto.  A todas luces, está dándose una “limpia”, aprovechando el vacío de poder, de un régimen que ya se replegó y un gobernador electo, que todavía no tiene los controles de una área, álgida, medular en el ejercicio del quehacer político y administrativo de todo mandatario sea estatal o Nacional.
                            Javier Corral, sabe que será blanco de muchas criticas y cuestionamientos, si el funcionario que él elija no tiene el perfil, que demandan las actuales circunstancias, y peor aun, si le salen a relucir, sus pecados de un pasado, que se creía muerto, pero que de pronto le revivirían sus acérrimos enemigos que han dejado en este contexto, muy malas cuentas, magros éxitos, aunque se empeñen en minimizar lo que sigue siendo un serio y agudo problema, no solo en la geografía serrana, sino en urbes que se presumían seguras y tranquilas como Juárez,
                        Corral, ya no estará en la oposición, sino al frente de un poder, que siempre había ambicionado. A ver si sus ansias de trascender no se convierten en una pesadilla que le cobre muy caro la factura de llegar al gobierno de Chihuahua, que hoy termina saqueado como nunca se había visto en la historia de un jirón de patria, que alguna vez se erigió en la Cuna de la Revolución y en la Custodia de la República, y que hoy está muy lejos de esos hermosos distintivos para desgracia de sus habitantes que están endeudados, perdón “bursátilizados” por los próximos 30 años, por lo menos.




 
DELIA RITA SOTO  






                      ¿Águila o Sol? para Javier Corral en la Fiscalía.
                       Ya lo veremos, desde ahí podría empezar su debacle si se descuida, y se deja manipular, por su “líder moral” Francisco Javier Barrio Terrazas....Al tiempo
       EN CORTO..........EN CORTO..........EN CORTO...........EN CORTO......
      Dicen algunos reporteros que, tienen la suerte de cubrir la fuente de la presidencia, que Maria Eugenia Campos, la futura alcaldesa de la capital del estado, a quien sus cercanos la llaman, “Maru Campos”se molesta, se enerva que le digan por su nombre a secas. Maria Campos. Aprieta las mandíbulas y enseña los dientes, para los que se dirigen así con su persona.....eso da muy mala espina, pues que será cuando la critiquen por sus acciones o por sus omisiones a la hora de empezar a escribir su historia como la inquilina principal del vetusto edificio de las calles Independencia y Victoria......*******....*********.......,..*********
 La todavía titular del programa Próspera, dependiente de Sedesol, Delia Rita Soto Payán, no se explican como sigue ahí, intocable, sin que nadie le ponga un coto a sus tropelías y latrocinios, que ha cometido en el ejercicio de su encargo. Ha hecho lo que ha querido sin que Rosario Robles, en su momento, o José Antonio Meade, hoy en día, la pongan de “patitas en la calle” sus finanzas personales se han abultado, y sus bienes patrimoniales no se quedan atrás. Es de las primeras que podrían remover una vez que Javier Corral, tome las riendas del poder en Chihuahua......********..........***********



 
LEONEL DE LA ROSA  





“El príncipe de los moches” como se le conoce hoy en día, al caporalito, Lionel de la Rosa Carrera, se sabe que tiene un ejercito no de soldados, o de buenos elementos a su cargo, sino de “aviadores” que cobran pero en serio en la nómina de la Secretaria de Desarrollo Rural, en la que sustituyó a Octavio Legarreta Guerrero...***********.................
En La Casona, propiedad del empresario, Eloy Valllina, donde se dan cita un día si y otro también la mayoría de los funcionarias del gobierno del estado, del Congreso y no se diga de la alcaldía, ya saben que a partir del 3 de octubre, cuando ya se haya ido, César Duarte, quien les dejaba jugosas propinas, ya no será igual. Los corralistas, celebrarán sus comidas y convivios en otros restaurantes que regentean empresarios identificados con el PAN, por supuesto del mismo nivel que acostumbraban los duartistas......*******
Algunos funcionarios del actual régimen, perdón, ¿algunos? La mayoría se han vuelto unos empresarios pudientes, que nunca lo lograron de manera limpia y transparente, hoy se presume que tienen hasta plazas comerciales, como el mismísimo, Sergio Martínez Garza, titular de Pensiones, utilizando a prestanombres para no aparecer como dueño, como Florencio Estrada, alias “Tito”. Los dos son amigos de correrías desde los 70s, cuando “El Guero” Martínez Garza, fungía como secretario general de la UACH, encabezada en aquellos tiempos  por el extinto Oscar Ornelas Kuchlé, años después gobernador de Chihuahua....no si estos cabrones no dejan títere con cabeza. Todo lo que les atraviesa se lo chin......para no hacer quedar mal al jefe de la banda.........




 

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2011

 

 

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio