Fecha: 01-04-19

 

*Puebla y Baja California, ¿nuevos bastiones de Morena?

*Alfredo, El Caballo, Lozoya, ¿financiado por el crimen?

Por: Juan Antonio Torres

Luis Miguel Gerónimo Barbosa Huerta

                                        El calendario electoral para este 2019, empezó a moverse desde este domingo, día último del mes de marzo en dos entidades hasta hoy plazas gobernadas por el Partido Acción Nacional, como lo son Puebla y Baja California, que podrían pasar al feudo de Morena, porqué el PRI, y el PRD, que quedaron al borde de la extinción en los comicios pasados del 1 de julio, no tienen la mínima posibilidad de figurar en esas dos entidades.

                                       Por primera vez ambos estados, estarán efectuando sus elecciones para renovar las gubernaturas bajo el predominio de un régimen federal, distinto al que siempre habían controlado gobiernos emanados del PRI, y del PAN.

                                       También en Durango, Quintana Roo, Tamaulipas y Aguascalientes habrá campañas con aroma electoral, solo que para elegir alcaldes y diputados locales.

                                     En este contexto, habrá que recordar que Baja California, se erigió como el primer estado que fue gobernado por Acción Nacional, a manos de Ernesto Ruffo Appel, en 1986, desde esa fecha fatídica para los priistas, el blanquiazul se ha convertido en un partido hegemónico en aquellas latitudes, que hoy están siendo carcomidas por el flagelo de la violencia, la inseguridad y una pésima administración al mando de Francisco “Kiko” Vega, al que se le señala por innumerables hechos de corrupción.

                                  El candidato de AN, será José Oscar Vega Marín, mientras que, por Morena, lo hará el ex senador, Jaime Bonilla Valdés, en tanto que por el partido del Sol Azteca, les jugará las contras, el otro Jaime, Martínez Veloz.

                                 Hoy, como nunca se anticipa una elección por demás reñida entre las huestes del PAN, y las del Movimiento de Regeneración Nacional-(Morena) que quiere arrebatarle el poder a un estado, que por más de 3 décadas y tres años no sabe lo que es perder una elección a nivel de jefe del Ejecutivo estatal.

                                Conformada por 5 municipios- Mexicali, la capital- Tijuana, Ensenada, Rosarito y Tecate- Baja California en el norte del país, y Guanajuato en el Bajío, hasta hoy se han consolidado como los territorios donde el PAN, no les ha permitido a otros partidos que le arrebaten las gubernaturas.

Martha Érika Alonso Hidalgo

                                En lo que concierne a Puebla, donde se efectuarán comicios extraordinarios tras la muerte de la gobernadora electa, Martha Ericka Alonso, a los pocos días de que se le había reconocido el triunfo electoral, destaca el hecho de que el candidato de Morena, Luis Miguel Barbosa Huerta, repetirá como abanderado de ese instituto político, no obstante que enfrentó un furibundo embate mediático por parte del senador morenista, Alejandro Armenta, apadrinado por el coordinador de la bancada morenista de la Cámara de Senadores, el zacatecano, Ricardo Monreal Ávila, quien le quiso jugar a las vencidas a la jerarca del CEN de Morena, Yeidckol Polevnsky, quien siempre apoyó a Barbosa, y el que contó para su buena suerte con la bendición del huésped de palacio nacional.

                                    Nada más, pero nada menos.

                                   Así pues, no será novedoso señalar que los ojos del país, estarán puestos en los comicios extraordinarios de Puebla, por qué esa entidad, si es ganada por Morena y su abanderado, Miguel Barbosa, se convertirá en un región estratégica, para las elecciones presidenciales del todavía lejano 2024, habida cuenta que el instituto fundado por AMLO, ya tiene bajo su dominio, el gobierno de la Ciudad de México, y desde luego, Veracruz, que les arrebataron a los perredistas y los panistas, respectivamente.

Andrés Manuel López Obrador

                                    Por la alianza, PAN, PRD y MC, contenderá el economista, Enrique Cárdenas Sánchez, un respetable profesionista quien nunca ha militado en ningún partido político. Se graduó en el Instituto Tecnológico Autónomo de México- ITAM-.

                                     Será pues, el relevo emergente que sustituirá a la extinta gobernadora Martha Ericka Alonso Hidalgo, emanada del PAN. Por el PRI, hará lo propio, Alberto Jiménez Merino, quien prácticamente irá como un candidato que de testimonio de los comicios que se abran de pelear palmo a palmo, morenistas y panistas.

                                   Luis Miguel Barbosa Huerta, tendrá la tarea de demostrarle a propios y extraños, pero sobre todo a la jefa de Morena, Yeidckol Polevnsky, de que la decisión y la confianza de apoyarlo, una vez más, será con el propósito inequívoco de ganar la contienda de manera contundente y transparente que, no se preste a dudas de un cuestionable triunfo.

                                Barbosa, ya debió de haber aprendido de no caer en los excesos de confianza o en un triunfalismo trasnochado que daban por un hecho consumado, cuando la triste realidad le jugó una ruda sorpresa, perdiendo la contienda de forma por demás apretada.

Francisco Vega de Lamadrid

                                 Se anticipa que es mucho más factible la posibilidad de que Morena gane en Puebla, antes que lo haga en Baja California, donde el panista, Kiko Vega, se juega la vida, pues de perder el PAN, pocos dudarían que una vez instalado en el poder, Jaime Bonilla, intentaría por todos los medios llevar ante la justicia a su antecesor, quien ha asegurado que Morena, no les va a quitar la gubernatura, como ni lo han podido hacer los prietas en poco más de 33 años.

                               ¿Puebla para Morena? ¿Baja California para el PAN?

                               ¿O las dos gubernaturas para Morena?

                                Sería un terrible golpe para la incipiente gestión al frente del PAN, del michoacano, Marko Cortés.

                               De llevarse el triunfo en las dos entidades Morena, sería el tiro de gracia para las hordas del PAN, que andan todavía a estas alturas llorando por lo que perdieron el uno de julio.

Jaime Bonilla Valdez

POSDATA.

SON muy insistentes los rumores que se han desatado desde hace unos meses en el sentido de que el edil de “la capital del Mundo” Hidalgo del Parral, Alfredo El Caballo Lozoya, quien presume a diestra y siniestra “las innumerables obras de alto impacto social que ha desarrollado en los dos años y meses que lleva como tal, estarían siendo financiadas por los chicos malos del crimen organizado en aquella colonial ciudad. Es un secreto a voces lo que se dice del alcalde de extracción independiente.

    Dicen los que saben, que le están armando un voluminoso expediente para cuando se acercan los tiempos de las elecciones para gobernador en el 2021.

    El Caballo, se siente candidateable, disque, porque los dos diarios de la capital del Estado, El Diario y el Heraldo, ambos de Chihuahua capital, lo exhiben entregando apoyos a los grupos más vulnerables e inaugura obras de impacto social en las colonias más depauperadas de Parral.

   Lo que no ha ponderado Lozoya, es que le están guardando muchas cosas sus enemigos políticos, que no son poca cosa, para más adelante moverle el tapete por las relaciones peligrosas que ha hecho con integrantes de la delincuencia organizada, para que se olvide de buscar la gubernatura. Los políticos oriundos de esa región dejaron muy mal precedente como para pensar que nuevamente un parrralense les va a querer ver la cara una vez más.

   El Cuaco, Lozoya, va a pegar un reparo, cuando lo exhiban como un pillo, presuntamente ligado a los malandros de La Línea o del Chapo Guzmán.

   Por lo pronto que siga gastando el dinero del municipio en publicidad para que lo sigan “engrandeciendo” sus amigos del Heraldo y el Diario...

   Pero que se le puede pedir a un edil que su municipio apenas representa el 3 % del padrón electoral, mientras otros precandidatos de Juárez y Chihuahua representan un 40% y un 25% respectivamente, como es el caso del flamante senador por Morena, Cruz Pérez Cuéllar, que representa por Juárez el mayor padrón electoral de la entidad, mientras que la alcaldesa de Chihuahua, Maru Campos representa el 25% de los votantes.

                              


   

!-- Esta es la línea de código de los botones de compartir -->

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio