Contra poder

Fecha: 02-09-16

*Chamaquea, Trump a Peña Nieto.

*Quiebra y cierra, La Crónica en Chihuahua

*”A los tiranos no se les apacigua, se les enfrenta” Krause.

 

Juan ANTONIO TORRES
 
 


 

ENRIQUE PEÑA NIETO

Resulta difícil e incomprensible que el jefe del Ejecutivo federal, Enrique Peña Nieto, haya invitado al candidato republicano a la presidencia de los Estados Unidos, Donald Trump, el mismo personaje, quien se la pasado insultando a nuestros connacionales, a los cuales les ha enderezado todo tipo de denuestos, entre los que se sobresalen, “criminales y violadores” por decir lo menos.

Me encantó el encabezado que le dedicó, el periódico, Reforma, de la Ciudad de México, este jueves en torno a la visita del hombre del burdo bisoñé:

 “Usa Trump a EPN”.

Y es que Trump, el magnate de la vecina Unión Americana, en su visita al presidente de México, mostró dos caras; en la conferencia de prensa ante los periodistas norteamericanos-que fueron ubicados en las primeras filas, y a los mexicanos en las filas posteriores- pues al responder a una pregunta de un reportero estadunidense, Trump, admitió que había hablado con Peña sobre la construcción del muro, pero no, sobre quien lo pagaría.

Pero bastaron unas cuantas horas, para que Trump, una vez que hubo llegado a Arizona, para presentar ante sus seguidores, su programa migratorio, usando a Peña Nieto, cambió la versión, sobre el pago del muro y diría:

“México pagará por el muro. Cien por ciento. No lo saben todavía, pero ellos van a pagar por él. Son un gran pueblo y grandes líderes, pero van a pagar por el muro” sentenciaría el abanderado por el partido republicano, en medio de aplausos y vítores por parte de sus correligionarios.

En el encuentro con la prensa, llamó la atención como se le vio a Peña Nieto, un tanto pensativo, serio, durante el mensaje que se ofreció a más de 200 representantes de los medios de comunicación tanto de México, de los Estados Unidos, de otros países latinos y de Europa.

La encuesta que publicó el citado diario de la capital del país, en relación a dicho evento fue por demás contundente.

En la pregunta, ¿Cree usted que fue un error del Presidente, haber invitado a Trump? Un 85% respondieron que sí.

La otra pregunta fue:

¿Considera que haber recibido a Trump debilita al gobierno mexicano? El 72%? Contestaron que sí.

Pero más allá del resultado de estas consultas, por donde se le vea, al gobierno que encabeza, Quique Gaviota, le falló la apuesta de invitar a Donald, dizque a platicar con Enrique Peña Nieto.

DONALD TRUMP

La culpa, indudablemente no es del candidato republicano, ya que él aprovechó al 100 por ciento, sacar raja electoral de su visita a México, pretendiendo ganarse las filias de los votantes latinos, que son poco más de once millones del otro lado del Río Bravo, una vez que se tomó la foto por demás sonriente, con su amigou mexicano.

Las cuentas de dicha visita, nomás no se entienden entre los coequiperos del gabinete del mexiquense. Pues unos a otros se echan la bolita, sobre quien es el responsable de este craso error, que terminará por cobrarle la factura a EPN, en las próximas elecciones del 2017 y no se diga del 2018, en caso de que gane las elecciones de aquella Nación, la abanderada demócrata, Hillary Clinton.

Algunos se fueron con todo en contra de la canciller, Claudia Ruiz Massieu, no obstante que en la Secretaria de Relaciones Exteriores, insisten que a ellos los tomó por sorpresa la visita de Trump, y que los responsables están en otra parte del gabinete, en ese contexto, la cadena de televisión, CNN, dejó entrever que el responsable de la visita de Trump, habría sido, el mismísimo secretario de Hacienda, Luis Videgaray Caso. En algunos sectores del gobierno de Barak Obama, se especuló que quien tuvo mucho que ver fue, Francisco Guzmán, jefe de la Oficina de la Presidencia de la República.

Al final de cuentas quien tuvo que cargar con todas las críticas y los cuestionamientos sobre este grave error, fue el mismo jefe de la Nación, Enrique Peña Nieto. Mientras que el magnate norteamericano, siguió atizándole al asunto del muro en Arizona.

Lo que una vez más se asomó con toda su fuerza, como todo el gabinete peñanietista dejó  solo chiflando en la loma al inquilino de Los Pinos, ante el alud de ataques y de memes en las redes sociales por el encuentro con el candidato republicano.

Y sino fíjese usted  porque decimos lo anterior, ya que las cuentas de Twitter de los secretarios, Miguel Osorio Chong, Luis Videgaray Caso, José Antonio Meade, y desde luego de la propia secretaria de Relaciones Exteriores, Claudia Ruiz Massieu, lucieron por demás calladas. ¿Será por aquello de que silenciosos se ven más bonitos”.

Que diferentes hubieran sido las cosas, si aprovechando la presencia de los medios de comunicación, de los periódicos más prestigiados de los Estados Unidos, como el New York Times, The Washington Post, Los Ángeles Times, Wall Street Journal, etc, el titular del Ejecutivo Federal, le hubiera soltado algunas palabras a su “incómodo” visitante tales como:

 “Señor Donald Trump, con el respeto que usted me merece, pero si quiero ser muy enfático y contundente: el muro que usted pretende levantar para detener la migración de nuestros connacionales, a quien usted ha calificado de criminales y violadores, lo van a pagar los Estados Unidos, no los mexicanos”. Es muy probable que hasta los mismos secretarios que,  lo acompañaban se habrían levantado de sus asientos, incluidos hasta los mismos colegas.

Pero no,  le salió lo timorato, lo pusilánime.

Que patético, que EPN, lo haya invitado para darle un foro que no se merece, así como hacer proselitismo contra los mismos mexicanos, a costa de México. Decía alguien por ahí, que “era irónico traer a la casa de uno, a quien la pisotea, se orina en el jardín, y como colofón, patea a nuestro perro”.

El prestigiado historiador y escritor, Enrique Krause, quien estaba demudado, cuando fue entrevistado por Carlos Loret de Mola, sin andarse por las ramas, directo, subrayaría sobre la visita de Trump:

 “A los tiranos no se les apacigua, se les enfrenta” y agregaría:       

 “Es como si invitaras a tu casa a quien golpea a tus hijos, o al vecino quejumbroso que levanta la barda colindante para no verte a ti, ni a tu familia, a quienes ha llamado públicamente ladrones, asesinos, violadores”.

¿Qué ocurrirá, si gana las elecciones presidenciales del mes de noviembre, la candidata demócrata, Hillary, Rhodam Clinton, como es más que previsible.

¿En qué papel quedará Peña Nieto?

Si el perfil de aceptación del presidente de México, anda en estos tiempos,  por el orden de un 23%  ¿Qué ocurrirá con este papelón que acaba de hacer el encopetado personaje de Los Pinos? ¿Llegara el índice de aprobación hasta un dígito? Que triste. Que lamentable.

¿Cuánto afectará este capítulo a los priistas que andan por la calle de amargura en las elecciones del 2017, no se diga en las del 2018, cuando ya vaya de salida, Peña Nieto......Quizás sea el último clavo en el ataúd que le faltaba al actual régimen en el poder. Al tiempo, al tiempo...

ANTONIO PAYAN GOMEZ

Ya cayó el primero de los medios de comunicación que se la habían jugado abiertamente con el frustrado candidato del PRI a la gubernatura de Chihuahua, Enrique Serrano Escobar, en los pasados comicios del 5 de junio. Se trata de La Crónica, periódico matutino, que regenteaba, Antonio Payán Gómez, uno de los cancerberos preferidos por el inquilino del palacio de gobierno para golpear a los enemigos del actual régimen. La Crónica, que llevaba poco más de tres años en circulación, propiedad de los Kahwagi Gastine, nunca pudo despegar no obstante que en su arranque estuvo más que presente, César Duarte, y el propio, edil de Chihuahua, Javier Garfio Pacheco, responsables de la administración estatal y el municipio de Chihuahua, , de donde se sostendría principalmente dicho matutino. El rotativo desde un principio careció de lo más importante que debe de tener un medio de comunicación: credibilidad. Harto difícil, porqué su cordón umbilical venia de la ubre estatal, de donde salía el fuego amigo, contra todo lo que oliera a PAN, y no se diga al candidato, Javier Corral Jurado, a quien lo veían chiquito y orejón. Juraba y perjuraba en sus quimeras futuristas, “El Duque de Haciendas Santa Fe”, o sea, Antonio Payán, que una vez que ganara la elección, Serrano, y Duarte, se instalará en el equipo de Peña Nieto, no habría problema alguno para sostener un diario que, los exigentes lectores, nunca le confiaron ni un ápice de lo que decía. Estaba identificado como un periódico zalamero, lambiscón, de lo que se le ordenaba desde palacio de gobierno. Lo mismo resaltaba los “grandes logros duartistas” como también para golpear a las administraciones panistas, que no se plegaban a los intereses de su jefe y mecenas, César Duarte. Para su desgracia, como reza la canción de Emmanuel; “Todo se derrumbó”. Ayer primero de septiembre, fue su última que circuló. Sabían que nada bueno les esperaba en los próximos meses, una vez que Corral Jurado, el próximo 3 de octubre se convierta en el sucesor de César Duarte, y lo más grave: en la pesadilla que lo perseguirá por cielo, mar y tierra, hasta que no lo vea en la cárcel como prometió muchas veces en su periplo partidista. ¿Cuantos directores de medios estarán en tesitura similar? que se fueron “jefes” en contra de Javier Corral, de quien nunca, pero nunca se imaginaron que fuera a dejar tendidas a las hordas del tricolor, y por ende a Serrano y su amo, César Duarte. ¿Cuantas páginas digitales que no saben nada de periodismo, pero de cobrar y meter facturas con precios caros, si saben, cerrarán para siempre sus ediciones. Muchos. Pero muchos.  Más adelante, les prometo a mis fieles cuatro lectores, revelar los montos en pesos y centavos de lo que recibía en gobierno del estado, en el Congreso, en la presidencia y en la UACH.

JAVIER CORAL JURADO

Payán, era un príncipe, para cobrar sus embutes publicitarios a precio de oro, no obstante que el tiraje del rotativo en mención no pasaba de los 5 mil ejemplares diarios, que en su inmensa mayoría iban a parar a la basura, pues se regresaba casi en su totalidad. Ni regalado lo querían.. ¿Por qué seria? Seria acaso,  ¿por arrastrado y lamebotas?

Se vale la réplica Sr. Antonio Payán, ya que usted no me ha querido dar  la oportunidad de medirnos como hombres como alguna vez se lo dije en su cara.  Y, así me quite usted lo hablador...

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016 
visivatek

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio