Fecha: 06-09-18

*Llamaradas de petate, los cambios de Javier Corral.

*¿Pasional el crimen de la esposa de Horacio Jurado?

Por: Juan ANTONIO TORRES
 
 

JAVIER CORRAL

                   Después de la debacle electoral que sufrió el pasado 1 de julio, la administración del gobernador panista, Javier Corral, a manos de sus acérrimos enemigos de Morena, en menos de una semana ha llevado a cabo dos enroques en su gabinete, que desde luego, desde la óptica de la opinión pública, no dejan de ser más que simples llamaradas de petate, porqué es un hecho, que las salidas de Cecilia Olague y Ernesto Ávila, de Desarrollo Urbano y de Salud, respectivamente, se quedaron demasiado cortos.

CESAR PENICHE

                                          Por lo menos, debería de haberles dado también las gracias, al titular de Educación, Pablo Cuarón Galindo- su alter ego- a la de Obras Públicas, Norma Ramirez Baca; al todavía fiscal, César Peniche Espejel, a su secretario particular, José Luevano, involucrado en la muerte de la colega periodista, Miroslava Breach Velducea, corresponsal del diario La Jornada; al propio, Secretario de Finanzas, Arturo Fuentes Vélez, quien solicita préstamos y más préstamos y las obras que se supone deberían de realizarse con dichos recursos, “brillan” pero por su ausencia.

PABLO CUARON

                                            No es una exageración, aseverar que, el gabinete de Corral Jurado, es una caricatura.

                                             Que no tiene pies ni cabeza.

                                            Está hecho un desastre, por no decir un improperio. No ata, ni desata. Está a punto de cumplir dos años, desde octubre del 2016, y el tejido social, no se diga la clase política, se sienten defraudados. Por ello, no fue una sorpresa, que los electores le dieran la espalda a los abanderados del blanquiazul, encabezados por el ex jefe de gabinete, Gustavo Madero Muñoz, quien perdió la contienda por la senaduría, frente al compadre de su jefe político, el morenista, Cruz Pérez Cuéllar.

                                             Los chihuahuenses están totalmente decepcionados del actual régimen en el poder que sustituyó en el ejercicio del poder, a un hampón, un pillo, como César Duarte, del cual se pueden argumentar muchas cuestiones en su contra, pero, por lo menos hacia obra pública, y la violencia, las ejecuciones, la inseguridad, se había decrementado sensiblemente en los diferentes puntos de nuestra vasta geografía.

CESAR DUARTE

                                             En la encuesta del pasado 4 de junio, que elaboró nuestra agencia de consultoría IPC ESTADISTICA, en los 10 municipios más importantes de la entidad, dijimos que el 67% de los chihuahuenses, habían reprobado la gestión del gobernador, Javier Corral Jurado; es decir, que de cada 10 personas entrevistadas, 7 respondieron que NO APROBABAN el quehacer gubernamental de Corral Jurado.

                                             Desde luego que dicho ejercicio, fue objeto de burlas y mofa de los funcionarios del primer círculo del jefe del Ejecutivo estatal, porqué de acuerdo a su óptica, a todas luces, sesgada, carente de objetividad, por estar mamando del presupuesto estatal, su jefe político, estaba más que posicionado, y que por ende, arrasaría en los comicios presidenciales a las hordas de MORENA, y desde luego, a las del PRI, gracias a la candidatura del queretano, Ricardo Anaya Cortés, quien era el único que podría ganarle la carrera por la Presidencia, al ex jefe de gobiernos del DF, Andrés Manuel López Obrador, y no se diga, al candidato ciudadano, José Antonio Meade, quien cargaba en sus hombros una marca que destilaba fuertes tufos de podredumbre.

                         Nuestra encuesta que pocos medios de comunicación se atreverían a publicar por temor a las represalias con el gobierno del Nuevo Amanecer, fue por demás acertada, contundente, ya que todos los candidatos que habían recibido la bendición de Javier Corral, lejos de ganar la contienda, mordieron el polvo, consecuencia directa, del pésimo gobierno que ha llevado a cabo, Javier Corral, a quien ya le dicen no pocos, “el gobernador huevón”, porqué su narrativa en contra de su predecesor, el ballezano, César Duarte, ya tiene harta al imaginario pensante, que le exige, que ya se ponga a trabajar, que haga obra pública, y que ponga remedio al flagelo de la violencia, que un día pega en Juárez, otro en Chihuahua capital, otro en Jiménez, uno más en Creel, etc, etc.

                              Lo cierto, es que los cambios efectuados no van a mejorar el lamentable estado de cosas que vive Chihuahua, porqué los que llegan son gente improvisada, que no tiene la más mínima experiencia en la administración pública, si a esto usted le agrega, que el gobierno federal que encabeza, Enrique Peña Nieto, quien le tiene cerrada la llave en todas las dependencias por los encontronazos que se han dado ambos, por el caso Duarte, pues poco se puede esperar, para que el gobierno de Chihuahua, salga de esta inoperancia, de esta inacción en todos sus rubros.

                              A 23 meses de su arribo al poder, ha quedado plenamente demostrado que a Javier Corral le han quedado demasiado grandes los zapatos de un jefe político, de un gobernante que dé resultados, que se olvide de la retórica, y atienda con sensibilidad a sus conciudadanos que hoy, hoy, se sienten totalmente defraudados de un hombre que prometió mucho, pero que por desgracia, a la luz de los hechos, ha resultado una nulidad, un fiasco.

                              Que se burla, que deja plantados a los diputados en su toma de protesta, que menosprecia a los que no quiere, como es el caso de la alcaldesa, María Eugenia Campos Galván, a la cual le hizo el feo no acudiendo a su segundo informe de gobierno, porqué está más que visto, que mastica, pero no traga, porqué no es de su grupo.

                              Javier Corral, es en los días que corren un funcionario tan desgastado, tan desacreditado por propios y extraños, que muchos van a guardar una sana distancia por temor a que los contagie de su mala imagen y les provoque una derrota cuando vengan las futuras escaramuzas electorales.

                               César Duarte a los 4 años de su gobierno ya lo vomitaban por sus latrocinios y sus innumerables atracos por donde usted pusiera el dedo salía pus.

                              Pero Javier Corral lo ha superado con creces, porqué a los 20 meses de su llegada al palacio de gobierno, ya no lo bajaban de ser un fraude como gobernante, un remedo de servidor público, que vocifera demasiado contra sus enemigos, pero que no resuelve los ingentes problemas de su gente, a la que tiene olvidada, arrumbada..

                               Javier Corral, está convertido en un gigante con pies de plomo.

                               Así de claro, así de simple….

POSDATA……..

Será cierto que en el crimen de Georgina Tapia Granados, quien laboraba en el Supremo Tribunal de Justicia del Estado, esposa de Horacio Jurado Medina, primo hermano del ex gobernador de Chihuahua, César Duarte, hay tintes pasionales, que detonaron que dicha mujer fuera ejecutada por un gatillero en las primeras horas de este lunes, en una colonia residencial, sin que ninguna autoridad policiaca pudiera dar con el paradero del autor material de dicho crimen.

HORACIO JURADO

Tapia Granados, ya había sobrevivido a un atentado criminal el 24 de marzo del 2017, del cual resultó con heridas de consideración. Pero en esta ocasión no corrió con la misma suerte. Horacio Jurado, fue un funcionario que en el sexenio de César Duarte, se convirtió en un magnate, bajo la protección del entonces gobernador de Chihuahua, que le permitió hacerse de ranchos, de propiedades y desde luego de puestos en el gobierno, que le perdieron enriquecerse de forma escandalosa y burda, sin que hasta hoy se le haya puesto una mano encima, a un personaje por demás cuestionado.

 Las lenguas de doble filo, murmuran que no sería nada descabellado que detrás de este lamentable homicidio estuviera la presunta autoría del propio Horacio Jurado, quien ya antes había estado casado con Izmir Abbud, con la cual duro muy poco a consecuencia de la incompatibilidad de caracteres y que las damas no son la especialidad del responsable de la Financiera Rural.

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio