Fecha: 01-04-17

*Edgar Veytia, asesta tiro de gracia al PRI en Nayarit.

Por: Juan ANTONIO TORRES
 
Edgar Veytia Cambero

Si el PRI estaba al borde de la derrota en las elecciones para gobernador del próximo 4 de junio en Nayarit, la entidad que desgobierna, el tricolor, Roberto Sandoval, con la captura de su fiscal general, Edgar Veytia Cambero en San Diego, California por sus turbios vínculos con el crimen organizado le asestó sin duda alguna el tiro de gracia a lo que le quedaba de credibilidad a ese régimen de gobierno.
                                                                           Podría decirse que ese incidente que exhibió la podredumbre de una administración que se está cayendo a pedazos, fue la gota que derramó el vaso, para que el imaginario pensante en el contexto nacional, se percatara una vez más como se las gastan los gobiernos emanados de la otrora maquinaria invencible del tricolor.
                                                                           Los priistas andan de boca en boca, pero no por cosas buenas, sino por los escándalos de corrupción en los que están más que señalados ex gobernadores emanados de ese instituto político, tales como, Javier Duarte, de Veracruz; Roberto Borge de Quintana Roo, y por supuesto, el ex mandatario de Chihuahua, César Horacio Duarte Jáquez, personajes putrefactos que dejan mal parado al PRI, que andan sueltos por obra y gracia del inquilino de Los Pinos, el Quique Gaviota, quien fue financiado con muchos millones de dólares para su campaña cuando los dos Duarte y Borge, partían el queso como virreyes, como dictadorzuelos, que se hincharon no solo de poder, sino de todo lo que podían saquear, de forma grotesca y burla, con empresas fantasma que inventaron para favorecer a sus fieles testaferros y no se diga, a sus familiares.
                                                                       Pues bien, la aprehensión a principios de esta semana del abogado de los nayaritas, por parte de elementos del FBI, del ex fiscal, Veytia Cambero, quien era un funcionario de todas las confianzas de Sandoval, encendió las alarmas, o mejor dicho, los focos rojos en Nayarit, desde luego que del PRI, el cual se ubicaba en el segundo lugar de las preferencias, por debajo de Antonio Chavarría, el abanderado de la alianza, PAN-PRD.


Roberto Sandoval




                                                                     Pero más allá de la cuestión electoral, más allá de como esté la intención del voto de los electores que, a todas luces se va encarrilando para que la oposición se alce con un triunfo en esa entidad, donde ha perdido el Revolucionario Institucional, lo que será histórico,e inédito, lo que llama la atención es como Edgar Veitya, se las ingenió para tejer su red criminal con la gente de El Chapo, Guzmán, y con el Cartel de Jalisco Nueva Generación. A las dos bandas les trabajaba todo lo que tenía que ver con el trasiego de anfetaminas, cocaina, procedentes de Colombia, Perú y Bolivia, y que ingresaban por el puerto de Manzanillo, donde se almacenaban para de ahí, moverlas por tierra y aire a la Unión Americana.
                                                                       No debe sonar a exageración que quien lo puso en la picota, fue El Chapo, Guzmán, a cambio de muchas cosas, desde luego. Era sabido que en toda la zona del Pacífico, el Zar de la Droga, era sin duda, el hombrecillo nativo de Badiraguato, Sinaloa. Nayarit, Colima, Jalisco, Michoacán, las dos Bajas, Sonora y buena parte de Chihuahua, eran sus dominios.
                                                   No por nada eran grandes amigos, o grandes socios, vaya usted a saber, César Duarte y Roberto Sandoval. Buena parte del ganado del ballezano fue a parar a los ricos hatos de aquella entidad, donde Sandoval y Veytia, llevaban mano.



El Chapo, Guzmán





                                                   No debe sonar a sorpresa que lo que hacia con poder y autoridad el fiscal caído en desgracia en Nayarit, lo hacia en Chihuahua, Jorge González Nicolas, no por nada, una de las hijas gemelas de Duarte, andaba de novia con el hijo mayor del ex fiscal de Chihuahua. Cuando efectuaban sus viajes en el avión propiedad del gobierno estatal a los Estados Unidos, no solo viajaban ellos, César y Berthita, una de sus hijas, el propio ex fiscal, su vástago mayor, sino se presume que también movían grandes cantidades de dinero en efectivo que recibían de los narcos así fueran de La Línea o del Cártel de la Federación, que comandaba por supuesto, Guzmán Loera.
                                                     De acuerdo a lo que se manejó en los diarios de circulación nacional, como Reforma, Excélsior, el ahora narco- fiscal, durante su gestión el Cartel Jalisco, Nueva Generación, hizo de esa entidad, su guarida y centro de operaciones, según información de las Fuerzas Armadas, que pidieron el anonimato.
                                                   La organización de Nemesio Oseguera, alias El Mencho, usaba Nayarit para procesar heroína y metanfetaminas en laboratorios clandestinos muy similares a los que había instalado tiempo atrás en Michoacán.
.                                                  Se sabe que los principales lugartenientes de Oseguera, habían elegido para vivir sin que nadie los molestara, en Nayarit, específicamente en puntos como Tepic, Xalisco, Bucerías, San Blas, Bahía de Banderas y Nuevo Vallarta, con la bendición de Edgar Veytia, y su jefe inmediato, el gobernador priista, Roberto Sandoval Castañeda, a quien ahora le exigen que renuncie a su cargo.
                                                   El ex fiscal detenido en los Estados Unidos, era un tipo peculiar al que siempre le gustaba ceñirse la pistola en la cintura, al mismo que recuerdan que una vez recibió una comitiva del PAN y del PRD con tanquetas instaladas afuera del palacio de gobierno, mandándoles un claro mensaje, a lo que se atenían si se brincaban las trancas, recordó el diputado federal del partido del Sol Azteca, Guadalupe Acosta Naranjo.



Jorge González Nicolás





                                               Si antes de la captura del ex fiscal, Edgar Veytia, el candidato del PRI, a la gubernatura Manuel Cota Jiménez, estaba en el segundo lugar de las preferencias electorales, con lo que le pasó al hombre de todas las confianzas del mandatario, Roberto Sandoval Castañeda, lo pondrá en una grave tesitura, sino también a los candidatos a alcaldes por Tepic, Carlos Saldate Castillón y de Bahía de Banderas, Héctor Santana Garcia, personeros que fueron impuestos por el hombre encargado de procurar e impartir justicia en aquella entidad, que lo más seguro, es que ya no regrese a la tierra que le dio tanto, pero tanto dinero a manos de los mañosos.
No es el único, sino habrá que recordar a César Duarte y sus principales testaferros como Jorge González Nicolas, y el extinto, Carlos Hermosillo, quien personalmente le compraba ranchos con pacas de efectivo y en puro billete color de rana. Que desde luego que no eran porque le hubiera pegado al gordo de la Lotería Nacional, sino porque le pasaba cada mes, el sombrero  a los malosos que decía combatir, pero de dientes para fuera.
           


César Duarte y Bertha Gómez de Duarte




POSDATA.
No son pocos los que me han preguntado, oye Tony, ¿crees que también vaya a ser detenida, la señora, Bertha Olga Gómez Fong, una vez que atrapen al ballezano, César Duarte, por los diversos delitos que se le persigue? No me ha quedado otra respuesta, más que reconocer que si. Por lo que tiene que ver con el Banco Union Progreso, donde eran socios, ellos dos y el ex secretario de Hacienda, Jaime Herrera. Pero además por los depósitos millonarios en dólares que le hizo el “galeno” ex secretario de Salud, Pedro Hernández Flores, quien además le hizo regalos por demás costosos, como relojes de reconocidas marcas..¿Estarán preparados los hijos de César y Bertha cuando esto ocurra?


 

 Derechos Reservados www.dossier.com.mx © 2005-2016
visivatek

ContactoExpresion de la criticaContrapoderInicio