Fecha: 06-09-19

  • Los panistas en el poder y su moral distraída...

  • Arturo Proal de la Isla, visionario, se salvó de la chamuscada de Reyes Baeza en el ISSSTE...

Juan Antonio TORRES

.
Resultado de imagen para cesar peniche luna

CESAR AUGUSTO PENICHE ESPEJEL

...

                              Reza un viejo adagio popular, que, “si quieres conocer a un hombre dale podery esto viene a cuento, porqué las huestes panistas, apenas empezaron a probar las mieles que da el poder, acusaron los mismos vicios, los mismos errores y por supuesto, los mismos excesos, tal y como lo habían hecho muy seguido los odiados priistas, a lo largo de la historia de este país, desde que fuera fundado este instituto político, por el destacado hijo ilustre de Sonora, el general, Plutarco Elías Calles.

                               En Chihuahua, donde el PRI, se había ungido como un partido hegemónico, hasta 1983, cuando por primera vez, irrumpieron con fuerza los panistas, arrebatándole a dicho instituto político, las 10 alcaldías más importantes de la entidad, encabezadas por Ciudad Juárez, Chihuahua, Hidalgo del Parral, entre otras, lo que dejaría listo el escenario para que en 1992, El Bárbaro del Norte, Francisco Javier Barrio Terrazas, terminará de cuajo con la inercia de derrotas que habían caracterizado al PAN, a manos de las hordas tricolores, que habían convertido a la vasta entidad, en un bastión de control, como en muchos puntos del territorio nacional, por no decir todos.

                                    Llegó el expriista, Barrio Terrazas, y se iría con más pena que gloria.

                                    Porqué fue un pésimo gobernador. De ahí que durarían casi dos décadas para volver a ser gobierno en Chihuahua.

                                   Tuvieron que transcurrir 18 largos años, para que volviera a posarse en el vetusto palacio de gobierno, otro personaje emanado de Acción Nacional.

                                  Ni más ni menos que Javier Corral Jurado, alguna vez, hijo puta-tivo de Pancho Barrio.

                                  El Talegas, ya lleva casi 3 años en el ejercicio del anhelado poder, y al propio gobernador y sus colaboradores les ha salido el color del cobre.

                                 Pero también a otros personeros que hoy son alcaldes, diputados federales, legisladores locales surgidos del partido fundado por el oriundo de Batopilas, Manuel Gómez Morin.

                                Todos ellos, han acusado los delirios que da a manos llenas el anhelado poder.

                                En este contexto, en lo que se refiere a los excesos, que no se le ha sabido a Javier Corral y sus principales compinches, como Gustavo, Tavo Moches, Madero; el ex secretario de Salud, el médico militar, Ernesto Ávila; y como olvidar, al ex vo-cero titular de Comunicación Social, Jesús Antonio Pinedo Cornejo, quien llegó con una mano por delante y otra por detrás, se fue por la puerta de atrás, poco después de dos años,, bien cargado de billetes, y hasta con nueva amasia, que le permitió su encargo y por supuesto, su jefe político y mecenas, El Talegas, quien lo cesó sin levantarle ninguna indagatoria, no obstante que salió ratón. Lo cobijó con el manto protector de la consabida impunidad.

...
LETICIA MACIAS DE BORRUEL 

LETICIA MACIAS DE BORRUEL

.

Leticia Macias, (esposa de Carlos Borruel), muestra de que carece con el striper X...

                                Pero en esta ocasión, nos queremos ocupar de César Augusto Peniche Espejel, quien cobra ¡y bien! Como fiscal general, de la nómina estatal, y según dicen las lenguas de doble filo, de la ubre de la maña; de Leticia Macías de Borruel y del edil panista, de Camargo, Arturo Zubía Fernández, a quienes bien se les podría ubicar como panistas de la moral distraída, que debemos subrayar, no son los únicos, pero en esta edición nos ocupamos de estos tres personeros, de los cuales enseguida les pasaré a platicar las andanzas de cada uno de ellos.

                               Una fuente por demás sería, quien de entrada me exigió el anonimato para revelarme esta información, me platicó que hará cosa de un mes y medio, él, se encontraba en el restaurante, Los Mezquites, en compañía de dos buenos amigos, paladeando un suculento corte de carne, por supuesto, acompañado de un buen digestivo para disfrutar de dichas viandas…

                           Los demás comensales hacían lo propio. La tarde, acicateada por los rayos del astro rey, clamaba por su fulgor, con sazón a carne de primera, a finos vinos de mesa…a una buena charla..que invitaba a la bohemia.

                          De repente, como una sirena de tierra, no de mar, se aparecería una bella dama, que concentró las miradas al unísono de todos los varones ahí reunidos, por cuestiones de negocios, por asuntos familiares, etc, etc.

html5 slideshow by WOWSlider.com v8.8
...
ARTURO ZUBIA FERNANDEZ

ARTURO ZUBIA FERNANDEZ

...

                           Un cuerpo de diosa envuelto en finas ropas, una cara bella, un cabello radiante que le caía sobre sus hombros. Ojos chispeantes, inquietos que miraban a los otros contertulios, que no obstante que algunos estaban con sus esposas, novias, queridas o amigas, no le quitaban la escudriñadora mirada, desnudándola con la lasciva mirada.

                           Llegó sola. Pero a los pocos minutos de su arribo, se adueñó del escenario sin pensarlo, sin proponérselo y de los zuzurros masculinos. Que le pasaban los ojos inquisidores, por donde se pudiera.

                           Se acercó un mesero, le preguntó qué tomaría. Le respondió que esperaría unos minutos, porqué estaba citada ahí con otra persona y no quería verse mal educada.

                          Transcurrieron diez minutos, quince, veinticinco, media hora, hasta que se cumplieron los casi 40 minutos. Y el cromo de mujer seguía sola, no se podía creer.

                           Nadie se hubiera imaginado que quien la había hecho esperar tanto tiempo, había sido, el grisáceo y cuestionado fiscal del estado, César Augusto Peniche Espejel, quien al llegar a la mesa de su hermosa acompañante, le ofreció una y mil disculpas, por la demora tan prolongada. Le disparó pretextos ligados a la chamba de su silla tan caliente.

                          Excusas y más excusas. La bella hembra, guardó la compostura, lo más que pudo hasta que enseñó que además de saberse hermosa, le mostraría que también tenía agallas y carácter para poner en su lugar a quien no se merecía su distinguida y apetecible compañía.

                           Los guarros de Peniche, se habían apostado en lugares estratégicos tanto dentro como fuera del restaurante. Creyeron que su jefe, duraría por lo menos una hora, con la bella mujer. Un manjar pues.

                           Nunca se imaginaron lo que presenciarían en sus propia cara, como la mujer, visiblemente molesta, quien ya había ordenado una bebida espirituosa, para hacer menos frustrante la pretendida comida, con su empoderado acompañante, se paró en seco, para luego decirle a Peniche Espejel:

...
Resultado de imagen para JOSE REYES BAEZA

JOSÉ REYES BAEZA TERRAZAS

...

                          “A una dama como yo no se le hace lo que me acabas de hacer, por mucho poder e influencia que tengas en el gobierno de Corral, te agradezco mucho, tu invitación, pero yo me retiro y ahí pagas lo que ordené” acto seguido se puso de pie, y enseguida sus bellas extremidades inferiores que se le notaban por debajo del ajustado vestido entallado, optaron por buscar la salida, sin dejar que Peniche intentará detenerla.

                           Peniche, se quedó frío, sin palabras que decir para justificar su lamentable error que no puede cometer ningún varón que se jacte de ser un caballero. Era un hecho que no era su esposa, era una canita al aire, que se quería echar El Don Juan de la Fiscalía.

                           Como muchas otras con las que se le ha visto.

                           Obvio, que no es lo único que se le sabe en este plano de aventuras extramaritales gracias al encargo que ostenta y a las grandes cantidades de dinero que le llegan presuntamente por parte de los capos de la droga y del crimen organizado.

                          Peniche, quedó exhibido, como un tipo que  evidentemente traiciona a su esposa, pero además, que no conoce las normas mínimas de caballerosidad con sus futuras conquistas que con toda seguridad ha logrado y no porque sea un adonis o, un tipo carismático, sino por qué maneja poder, e influencia gracias al puesto que hoy ostenta, y no porque se haya distinguido como un gran policía investigador que haya dado los grandes golpes al narco, o al contrabando, en los puestos que ha tenido en la PGR, la Policía Federal, y ahora en la Fiscalía del Estado. Ahí los maletines, les llegan solos, sin que los pidan o los exijan.

                             Son reglas no escritas, que conocen los de las mafias organizadas con charola, como las que están fuera de la ubre de gobierno.

                              Peniche, a todas luces, es un tipo que de moralidad, no sabe gran cosa, porque está se la pasa por el arco del triunfo. Y sino habría que preguntarle de dónde ha hecho tanta fortuna para tener propiedades millonarias en diversos puntos de Chihuahua y del país, si nunca ha sido un exitoso empresario o un comerciante destacado.

                             Eso a todas luces, le vale madre a su jefe político, Javier El Talegas Corral, mientras le salpiquen no hay tos, diría un cholo. Todos se ponen la del Puebla.

                            Pero, no es el único, también a las damas de corte panista, se les resbala la moralidad, ahí tiene usted el caso concreto de Leticia Macías, la esposa del ex edil de Chihuahua, Carlos Marcelino Borruel Baquer;  como en las mismas oficinas de su fuente de trabajo- El Ichife- se aventaron la puntada de realizar bailes calientes con aspirantes  a strippers, los que les bailaron un rato a las damas de esa dependencia que encabeza, José Luévano- ex secretario particular de Javier Corral- dizque para sacudirse el stress.

                    En un video que circuló por las redes sociales, se observa como Leticia Macías, se observa sentada y sobre sus piernas un hombre joven se contonea frente a su cara, ella, gustosa le agarra las nalgas, acto seguido, lo acerca hasta rozar con su rostro los genitales del bailarín, La escena dura unos segundos, la ex primera dama del municipio de Chihuahua, se para cuando se da cuenta que los están grabando. Y ahí termina el inusitado show, que festinaban otros empleados del ICHIFE.

                     Lo anterior denota una frivolidad rampante, pero también que la esposa de Borruel arde en deseos, de algo que tal vez ya no tenga en su hogar, por falta de mantenimiento del todavía titular de la Coesvi, Carlos Borruel, quien lamentablemente dio color hace un rato, cuando acompañado de su hijo del mismo nombre, arremetieron a golpes contra un joven con el que tenía relaciones extramaritales, Mónica, la hija menor de los Borruel-Macias.

...
Resultado de imagen para ARTURO PROAL DE LA ISLA

ARTURO PROAL DE LA ISLA

...

                         Los insultos que profiere Borruel contra su propia hija, en el video, corrieron como reguero de pólvora. Le salió lo vulgar y corriente a Carlos Marcelino en contra de su propia hija, a quien se le descubrió como una joven infiel, que le ponía el cuerno a su marido, el mismo que laboraba en la presidencia municipal, hasta que renunció. La vergüenza que le hicieron pasar su suegro y cuñado, no era para menos.

                         Pero déjeme le platico, que antes que El Talegas Corral, asumiera el cargo de jefe del ejecutivo estatal y que Carlos Borruel, fuera titular de la COESVI, Leticia Macías, en compañía de varias amigas muy seguido asistía al Casino Fortuna que se ubica por el Periférico de la Juventud.

                        Se tomaban sus tragos, se reían a carcajada abierta. Lo que llamaba la atención de poderosamente era el lenguaje que se le escuchaba escupir a Leticia, era muy similar al de un carretonero. De su boca salían solo palabras altisonantes, expresiones verbales, propias de una sexo-servidora. No era la única, sus amigas no se quedaban atrás.

                        Hasta los mismos hombres que escuchaban tanta vulgaridad se quedaban azorados no por lo que veían, porqué Leticia, no fue agraviada por la belleza, o porqué tuviera un cuerpazo de modelo, sino por las groserías que vomitaba en voz alta y por demás clara para que supieran lo que desde su florido léxico disparaba a diestra y siniestra.

                          Le valía madre, quien la escuchaba. Le salía lo corriente. Enseñaba sus malos modales que con toda seguridad, aprendió cuando residía en la populosa, Dale.

                          Llegó Corral al poder, y se retiró para siempre, Leticia, la mujer de Carlos Borruel, del Casino Fortune. Los parroquianos de ese sitio de apuestas dieron gracias al cielo, que ya no la volvieron a ver, pero sobre todo, que ya no le escucharon tanta obcenidad, a quien alguna vez fuera la Primera Dama de la ciudad de Chihuahua.

                            Que hubiera ocurrido si Carlos Marcelino, hubiera accedido al gobierno de Chihuahua.. Por fortuna Dios, no le da alas a los alacranes, reza un dicho…..

                            Y ya que hablamos de cómo los funcionarios panistas se exhiben como amantes bandidos, como es el caso del edil del municipio de Camargo, Arturo Zubía Fernández, de extracción albiazul, quien trascendió porqué cuando era diputado local, a principios del 2003, le puso una golpiza en plena vía pública a una mujer que le exigía que cumpliera como hombre. La dama de nombre, Guadalupe Quintana, tuvo los pantalones para exhibir al diputado macho, a quien desde esa fecha se le apodó El Tyson de Bolsillo, porqué no obstante su corta estatura, no se ha detenido para enseñar cómo se las gasta con las mujeres que “lo acosan” como si fuera un galán del cine de ficheros.

                             El hoy edil de Camargo, tan se quedo acostumbrado a sus affaires con las mujeres, que no le molesta que su esposa, Rosa Isela Holguin Palacios profiera dimes y diretes contra la amasia de su marido, de nombre, María Guadalupe Espinoza, quien no se muerde la lengua para decirle por las redes sociales, que “lo de Primera Dama, de Rosa Isela, te queda muy grande, porque el hijo que tengo, tú lo sabes muy bien, es de Arturo- Zubía Fernández- el alcalde en funciones de Camargo- le responde la amante.

                             Así se la viven, la esposa y la amante, exhibiéndose como viejas lavanderas de barriada. Y el edil, lejos de meterlas al redil, por qué lo desgastan, lo vulneran, le vale una pura y dos con sal. Seguramente esos comentarios que se cruzan las dueñas de sus quincenas y su corazón, le dan más fama de conquistador, de Casanova.

                          Arturo Zubía es feliz, se le resbala que le digan que no tiene moral, porqué no respeta a su familia. Así se las gastan pues, los hijos….de la moral distraída.

                         Ya verá usted cómo termina Javier Corral, y muchos funcionarios de primer nivel que pertenecen a la cofradia de la mano caída, en la que están involucrados hasta sacerdotes pederastas, que presumen de ser amigos del mandatario de Chihuahua..

BREVES INDISCRETAS…

Muchos recuerdan sin duda al gordo, Arturo Proal de la Isla, un operador nato, oriundo de la bella entidad de Querétaro. Siempre trabajo al lado de los Baeza. Primero con Fernando Baeza Meléndez, ex gobernador de Chihuahua, de 1986 a 1992, luego de Reyes Baeza, del 2004 al 2010. Un personaje con oficio, con un especial talento para resolver temas álgidos. Cuando llegó César Duarte, al gobierno estatal, de inmediato se percató de los enjuagues del nativo de Parral y le renunció. Sabía que César Duarte, daría mucho, pero micho de que hablar y se fue de Chihuahua. Luego, Reyes, fue llamado al Fovissste, donde fue invitado para que se sumará al equipo del deliciense. No quiso Proal de la Isla. Luego fue ascendido al ISSSTE, y le corrieron la invitación para que se uniera al grupo de Baeza Terrazas. Volvió a decirle ¡No! Y no se equivocó en no sumarse para hacerle el caldo gordo a Reyes, porqué sabía, intuía que no terminaría bien El Tibio. Estalló el escándalo de La Estafa Maestra, en el cual se ubica a Reyes, Héctor Valles Alveláis, Netza Moreno, Javier Torres Cardona, Minerva Castillo, Octavio Acosta, entre los más señalados, que se hicieron de muchos, billetes.

   Salieron chamuscados todos. Arturo Proal de la Isla, debe estar agradecido con la vida y con Dios, de que no se dejó llevar por los cánticos reyesbaecistas, que hoy son cànticos culebricos, que rodean a Reyes Baeza y sus fieles testaferros, que andan con la cola entre las patas…